Qué hacer después de un incendio en el hogar

Qué hacer después de un incendio en el hogar

Después de sufrir un incendio en el hogar, podría ser difícil determinar qué hacer a continuación. Estos pasos te ayudarán a recuperarte.

  1. Encuentra un lugar seguro para quedarte. Sin importar la cantidad de los daños, lo más probable es que no puedas quedarte en tu propio hogar. Si no es una opción quedarte con amigos o familia, habla con tu agencia local de ayuda en desastres, como la Cruz Roja Americana o el Salvation Army. Estas organizaciones te ayudarán a encontrar un lugar seguro para quedarte temporalmente.
  2. Comunícate con tu agente de seguros. Necesitarás empezar un reclamo y atender tus necesidades inmediatas. Los fondos de 'pérdida de uso' de tu póliza de seguro cubrirán los gastos del costo de vida y otros gastos diarios. Si recibes estos fondos o un anticipo en tu reclamación guarda todos los recibos y mantén un registro detallado de todas las compras. Tu agente de seguros te podrá ayudar a proteger tu propiedad y ofrecerte recomendaciones para la limpieza o restauración de artículos salvables.
  3. Atiende tus finanzas. Aún necesitarás hacer tus pagos de hipoteca, incluso si tu vivienda está destruida. Tu póliza de seguro, la cual debería cubrir el valor de tu vivienda e hipoteca, te hará pagos a ti y a tu prestamista hipotecario. Recuerda: Paga primero al banco y pon los fondos sobrantes para reconstruir o comprar una vivienda nueva. También necesitarás continuar cualquier pago de carro y reemplazar cualquier tarjeta de crédito o débito que pudiera haber sido destruida en el incendio en el hogar.
  4. Recupera tus pertenencias. Los artículos destruidos en un incendio en el hogar están normalmente cubiertos por el seguro. Generalmente, la póliza de propietarios de vivienda es una póliza de costo de reemplazo. Cuando ocurra una pérdida, recibirás el valor efectivo real de tus artículos dañados al momento de la resolución y puedes recuperar el costo de reemplazo una vez que los artículos se hayan reemplazado. Para ayudar a asegurar que todo se considere, mantén un inventario de tus pertenencias. Este inventario debe incluir la fecha de compra, el costo de compra y una descripción de cada artículo, cuando sea posible.

Antes de que te encuentres enfrentando una pérdida, es una buena idea familiarizarte con tu póliza de seguro y sus coberturas. Puedes entender con anticipación lo que se cubrirá si ocurre una pérdida — y cuáles son tus responsabilidades.

Divulgaciones

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.