Pala de nieve junto a la puerta del garaje.

Cómo preparar para invierno una vivienda

Preparar tu vivienda para invierno, para protegerte de la nieve y de temperaturas bajo cero, puede ayudar a que tu vivienda soporte los altibajos de los estados de ánimo erráticos de la Madre Naturaleza.

No importa donde vivas, el invierno puede ser señal de un bajón de temperaturas y la posibilidad de fenómenos meteorológicos impredecibles, incluyendo varias pulgadas de nieve y hielo peligroso. Preparar la casa para el invierno, desde ambientes que esperan nieve y temperaturas bajo cero durante meses hasta regiones que pasan por enfriamientos y precipitación impredecible, puede ayudar a que tu vivienda esté lista para la temporada.

Consejos para preparar el interior de tu vivienda para el invierno

Las comodidades de un hogar acogedor y cálido en el invierno pueden ayudarte a olvidar los días cortos y las múltiples capas de ropa. Estos consejos pueden ayudarte a soportar la temporada de invierno.

  • Pide que inspeccionen tu caldera. Ya que tu sistema de calefacción probablemente estará encendido todo el tiempo durante el invierno, deberías pedir que lo inspeccionen cada año para que funcione de manera eficiente y prevenir que el monóxido de carbono entre en tu vivienda. También recuerda cambiar, cada mes, los filtros para Calefacción, Ventilación y Aire Acondicionado (HVAC, por sus siglas en inglés).
  • Inspecciona el aislamiento en el ático y en el sótano. El aire caliente sube y sale de la casa por el techo, de modo que deberías concentrarte en el aislamiento de los techos. Aislar cualquier sótano que tengas ayudará a mantener el piso de tu vivienda caliente.
  • Sella las áreas donde haya posibilidades de fuga. Antes de que llegue el frío, dedica tiempo a aislar tu vivienda o apartamento para que no entre el frío invernal. Sella las áreas alrededor de las luces empotradas, la compuerta del ático y los conductos de tuberías que pudieran permitir que el aire cálido del área habitable de abajo entre al ático.
  • Permite que haya ventilación. La ventilación adecuada del ático, el aislamiento adecuado del ático y una barrera de aire apretada entre el ático y el interior de la casa pueden ayudar a prevenir las represas de hielo.
  • Usa kits de aislamiento para ventanas. Si no tienes ventanas de doble vidrio o contraventanas, compra un kit de láminas de aislante térmico en una ferretería de tu localidad. Estos solo durarán una temporada, pero pueden ayudar con la eficiencia energética y ayudar a detener el flujo frío de las corrientes de aire en el invierno. 
  • Revisa tus ventanas. Prueba estos consejos para ayudar a que las ventanas sean energéticamente eficientes:
    • instala contraventanas;
    • cuelga cortinas;
    • crea una sombra exterior; y
    • reemplaza tus ventanas.
  • Aplica burletes y masilla. Añade burletes a las puertas y enmasilla los espacios en las ventanas. Asegúrate de que todas las ventanas estén cerradas con seguro para así mantener fuera la mayor cantidad posible de aire frío.
  • Usa una chimenea. Si planeas usarla, programa una inspección y servicio por un profesional para asegurarte de que tu chimenea esté limpia de escombros y de que la compuerta se abra, cierre y quede sellada firmemente.
  • Aísla las tuberías. Las tuberías ubicadas en áticos, semisótanos, sótanos y cerca de las paredes exteriores pueden ser propensas a congelarse en temperaturas extremas. Aísla para ayudar a prevenir que se congelen tus tuberías. Cuando el pronóstico sea de temperaturas inusualmente frías:
    • Deja gotear las llaves de agua fría y caliente durante la noche.
    • Mantén las puertas de los gabinetes abiertas para permitir que el aire caliente circule en lugares como debajo de los fregaderos. Si abres las puertas de los gabinetes, asegúrate de sacar cualquier cosa que pueda poner en riesgo la seguridad de los niños o mascotas, como los limpiadores del hogar.
  • Consulta con tu proveedor de servicios públicos. Pregúntales acerca de realizar una evaluación de energía para determinar dónde tu hogar está perdiendo energía y qué inversiones energéticamente inteligentes tendrían sentido.

Consejo: las aplicaciones y las comodidades de las viviendas inteligentes, tales como un termostato inteligente, pueden ayudarte a integrar el mantenimiento de tu vivienda en el invierno en tu rutina diaria, ayudándote a recortar los costos de energía y a mantener tu vivienda acogedora. Preparar tu vivienda para invierno te puede ayudar a disfrutar de los días en el interior, sabiendo que has hecho lo posible para proteger el espacio en donde vives a lo largo de la temporada y para ayudar en el mantenimiento y la longevidad en general de tu vivienda.

Consejos para el mantenimiento del exterior de la vivienda en invierno

Incluso en condiciones climáticas frías, tu jardín necesita mantenimiento.

  • Revisión de herramientas. Asegúrate de que tus palas para la nieve no tengan grietas. Programa el ajuste anual de tu quitanieves, si tienes uno.
  • Prepara las llaves de agua exteriores contra el invierno. Desconecta todas las mangueras o dispositivos de los grifos exteriores y drena el agua que quede en las tuberías. Haz que purguen los sistemas de rociadores automáticos enterrados y cierra el agua hacia los grifos exteriores.
  • Muebles del patio. Lava el tapizado y los marcos. En los climas del norte, considera almacenar tanto los muebles como los cojines en un lugar libre de humedad.
  • Instala contraventanas y contrapuertas de tormenta. Las contraventanas y las contrapuertas de tormenta añaden una capa de protección a tu hogar y ayudan a incrementar su eficiencia energética.
  • Limpia cualquier escombro y basura de jardín. Retira cualquier escombro o rama de alrededor de la unidad de HVAC, los medidores de gas, las ventanas del sótano y el conducto de ventilación de la secadora. Corta con seguridad las ramas secas o las que se estén secando y cualquier rama que toque el techo o el revestimiento. Cuando haga viento, las ramas podrían rozar o raspar las superficies de tu vivienda y causar daños. También podrían caerse durante una tormenta o quebrarse por el peso de la nieve o el hielo.
  • Leña. Guarda la leña en un lugar seco, al menos a 30 pies de tu vivienda, para ayudar a evitar el riesgo de incendio.
  • Inspecciona visualmente tu techo cada año. Busca cualquier teja que falte o esté dañada. Consulta con un profesional de techos si es necesario. Asegúrate de que todos los canalones estén limpios y sujetos de forma segura para ayudar a prevenir represas de hielo.
  • Piscinas y jacuzzis. En los climas del norte, cierra y asegura tanto la piscina como el jacuzzi.
  • Luces exteriores. Asegúrate de que estén funcionando las luces en las puertas (delanteras, traseras y del garaje). Reemplaza cualquier bombilla fundida con opciones de LED más eficientes.
  • Prevé las plagas. Camina alrededor de tu casa para revisar los cimientos en busca de pequeñas grietas o aberturas donde los ratones u otras plagas puedan hacer un túnel. El invierno es cuando buscan el calor de tu casa, así que sella las posibles entradas.
  • Acera y entrada al garaje. Palea la nieve de la acera y de la entrada al garaje y luego aplica un producto para descongelar superficies para evitar resbalones y caídas.

Consejos para la preparación ante una tormenta de invierno

Durante los meses de invierno pueden ocurrir apagones y bloqueos de nieve, por eso tómate el tiempo para prepararte con tu familia para tales emergencias. Tener los siguientes artículos listos te ayudará a superar la situación de manera segura:

  • linternas que funcionen con baterías o luces y baterías de repuesto
  • agua potable o agua embotellada
  • alimentos no perecederos
  • cobijas extras, sacos de dormir y abrigos de invierno
  • números de teléfono de tus compañías de servicios públicos
  • teléfono celular y cargador portátil
  • medicamentos con receta médica y otros tipos de medicina
  • una radio que funciona con baterías y baterías de repuesto para escuchar las instrucciones de emergencia locales
  • baterías de repuesto para proteger la computadora y otros equipos electrónicos importantes
  • un botiquín de primeros auxilios
  • considera comprar un generador; un generador permanente o portátil puede ayudar a proporcionar energía temporal cuando y donde la necesites

Inspecciona las decoraciones de invierno después de una tormenta invernal

Es la temporada para festejar, pero recuerda mantenerte seguro con tus decoraciones de días festivos. Inspecciona los cables de tu pantalla de luz antes de prenderla, ya que pueden estar deshilachados y ser un riesgo de incendio eléctrico. Lo mismo ocurre con el árbol de Navidad en el interior; es una buena costumbre revisar las extensiones de luz para detectar cualquier signo de uso y desgaste en el almacenamiento. Si tienes un verdadero árbol de Navidad, mantenlo regado ya que los árboles secos se incendian más fácilmente. Consulta con tu municipio local para obtener instrucciones sobre cómo deshacerte del árbol una vez que llegue el nuevo año.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no respalda ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.

Comienza una cotización

Selecciona un producto para comenzar una cotización.

Encuentra agentes cerca de
ti o contáctanos

Hay uno listo para ofrecer un servicio personalizado que se ajuste a tus necesidades específicas.

Artículos relacionados

Cómo prevenir que las tuberías se congelen

Considera estas ideas para ayudar a prevenir que las tuberías se congelen, y lo que podrías intentar si se congelan.

Cómo proteger tu hogar durante las vacaciones invernales mientras escapas del frío

Mantén tu hogar seguro y protegido y ayuda a prevenir daños y robos con estos consejos para preparar tu vivienda para el invierno si vas a escaparte del frío.

Daños causados por agua en el invierno: represas de hielo, condensación en el ático y más

La cantidad excesiva de nieve en el techo, la condensación en el ático y la acumulación de hielo pueden resultar en daños causados por agua, daños al techo y lesiones personales.

Consejos de seguridad en las aceras durante el invierno para propietarios de vivienda y dueños de negocios

La seguridad en las aceras durante el invierno es una lata, pero mantener tu acera despejada de hielo y nieve durante el invierno podría ayudar a prevenir accidentes y problemas.