Cómo quitar la nieve del techo

Ocúpate de la nieve en tu techo de manera segura

Una herramienta baja nieve del techo

¿Cuánta nieve es demasiada?

Un pie cúbico de nieve esponjosa y seca pesa unas tres libras. La misma cantidad de nieve espesa y húmeda puede pesar hasta 21 libras. Aunque la mayoría de los techos están construidos para sostener más que eso, tu techo puede estar bajo demasiada presión si observas estas señales:

  • Hundimiento visible a lo largo del contorno del techo
  • Grietas en el techo o en las paredes
  • Ruidos crujientes y de reventones
  • Puertas y ventanas difíciles de abrir

El exceso de nieve también puede generar represas de hielo —la nieve que se derrite vuelve a congelarse y puede dañar el interior de tu vivienda debajo de la línea del alero.

Cómo limpiar tu techo de manera segura

Ten en cuenta lo siguiente:

  • Nunca trabajes solo. Siempre ten a alguien contigo en caso de que te resbales o tengas una emergencia.
  • Limpia el área. La escalera que llega hasta tu techo debe colocarse en tierra firme. Además, asegúrate de que los peldaños estén libres de hielo y nieve antes de subir.
  • Sujétate. Si es posible, utiliza una correa o cinturón para anclarte a algo fuerte, como una chimenea.
  • Evita dañar las tejas. No utilices picos, martillos u otras herramientas afiladas para limpiar la nieve y el hielo.
  • Usa las herramientas correctas. Si tienes una vivienda de un piso o de techo plano, invierte en un rastrillo de nieve. Estas herramientas de mango largo con paletas plásticas pueden ayudarte a recoger suavemente la nieve desde el borde del contorno del techo.

Recuerda siempre: En caso de duda, llama a un contratista de techos. Ellos tienen los arneses, herramientas y calzado adecuados para hacer el trabajo de manera segura.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.