Pasar al contenido principal

Comienzo del contenido principal

Comprar viviendas manufacturadas modernas

Comprar una vivienda manufacturada o modular puede ser un proceso confuso, pero es útil comprender los tipos de vivienda, sus diferencias y qué debes buscar.

Construcción de viviendas modulares prefabricadas.

Mucho ha cambiado en cuanto a la manera en que las viviendas manufacturadas y modulares se construyen, utilizan y perciben. A veces hay confusión sobre lo que significa exactamente el término "vivienda manufacturada".

Históricamente, a las viviendas manufacturadas se les llamaba "remolques" o "casas móviles". Esos términos no siempre aplican al caso o definen correctamente este tipo de vivienda. Aquí encontrarás algunas ideas para ayudarte a diferenciar y comprender su construcción, términos, tipos o modelos.

Manufacturada vs. modular

  • Viviendas prefabricadas. Este es el término general utilizado para referirse a cualquier tipo de vivienda construida en otro sitio (como una fábrica o planta de producción) y transportada posteriormente al sitio donde ha de ubicarse. Las viviendas prefabricadas normalmente se aseguran bajo una póliza estándar de propietarios de vivienda.
    • Viviendas modulares. Son viviendas prefabricadas que se construyen en una fábrica —a razón de dos o más secciones— y que normalmente se transportan después en un camión de plataforma al sitio donde han de ubicarse. Erigidas de acuerdo con los códigos convencionales de construcción, estas viviendas puede que tengan varios pisos y techos con pendientes más pronunciadas.
    • Viviendas de paneles. A diferencia de las viviendas modulares, se construyen en secciones independientes y con paredes, las cuales ensamblan posteriormente los constructores en el sitio donde han de ubicarse. (Las "precortadas" son un tipo de vivienda de paneles).
  • Viviendas manufacturadas. Normalmente son viviendas de un solo piso. Casi siempre vienen en configuraciones dobles o triples en cuanto a la anchura que ofrecen más espacio y son más parecidas a una "casa tradicional" que la anticuada versión de menor anchura (estrecha). Esta última es la que a menudo viene a la mente cuando se menciona el término "remolque". Las Normas Federales de Construcción y Seguridad de Casas Manufacturadas del Código del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés) establecen directrices rigurosas con respecto a las viviendas manufacturadas. Lo que más las diferencia de las viviendas modulares es que las manufacturadas tienen vigas permanentes de acero en forma de T, así como ruedas debajo del piso que permiten remolcarlas en vez de tener que cargarlas en la parte posterior de un camión.
    • Casas móviles. A menudo verás que este término se usa de manera intercambiable para referirse a las viviendas manufacturadas de hoy día. Sin embargo, técnicamente, el término "casa móvil" solo aplica a las viviendas construidas antes de junio de 1976, cuando el Código del HUD entró en vigor.

¿Son las viviendas manufacturadas una buena inversión?

Enfoquémonos en las viviendas manufacturadas modernas. Entre las ventajas de comprar una de estas viviendas se encuentran su bajo costo y la relativa facilidad y conveniencia de su instalación. Y con las viviendas de ancho doble y triple que existen hoy día no vas a sacrificar mucho en cuanto a estilo, área de superficie y comodidades. La vivienda manufacturada también te ofrece la opción de poder moverla algún día a su nueva ubicación y con relativa facilidad aunque la mayoría de las viviendas manufacturadas de hoy día están destinadas a permanecer en un determinado sitio.

Las viviendas manufacturadas más recientes también utilizan materiales de construcción muy similares a los de las viviendas estándar que se construyen en el mismo sitio donde han de permanecer. Actualmente, muchos de los ahorros en el costo se deben a la eficiencia del proceso de construcción y no a la utilización de materiales más económicos, lo que ha sido un factor en el pasado.

Si bien comprar una vivienda manufacturada es inicialmente más económico, existen desventajas. Es posible que algunas instituciones financieras sean reacias a ofrecerte un préstamo para una vivienda manufacturada, a menos que tenga cimientos permanentes, que ya seas propietario del terreno donde se instalará (o que también obtengas un préstamo para comprar el terreno). Algunos bancos y compañías financieras ofrecen préstamos para bienes muebles. Este tipo de préstamos es diferente al préstamo para bienes raíces que incluye por lo general el terreno o bien la vivienda y la propiedad. El préstamo para bienes muebles es un arreglo de préstamo para propiedad personal que incluye la vivienda solamente. Debido a que, en muchos casos, las viviendas manufacturadas se pueden trasladar e instalar en una comunidad o parque residencial, la vivienda como tal es lo que interesa a los prestamistas.

Otra posible desventaja de comprar una vivienda manufacturada es que el valor de reventa es relativamente bajo. Sin embargo, de acuerdo con Federal Housing Finance Agency (FHFA, por sus siglas en inglés) existen tendencias que sugieren que tal vez las viviendas manufacturadas estén empezando a experimentar una apreciación de su valor casi a la par de las viviendas tradicionales. Como resultado, se está cuestionando la idea de que comprar una vivienda manufacturada no es tan buena inversión.

Aunque esté cambiando la postura adoptada en cuanto a las viviendas manufacturadas, estas probablemente no mantendrán tanto valor neto como una vivienda estándar, llegando a depreciarse su valor como sucede con un automóvil. Sin embargo, las viviendas manufacturadas que se vendan como parte de un paquete con terreno incluido pueden algunas veces mantener un valor neto similar al de una vivienda estándar, dependiendo del mantenimiento, el jardín y las condiciones del mercado local de bienes raíces.

Las viviendas manufacturadas normalmente se aseguran bajo una póliza de vivienda manufacturada. Conoce más sobre la póliza de seguro de vivienda manufacturada de State Farm®.

Ubicación y otros costos

Si estás por mudarte a una comunidad o parque de viviendas manufacturadas (o lo que se conocía antes como "parque de remolques"), echa un vistazo a las cuotas comunitarias y a cualquier regla que afecte tu vivienda, incluyendo los requisitos y restricciones de construcción. En caso de que tu vivienda vaya a estar ubicada en un lote de tu propiedad, averigua si las leyes locales de zonificación permiten que haya viviendas manufacturadas en ese sitio.

Tal vez debas asegurarte además de entender todos los costos adicionales relacionados con el transporte e instalación de una vivienda manufacturada en el sitio correspondiente. A menudo, parte de la negociación tiene que ver con quién pagará los costos de transporte: ¿Lo harás tú o la inmobiliaria (o persona) que te esté vendiendo una vivienda usada? Y, aunque es más fácil instalar una vivienda manufacturada que una recientemente construida, de todos modos deberás conectar los servicios públicos y tener los cimientos y el apuntalamiento estructural en orden.

Lista de comprobación para la inspección de viviendas manufacturadas

Al igual que sucede con cualquier compra de vivienda, debes minuciosamente inspeccionar la vivienda manufacturada antes de efectuar cualquier pago. Aunque esto también aplica en el caso de una nueva vivienda, es especialmente importante si vas a comprar una vivienda manufacturada usada. Además de todos los aspectos que normalmente tienes que inspeccionar en cualquier vivienda —tales como la plomería, calefacción y refrigeración— en lo que respecta a una vivienda manufacturada es importante que inspecciones cuidadosamente las siguientes características:

  • Puertas y ventanas. Asegúrate de que las puertas y ventanas tengan el debido aislamiento y revisa bien que no haya huecos alrededor de los marcos. Verifica que no haya ninguna grieta en las ventanas y asegúrate de que todas las puertas abran y cierren con facilidad.
  • Pisos. Prueba su resistencia (que no emitan chirridos ni tengan partes hundidas), verifica que no haya áreas deformadas y evita usar pisos construidos con aglomerados de madera porque tienden a deformarse o podrirse con la humedad.
  • Banda inferior. Este plástico grueso va debajo del piso y del aislamiento, y ayuda a alejar los animales y la humedad. Inspecciona el aislamiento debajo de las láminas para asegurarte de que no esté húmedo.
  • Paredes. Verifica que no haya ninguna fuga interior. Los revestimientos de vinilo para exteriores son preferibles a los de metal (los cuales pueden doblarse) y a los de aglomerados (los cuales pueden dañarse por contacto con el agua).
  • Techo. Evita los tradicionales techos planos de metal que pueden presentar fugas y dificultar el enfriamiento de la vivienda. Busca un techo de tejas con alero para facilitar el escurrimiento de las aguas pluviales.
  • Madera. Las paredes deberían utilizar maderas de dos pies de ancho por seis pies de alto, con 16 pulgadas de espacio entre los montantes.
  • Asentamiento y nivelación. Las viviendas manufacturadas más antiguas pueden asentarse con el tiempo, torciendo la estructura de la vivienda y dejándola desnivelada.
  • Anclaje. Comprueba que el sistema de anclaje de la vivienda siga estando bien firme y pegado.
  • Adiciones y alteraciones. Determina si la vivienda tiene alguna ampliación o alteración estructural que no haya sido instalada por el fabricante. De no contar con el debido soporte, las ampliaciones no aprobadas por el fabricante de la vivienda pueden presentar una mayor exposición a daños causados por el viento y por el peso de la nieve.
  • Cableado. Las ampliaciones o alteraciones estructurales podrían causar problemas de cableado o riesgos de incendio cuando se extrae el cableado del panel eléctrico original.
  • Cimientos. Especialmente en viviendas usadas, confirma que las vigas estén en buen estado, que no estén demasiado oxidadas y que la plataforma de concreto o los pilotes sobre los que reposará la vivienda estén sólidos.

Comprar una vivienda manufacturada implica un compromiso y una inversión importantes, así que investiga bien, verifica todas tus opciones y consigue respuestas a todas las preguntas de seguridad, construcción y finanzas que tengas.

Para conocer más acerca de las opciones de seguro para viviendas manufacturadas y modulares, comunícate hoy mismo con un agente de State Farm.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.





También importante

Contenedores portátiles para mudanzas – Más fáciles y económicos

Contenedores portátiles para mudanzas – Más fáciles y económicos

Los contenedores portátiles para mudanzas ofrecen muchas ventajas. Tú puedes decidir qué es lo más sencillo y económico para ti.

La seguridad de viviendas manufacturadas y casas móviles

La seguridad de viviendas manufacturadas y casas móviles

Cuando se trata del viento, ¿cómo se clasifica la resistencia de tu vivienda manufacturada?

Artículos relacionados

Buscando casa

Buscando casa

Buscar una casa, conseguir una hipoteca y precalificar para un préstamo hipotecario requieren cierta investigación y reflexión para evitar perder tiempo y evitar riesgos costosos.

Consejos para empacar antes de una mudanza

Consejos para empacar antes de una mudanza

Si te vas a mudar, es hora de planificar, reunir materiales de embalaje, deshacerte de lo que no necesitas y empacar todas tus pertenencias.

Cuidado con estos riesgos eléctricos en casa

Cuidado con estos riesgos eléctricos en casa

¿Cuáles son algunos riesgos eléctricos residenciales comunes?