Pasar al contenido principal

Comienzo del contenido principal

Los perros para la investigación de incendios provocados olfatean la verdad en incendios sospechosos

Desde su inicio, el programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm® ha movilizado a más de 425 perros y sus socios en 46 estados, el Distrito de Columbia y tres provincias canadienses.

Daisy

Te presentamos a Sowell. Junto con su compañero humano, el capitán Craig Matthews, este investigador canino ayuda a investigar incendios para el Departamento de Bomberos y Servicios de Rescate de Howard County en Baltimore, MD. Su trabajo: ayudar a encontrar evidencia, tras un incendio, de que se trató de un incendio provocado.

Es un trabajo importante. Según la National Fire Protection Association, se estima que 261,000 incendios se originan intencionalmente cada año en edificios residenciales de los Estados Unidos, resultando en aproximadamente 440 muertes, 1,300 lesiones y mil millones de dólares en daños a la propiedad.

Ahí es donde entran a tallar equipos como el de Matthews y Sowell, su perro para la investigación de incendios provocados, graduados del programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm. Sowell está especialmente capacitado para olfatear líquidos inflamables que pueden haber sido utilizados para prender fuego intencionalmente y para llevar a Matthews directamente hacia ellos.

Entre la investigación de incendios provocados en el trabajo y el tiempo que pasa siendo un perro normal en su hogar, Sowell juega un papel importante en todos los aspectos de la vida de Matthews. Mira a Matthews explicar cómo fue que él y Sowell se entrenaron.

Programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm

El programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm ha otorgado fondos para la adquisición y el entrenamiento de más de 425 equipos por todo los Estados Unidos y Canadá. Cada año se pierden miles de millones de dólares en propiedad y cientos de vidas como consecuencia de incendios provocados intencionadamente. Los perros detectores de acelerantes, conocidos como perros para la investigación de incendios provocados, son entrenados para olfatear rastros mínimos de acelerantes (gasolina, líquido para encendedores, etc.) que pudieron haber sido utilizados para comenzar un incendio. Ellos viven y se jubilan finalmente en los hogares de sus adiestradores humanos, quienes son bomberos o profesionales del orden público.

Todos los perros que se eligen para el programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm son perros labradores, o mezcla de labrador, que se adquieren a través de un programa de cooperación con organizaciones de perros guía y de asistencia para personas con discapacidad (así como también a través de refugios locales para animales y sociedades protectoras de animales). Debido a su alto nivel de energía y efusividad social, estos perros son cambiados de profesión, de prestar servicio de asistencia para personas con discapacidad a la lucha contra el crimen.

Cómo hacen su trabajo los perros para la investigación de incendios provocados

El trabajo de los Caninos Detectores de Acelerantes (ADC, por sus siglas en inglés) es ayudar a confirmar o descartar la posibilidad de un incendio provocado, permitiendo que prosigan los procesos de reclamos de seguros. Los caninos tienen capacidades que los humanos no pueden duplicar y, a menudo, ni siquiera comprender. En promedio, una nariz de perro es decenas de miles de veces más sensible a los olores que una nariz humana. Los perros pueden detectar algunos olores en partes por trillón y poseen hasta 300 millones de receptores olfativos en sus narices, comparados con aproximadamente seis millones en los humanos). La parte del cerebro de un perro que está dedicada a analizar los olores es, proporcionalmente hablando, 40 veces mayor que la nuestra.

Los perros en el programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm son entrenados utilizando técnicas pavlovianas. Una respuesta primaria positiva por parte del perro en presencia de un líquido inflamable se indica cuando el can adopta una posición de "sentado". A esto se le llama "alerta pasiva". El beneficio de este tipo de entrenamiento es que el perro se sienta e indica con su nariz el lugar exacto del líquido inflamable, dejando así la evidencia intacta. Esto ayuda a conservar la integridad de la evidencia recopilada. Una vez que el perro alerta de la presencia de un líquido inflamable al sentarse e indicar con la nariz, la respuesta se refuerza con la recompensa de comida y muchos elogios. El entrenamiento de recompensa con comida también significa que el perro solamente come cuando trabaja en la escena del incendio o al completar ejercicios de entrenamiento varias veces al día, todos los días. Ellos solo comen de la mano de su adiestrador, nunca de un tazón.

La alerta canina no comprueba ni desmiente el uso de líquidos inflamables en la comisión de un delito, incendio provocado o fuegos ilegales. Las muestras deben ser recopiladas por un técnico en evidencias capacitado y confirmadas por el laboratorio criminalístico para determinar si contienen líquidos inflamables. Los investigadores de incendios/incendios provocados, los adiestradores caninos y los químicos deben trabajar en conjunto para corroborarse mutuamente a fin de establecer que se ha cometido un delito. El perro es una herramienta para localizar evidencias de manera eficiente y efectiva, pero finalmente está en manos del investigador de incendios provocados reunir la información antes de presentar sus resultados a un fiscal.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.





También importante

Cómo impedir que los incendios se propaguen en la vivienda

Cómo impedir que los incendios se propaguen en la vivienda

¿Hueles algo raro? Estos consejos de seguridad contra incendios en la vivienda pueden impedir los incendios antes de que comiencen.

¡En el Día del Buen Vecino, retribuye a tu comunidad!

¡En el Día del Buen Vecino, retribuye a tu comunidad!

Con estas ideas de tu buen vecino State Farm®, descubre de qué manera puedes tú retribuir a la comunidad el Día del Buen Vecino.

Artículos relacionados

La seguridad de los cables de extensión: qué hacer y qué evitar

La seguridad de los cables de extensión: qué hacer y qué evitar

No dejes que tus cables de extensión se conviertan en riesgos potenciales de incendio.

¿Están dañando las sobrecargas eléctricas tus aparatos electrónicos?

¿Están dañando las sobrecargas eléctricas tus aparatos electrónicos?

Puede que un culpable invisible esté dañando tus dispositivos. Aprende cómo proteger tu propiedad.

Carro en llamas: qué hacer si te pasa a ti

Carro en llamas: qué hacer si te pasa a ti

Los incendios de carros no suceden con frecuencia pero, cuando ocurren, pueden llegar a ser una emergencia mortal. Aprende qué hacer cuando experimentes un incendio de vehículo.