Pasar al contenido principal

Comienzo del contenido principal

Jardinería comunitaria y urbana

Los jardines comunitarios y urbanos son un excelente lugar para cultivar alimentos frescos. Aprende a obtener tu parcela de jardín y a sacarle el mayor partido a tu espacio.

Mujer y niña regando plantas bajo el sol

La tendencia de los jardines comunitarios va creciendo, haciéndose popular entre propietarios de vivienda e inquilinos por igual. Crear jardines urbanos y comunitarios puede ser una experiencia enriquecedora. Muchas personas disfrutan de la experiencia de crear un jardín, mantenerlo, verlo crecer y compartir lo que se cosecha.

Además de cultivar frutas, flores y verduras frescas, los jardines pueden ayudar a embellecer terrenos vacantes, fortalecer conexiones sociales, infundir un sentimiento de orgullo comunitario y fomentar el mantenimiento de viviendas y apartamentos.

Beneficios de los jardines urbanos y comunitarios

Los jardines comunitarios y urbanos de verduras y flores ofrecen beneficios para la salud física y mental. Independientemente del tamaño o la ubicación, ofrecen diversas oportunidades para:

  • realzar el entorno y el vecindario,
  • comer frutas y verduras saludables y frescas,
  • realizar actividades físicas,
  • embellecer terrenos vacantes,
  • revitalizar comunidades en áreas industriales,
  • reavivar y embellecer áreas como parques públicos y azoteas,
  • aportar flores frescas para que decores tu vivienda y apartamento, y
  • mejorar el bienestar social mediante el fortalecimiento de conexiones sociales.

¿Qué es la jardinería urbana?

Si has visto un espacio compartido de jardinería urbana en tu vecindario o has escuchado a otros hablar de sus experiencias, quizás te preguntes de qué se trata. La jardinería urbana existe desde hace muchos años y a menudo se confunde con la jardinería comunitaria.

La jardinería urbana es un término general y a veces se denomina agricultura urbana o cultivo urbano. Es el proceso de cultivar plantas de todo tipo y variedad en un entorno urbano o densamente poblado.

La jardinería urbana utiliza diversas técnicas y enfoques para cultivar plantas y alimentos en zonas urbanas densamente pobladas. Algunos jardines urbanos se cultivan de forma individual o con un grupo de personas en la misma vecindad, edificio o complejo.

Ideas para jardines urbanos

Existen varias áreas y diferentes formas de cultivar un jardín. A continuación encontrarás algunos puntos a considerar.

Ubicación

Selecciona lugares y tipos de plantas que se adapten al espacio que elijas. Lo primero que hay que hacer es determinar dónde ubicar el jardín o las plantas. Asegúrate de plantarlas en áreas que suelen recibir varias horas de luz solar cada día, ya que les permite madurar rápidamente.

Balcones y azoteas

Evalúa y mide tu espacio en balcones y azoteas. Estos lugares plantean problemas, como vientos fuertes, sol intenso y falta de acceso al agua en algunos casos. Las macetas deben estar ancladas y la zona debe tener fácil transporte de agua o acceso a la misma.

Macetas

Hay muchas variedades y tamaños de macetas y, en general, depende de las plantas que quieras cultivar. Elige recipientes que respondan a tu gusto estético y que mejoren el espacio. Asegúrate también de que aquellos que elijas sean duraderos.

Hay varios tipos de recipientes y materiales, como la terracota, la madera y el plástico. Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes.

  • Recipientes de terracota: son un tipo de recipiente barato y eficaz, pero también son frágiles y pierden agua más rápidamente que otros materiales.
  • Recipientes de madera o lechos elevados: son fáciles de encontrar y de hacer, pero generalmente se pudren y destiñen con el tiempo. Algunos recipientes de madera están prefabricados con madera no tratada. Muchos lechos elevados de flores o de plantas están hechos de madera de secoya o cedro, ya que suelen durar más.
  • Recipientes de plástico: son baratos y duraderos, pero definitivamente necesitan drenaje y, con el tiempo, se vuelven frágiles cuando se exponen al sol o a la intemperie.

Jardines verticales

El espacio suele ser un problema en zonas urbanas. Cada pulgada de espacio cuenta y utilizarlo estratégicamente para la jardinería es importante. Una de las formas más fáciles de aprovechar el espacio vertical es utilizar cestas colgantes. También puedes incorporar plantas trepadoras comestibles, como las fresas, o cultivar plantas enredaderas hacia abajo, como guisantes, tomates y otras. Asegúrate de que las cestas colgantes puedan soportar el peso de una planta completamente llena.

En interiores

El cultivo de plantas de interior es perfecto para aquellos que tienen poco espacio y no pueden usar un lugar exterior favorable. Entre las plantas más populares para cultivar en interiores se encuentran:

  • Hierbas: crecen muy bien en los marcos de la ventana soleados o en macetas rectangulares.
  • Microvegetales: son verduras en miniatura ricas en nutrientes y crecen bien en macetas o bandejas de propagación.
  • Brotes: crecen mejor con luz indirecta, como en un rincón sombreado de la cocina. Además, puedes comerlos en uno o dos días después de que las semillas germinen.

Puedes investigar acerca de otras plantas alimenticias y que florecen que crezcan bien en interiores.

¿Qué es la jardinería comunitaria?

Un jardín comunitario es una propiedad o terreno cultivado colectivamente por un grupo de personas o familias. Las parcelas de jardines pueden estar en lechos elevados o en el suelo. Diferentes familias o personas pueden encargarse de cada parcela. En los jardines comunitarios se suele cultivar una gran variedad de plantas, flores, frutas y verduras.

Cuando encuentres un espacio o lugar potencial en el que te gustaría cultivar un jardín, ponte en contacto con el organizador, el propietario del terreno o el coordinador. Si no hay espacio disponible, pregunta cómo puedes echar una mano, por ejemplo, manteniendo una parcela mientras una familia está de vacaciones o colaborando en tareas de voluntariado como la limpieza de otoño. Pregunta dónde se venden o donan los productos agrícolas sobrantes. Lo normal es que puedas compartir o comprar lo que se coseche del jardín.

Cosas que debes tener en cuenta al cultivar un jardín comunitario

Cuando te conviertas en un jardinero comunitario oficial, deberás tener en cuenta algunas cosas:

  • Mantener tu parcela y tus plantas. Mantén tu parcela plantada, desmalezada, regada y en buen estado durante toda la estación. Si necesitas abandonar el proyecto, notifica al organizador del jardín lo antes posible.
  • Contén la basura y las malas hierbas. Contribuye al mantenimiento compartido teniendo tu espacio, los caminos adyacentes y cualquier espacio común libres de maleza y basura.
  • Siembra plantas pequeñas. Abstente de cultivar plantas altas que puedan dar sombra a las parcelas adyacentes. Apégate al uso de plantas resistentes y de crecimiento fácil que requieran poco mantenimiento. La vida se vuelve ajetreada, y si tu jardín no está justo afuera de tu casa, hacer visitas diarias puede ser difícil.
  • Cosecha solo tus propios cultivos. No te lleves las plantas de otros jardineros.
  • Evita el uso de productos tóxicos. No uses fertilizantes, insecticidas, químicos ni cualquier sustancia que pueda dañar otras parcelas o que pueda no ser del agrado de los demás jardineros.

A menudo, la comunidad de jardineros comparte cosas básicas como:

  • herramientas y equipos;
  • agua;
  • mantenimiento de las zonas comunes, incluyendo los caminos y los espacios de reunión;
  • cercas; y
  • compostaje.

Puede haber reglas básicas como condiciones para ser miembro, práctica de jardinería orgánica, mantenimiento mínimo, trabajo cooperativo y límites de tiempo para plantar y cosechar.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.





También importante

Haz lo que amas

Haz lo que amas

Cuando persigues tus pasiones y haces lo que amas, encontrarás amigos para toda la vida en tu nueva comunidad

Mantenimiento de la vivienda en verano

Mantenimiento de la vivienda en verano

El mantenimiento de la vivienda en verano puede hacerse revisando los electrodomésticos, cuidando el exterior de la casa, practicando seguridad en el garaje y ocupándote de tu jardín.

Artículos relacionados

Maneras de retribuir a tu comunidad

Maneras de retribuir a tu comunidad

Sé un buen vecino en tu comunidad retribuyendo con estas simples ideas.

Date un tiempo para que te sientas como en casa

Date un tiempo para que te sientas como en casa

Encontrar oportunidades para adaptarte a tu nueva comunidad hará que pronto te sientas como en casa dentro de tu nuevo entorno.

Plantas de interior seguras para mascotas

Plantas de interior seguras para mascotas

Conoce acerca de plantas de interior que son seguras para mascotas como tu gato o perro, incluyendo las plantas de interior venenosas que deberías evitar.