Prepara un plan familiar de evacuación de la vivienda en caso de incendio

¿Tu vivienda cuenta con un plan de evacuación?

Niños saludando a un camión de bomberos

Si ocurre un incendio en tu vivienda, no tendrás mucho tiempo para reaccionar. La inhalación de humo puede llegar a ser agobiante para un niño o un adulto en menos de dos minutos. Prepárate haciendo un plan de evacuación en caso de incendio con tu familia para que todos salgan de la vivienda de forma rápida y segura.

Un mapa, un plan, una tarea

Primero, dibuja un mapa del plano de tu vivienda. Organiza una reunión familiar y familiariza a tus hijos con el mapa, señalando dónde está cada habitación de la vivienda. Pegar una foto de cada miembro de la familia dentro de su habitación respectiva en el mapa puede ayudar a los niños más pequeños. Una vez que tus hijos entiendan el mapa, dibuja una línea roja desde cada habitación para mostrar la ruta de salida. Si es posible, dibuja una ruta de salida alterna de cada habitación a través de una ventana, en caso de que la ruta principal esté bloqueada. Luego, designa un lugar de encuentro al aire libre para que la familia se reúna a una distancia segura de la vivienda, como el buzón, y dibuja ese lugar en el mapa. Coloca el plan de evacuación en el refrigerador para mantenerlo fresco en la mente de su familia.

Todos en tu familia deberían tener asignada una tarea o responsabilidad en caso de una evacuación. Los niños más pequeños solo deben enfocarse en salir según la ruta de escape. Ten a un adulto que sea responsable de que los niños y las mascotas salgan de manera segura. A los niños con edad suficiente se les puede asignar que llamen al 9-1-1 una vez que estén afuera, o alertar a un vecino para que llame. Esto les ayudará a ver que son una parte importante del plan y que deben tomarlo en serio.

Enseña técnicas de seguridad

Define, paso a paso, lo que esperas que tus hijos hagan. Enséñales a mantenerse cerca del piso, moviéndose sobre sus manos y rodillas, si hay humo en su habitación. Para evitar la inhalación, indícales que se cubran la cara con una camisa o una funda de almohada. Muéstrales cómo gatear hasta la puerta de su dormitorio y tocar la perilla de la puerta primero. Si está caliente, deben pararse junto a su ventana y agitar una camisa. Si no está caliente, deben salir por la puerta y salir de la casa hacia el lugar de encuentro afuera. Nunca deben intentar recoger juguetes ni objetos personales, ni buscar a sus padres, hermanos o mascotas. Seguir el plan de evacuación para salir con seguridad es lo más importante.

Realiza simulacros

Deja que tus hijos escuchen cómo suena un detector de humo cuando se activa. Diles que sigan el plan de escape en caso de incendios cada vez que oigan el pitido del detector de humo. Practica esto con simulacros periódicos de incendios. Activa el detector de humo y trabaja con tus hijos para que no olviden lo que se supone que deben hacer. Si tienen problemas, muéstrales el mapa y repite el plan hasta que lo hayan dominado. Con suficientes simulacros, puedes evitar el pánico y la confusión si un incendio real sucede en la vivienda.

Divulgaciones

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.