Entendiendo los planes 401(k) tradicionales

¿Qué es un plan 401(k)?

Nunca es demasiado pronto para comenzar a ahorrar para la jubilación. Y si estás trabajando, el plan 401(k) de tu compañía es un modo fácil de comenzar.

El 401(k) es un plan de jubilación patrocinado por el empleador que te permite guardar parte de tu salario, antes de impuestos, para ahorrar para tu jubilación.

Aunque podrías encontrar información en el trabajo acerca de cómo comenzar a ahorrar, también nosotros estamos aquí para ayudarte. Aquí tienes información para ayudarte a aprender más acerca de los planes tradicionales 401(k):

¿Quién es elegible?

Muchos negocios ofrecen un plan 401(k) para empleados elegibles. Normalmente un empleado elegible es alguien de más de 21 años de edad que ha estado al menos un año con la compañía y que ha trabajado al menos 1,000 horas en ese año. Un negocio podría ser menos restrictivo en cuanto a las reglas que rigen la elegibilidad de su plan basado en su propia demografía y objetivos.

¿Cómo contribuye un empleado al plan?

Una vez se establece el plan 401(k), el empleado puede seleccionar contribuir de su cheque de pago en una de dos maneras: antes de impuestos federales o después de pagar impuestos como una contribución Roth designada (si así lo elige la compañía). Si las contribuciones Roth designadas están disponibles en el plan, los empleados generalmente pagan impuestos sobre esas contribuciones en el momento en que las hacen, pero no deben impuestos sobre el dinero cuando hacen un retiro.

¿Cuáles son los límites de la contribución?

En el 2018, la contribución máxima que los empleados pueden aportar es de $18,500, con unos $6,000 adicionales si tienen 50 años de edad o más. El empleador también podría aportar contribuciones adicionales para todos los empleados elegibles. Todas las ganancias de inversión dentro del plan aumentan, con impuestos deferidos, hasta que los fondos son retirados en la jubilación.

¿Qué son las contribuciones del empleado?

Los empleadores no tienen que contribuir a los planes 401(k) que ellos ofrecen, pero la mayoría lo hacen. Algunos escogen contribuir con una cantidad fija de dinero para todos los empleados elegibles, hay quienes contribuyen con un porcentaje de la compensación de los empleados elegibles, y otros equiparan la contribución de los empleados elegibles según una fórmula establecida.

Las contribuciones del empleador pueden validarse con el tiempo, esto significa que el empleado podría tener que permanecer con la compañía varios años para poder recibir la cantidad total cuando se retire del plan.

Normalmente no se permiten los retiros hasta que el empleado se haya ido de la compañía. Cuando eso pasa, el empleado puede generalmente traspasar los fondos a una Cuenta Individual de Jubilación (IRA, por sus siglas en inglés) directamente sin pagar impuestos. Si el empleado decide retirar el dinero y recibir directamente los fondos, entonces generalmente deberá pagar impuestos sobre las contribuciones y las ganancias además de un 10 por ciento de multa impositiva si el empleado es menor de 55 años.

Algunos empleadores permiten a los empleados recibir préstamos respaldados en los fondos de sus planes 401(k) y podrían también permitir retiros en circunstancias de adversidad. Si eres elegible para participar en el plan 401(k) de tu empleador, consulta el resumen de la descripción del plan para detalles sobre las disposiciones y los beneficios del plan.

Divulgaciones

Ni State Farm®¬† ni sus agentes proveen asesoría fiscal o legal.