Pasar al contenido principal

Comienzo del contenido principal

¿Son seguras las cobijas eléctricas?

Antes de enchufar tu acogedora cobija eléctrica, almohadilla con calefacción para colchón, o incluso una almohadilla con calefacción para mascotas, ten en cuenta estos consejos de seguridad.

Una mujer disfruta su chocolate caliente mientras se cubre con una cobija eléctrica.

Las cobijas eléctricas y almohadillas con calefacción te brindan comodidad durante los días fríos y los meses de invierno. Sin embargo, podrían representar un riesgo de incendio si no son utilizadas correctamente.

Consejos de seguridad para cobijas eléctricas

  • Verifica la etiqueta del producto. Asegúrate de que tu cobija eléctrica esté certificada por un laboratorio de pruebas reconocido a nivel nacional, como Underwriters Laboratories.
  • Revisa los llamados a revisión de seguridad. También puedes revisar el Consumer Product Safety Commission para asegurarte de que tu cobija o almohadilla eléctrica no haya sido retirada del mercado.
  • Mantén plana la cobija eléctrica mientras la uses. Las áreas arrugadas o plegadas pueden crear y atrapar demasiado calor. Tampoco pliegues una cobija eléctrica alrededor del colchón.
  • Cámbiate a una más moderna que se apague sola. Si tu cobija no tiene un temporizador, apágala antes de dormir. Las cobijas eléctricas no son seguras como para dejarlas prendidas toda la noche mientras duermes.
  • Ten en cuenta el tipo de cama que tienes. Nunca utilices una cobija eléctrica sobre una cama de agua o ajustable, sofá cama, sillón reclinable o cama tipo hospital.
  • Utiliza una a la vez. Nunca uses una cobija eléctrica y una almohadilla con calefacción para colchón al mismo tiempo debido al riesgo de sobrecalentamiento.

Preocupaciones sobre la seguridad de las cobijas eléctricas

  • No utilices una cobija vieja. Probablemente sea mejor deshacerte de las cobijas que tengan 10 años o más. Sin importar su condición o de si notas o no cualquier desgaste, es posible que los elementos internos estén deteriorándose por el uso y por su antigüedad. Las cobijas más nuevas son menos propensas a desgastarse, y la mayoría funcionan con reóstatos. Un reóstato controla el calor midiendo tanto la temperatura de la cobija como la temperatura corporal del usuario.
  • No coloques nada sobre la cobija. Esto te incluye a ti, a menos que la cobija eléctrica esté diseñada para acostarse en ella. Sentarse sobre la cobija eléctrica puede dañar sus alambres eléctricos.
  • No utilices el ciclo de centrifugado en la lavadora. La acción de torcer, tirar y girar del ciclo de centrifugado puede hacer que los alambres internos de tu cobija se retuerzan o se dañen. Obtén más consejos sobre cómo lavar una cobija eléctrica y nunca las laves en seco.
  • No permitas que las mascotas se acerquen a tu cobija. Las garras de los gatos o perros pueden causar rasgaduras o desgarres, los cuales podrían exponer el cableado eléctrico de la cobija y crear un riesgo de descarga eléctrica e incendio para tu mascota y para ti. Si no puedes mantener a tu mascota alejada, considera comprarte una cobija de bajo voltaje o una almohadilla con calefacción para tu gato o tu perro.
  • No pases cables debajo de tu colchón. Es tentador mantener los cables ocultos, pero pasarlos por debajo del colchón crea fricción que puede dañar el cable o atrapar calor en exceso.

Cómo guardar una cobija eléctrica de manera segura

  • Guarda los cables. Desenchufa los controles de la cobija eléctrica y la pared. Coloca la unidad de control y el cable en una bolsa de almacenamiento pequeña.
  • Enrolla o dobla sin apretar. Enrollar es lo mejor, pero si tienes que doblar, dobla la cobija o almohadilla térmica sin apretar, evitando dobleces y pliegues marcados ya que se deshilachan y crean un riesgo de incendio.
  • Usa una bolsa de almacenamiento. Coloca la cobija eléctrica en una bolsa de almacenamiento y pon encima la bolsa pequeña con la unidad de control.
  • Almacénala en un estante. Guarda la bolsa con la cobija eléctrica pero no pongas nada encima para evitar que los alambres se plieguen.

¿Son malas las cobijas eléctricas para ti?

Hay varios riesgos médicos, incluyendo:

  • Diabetes. Las cobijas eléctricas pueden causar sobrecalentamiento y quemaduras, especialmente si tienes diabetes.
  • Aborto espontáneo. El uso de cobijas eléctricas durante los primeros meses de un embarazo puede incrementar el riesgo de un aborto espontáneo.
  • Cáncer. Los aparatos eléctricos emiten un campo electromagnético (EMF por sus siglas en inglés) que, con el tiempo, podría causar cáncer.

Cuando se utilizan de manera correcta, las cobijas eléctricas ayudan a reducir la temperatura de tu termostato sin sacrificar la calefacción o la comodidad. Sin embargo, esto solo es cierto si la cobija o la almohadilla eléctrica está bien cuidada y se utiliza correctamente.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.





También importante

Artículos del hogar que crean riesgos sorpresivos

Artículos del hogar que crean riesgos sorpresivos

Algunos riesgos de seguridad en el hogar te pueden sorprender y es importante conocer a algunos de los culpables para prevenir accidentes en tu vivienda.

Cómo prevenir las quemaduras infantiles

Cómo prevenir las quemaduras infantiles

Los niños pueden quemarse de muchas maneras. Éstas son algunas medidas que puedes tomar para prevenir quemaduras infantiles.

Artículos relacionados

Causas y prevención de la intoxicación por monóxido de carbono

Causas y prevención de la intoxicación por monóxido de carbono

El monóxido de carbono es tóxico para humanos y animales. Conoce las señales de advertencia para prevenir la intoxicación por CO.

Crea hoy mismo un plan de evacuación en caso de incendio

Crea hoy mismo un plan de evacuación en caso de incendio

Los incendios se esparcen más rápido de lo que mucha gente piensa. Un plan de evacuación familiar en caso de incendio puede ayudar. ¡Aprende hoy mismo cómo crear uno y practica!

Consejos de seguridad para prevenir incendios en el hogar

Consejos de seguridad para prevenir incendios en el hogar

Un incendio en tu hogar puede devastar a tu familia y a tu propiedad por igual. Aumenta tu preparación contra incendios con estos consejos básicos de seguridad y prevención contra incendios.