Qué es lo que revisa un inspector de vivienda y qué no está incluido

Qué se inspecciona y qué no durante una inspección de vivienda

Ready to buy? Better call the inspector

Una casa es probablemente la compra más grande que harás en tu vida así que cuando compres una casa es importante estar seguro de que tu posible nueva casa tenga una inspección de vivienda apropiada antes de que firmes los papeles. Conseguir un inspector de vivienda capacitado puede ser un primer paso importante.

Un inspector de vivienda es un profesional capacitado que inspecciona visualmente la estructura y los componentes de una vivienda y busca si hay algún problema inmediato o potencial. Ellos te proporcionan un informe por escrito con una descripción de las áreas con problemas y podrían incluir recomendaciones para una evaluación futura.

Puedes revisar el informe con tu agente de bienes raíces para decidir cómo los resultados podrían afectar la compra de tu posible vivienda.

Qué inspeccionan

Los requisitos de las inspecciones de vivienda varían mucho de estado a estado pero la American Society of Home Inspectors (ASHI) tiene una página de estándares de práctica que describe los estándares mínimos y uniformes que debes esperar de una inspección. Ellos incluyen lo siguiente:

  • Elementos estructurales: Construcción de cimientos visibles, evidencia de hundimiento o inclinación de la estructura y alineación de ventanas.
  • Seguridad: Funcionamiento de alarmas de incendio y monóxido de carbono, de rociadores de incendio; condición de escaleras, pasamanos y barandillas y abridores de puerta de garaje.
  • Terrenos: Filtraciones del pozo séptico, drenaje apropiado y condición de la entrada al garaje de la casa, cercas y aceras.
  • Techo: Condición de las tejas, cualquier reparación/parche para techos planos, respiradores limpios, daños a las chimeneas y canalones funcionando apropiadamente.
  • Superficies exteriores: Espacio libre adecuado entre el piso y el material de revestimiento de pared, condición de la pintura o revestimiento de pared exterior y luces y enchufes eléctricos funcionando apropiadamente.
  • Ático: Suficiente aislamiento, ventilación apropiada y cualquier señal de goteo o daños causados por agua.
  • Tuberías interiores: Tubos no dañados ni goteando, temperatura de agua caliente apropiada así como inodoros funcionando, fregaderos, tinas de baño y regaderas.
  • Sistema eléctrico: Condición y tipo del cableado visible conforme a los estándares y funcionamiento adecuado de caja de fusibles, enchufes, lámparas y ventiladores.
  • Electrodomésticos: Funcionamiento apropiado de estufa, lavaplatos, refrigerador, microonda, lavadora de ropa y secadora y cualquier otro electrodoméstico.
  • Sistemas de calefacción y de refrigeración: Condición de la caldera, aire acondicionado (si permite la temperatura), calentador de agua y chimenea.
  • Sótano: Cimientos sólidos, paredes y pisos sin señales de filtración o daños causados por agua.
  • Garaje: Cimientos sólidos, ventanas, cielo raso, armazón y techo; abridor de puerta de garaje funcionando; sistema eléctrico conforme a los estándares; y funcionamiento apropiado de enchufes.

Qué no inspeccionan

De nuevo, aunque hay una variación en lo que los inspectores revisan, hay áreas que generalmente no están cubiertas por una inspección de vivienda. Si sospechas de cualquier problema o asunto en las siguientes áreas, podrías querer programar una evaluación de un especialista certificado:

  • Control de plagas
  • Piscinas
  • Asbesto
  • Gas radón
  • Pintura con contenido de plomo
  • Moho tóxico

Encuentra un inspector de vivienda

Asegúrate de estar cómodo con el inspector de vivienda que elijas. Ellos son extremadamente importantes y pueden ayudarte a detectar y evitar dificultades graves en el proceso de compra de la vivienda.

  • Habla con tu profesional de bienes raíces. Podría recomendarte a un inspector de vivienda en el que confíe y con el que haya trabajado en el pasado.
  • Pregunta a amigos y familia. Si sabes de alguien que recientemente haya pasado por el proceso de comprar vivienda, ellos podrían tener una buena recomendación.
  • Busca afiliaciones acreditadas. Los clientes deben buscar a un inspector que tenga una afiliación con grupos tales como el National Institute of Building Inspectors, la American Society of Home Inspectors y la International Society of Certified Home Inspectors. Estas son algunas asociaciones de inspectores con mejor reputación y sus sitios web tienen un servicio de "encuentra un inspector" para ubicar a un miembro en tu área.

Hacer una compra mayor tal como una casa necesita un equipo dedicado. Aparte de tu profesional de bienes raíces y prestamista, un inspector de vivienda es crucial para ayudar a asegurar que tu grupo está completo. Asegúrate de entender acerca del proceso y de encontrar un inspector de vivienda en el que puedas confiar.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda a riesgo del propio usuario, se proporciona sólo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.