Pasar al contenido principal

Comienzo del contenido principal

Planificación para los recién graduados de la universidad

Proporcionado Por Advisys, Inc.

Después de graduarse de la universidad, hay decisiones que hay que tomar en cuanto a presupuestos, deudas, ahorros y jubilación. Este artículo proporciona una buena vista general de lo que debería considerarse.

Hombre adulto trabajando en su computador portátil mientras usa el teléfono

Graduarse de la universidad marca un logro importante en las vidas de los adultos jóvenes. Para muchos, es la primera vez que serán totalmente responsables de sus propias finanzas. Y cuán bien o mal manejen estas nuevas responsabilidades financieras puede afectar sus vidas por mucho tiempo.

Así que, ¿cuáles pasos debería tomar un recién graduado de la universidad para empezar a trabajar en sus finanzas como debe ser?

Pasos iniciales para el logro de la seguridad financiera

Graduarse de la universidad equipa a la persona con las herramientas intelectuales necesarias para lograr el éxito en su carrera profesional. Ese no es necesariamente el caso cuando se trata de entender el dinero y cómo administrarlo. Pero los pasos básicos para empezar son bien sencillos por lo general:

  • Elaborar un presupuesto: Crea un presupuesto mensual que incluya todos tus gastos, para que no gastes más de lo que puedes. Elaborar un presupuesto puede ayudar a identificar oportunidades para hacer mejor uso de tu ingreso actual.
  • Deudas: Muchos graduados de la universidad comienzan sus carreras profesionales cargados de grandes deudas estudiantiles. Comienza primero con la deuda que tenga la tasa de interés más alta y liquida tu deuda tan rápido como puedas. No aumentes innecesariamente tus deudas.
  • Cuentas de ahorro: ¡Págate ti mismo primero! Comienza creando un fondo de emergencia con el objetivo de ahorrar lo suficiente para cubrir un período de gastos de seis meses. Luego, proponte otros objetivos de ahorro como el pago de enganche de una vivienda.
  • Administración de riesgos: Protégete a ti mismo con los necesarios seguros de salud, vida e incapacidad. Protege tus pertenencias con seguro de automóviles y con seguro de inquilinos o de propietarios de vivienda. Aprovecha al máximo el programa de beneficios para empleados que ofrezca tu compañía utilizando todo seguro de grupo disponible.
  • Jubilación: Comienza a hacer contribuciones a los planes 401k, 403b o cualquier otro plan de pensión que ofrezca tu empleador. Si hay un plan 401k disponible, contribuye por lo menos con el porcentaje mínimo a fin de que seas elegible para recibir la contribución total que hace tu empleador para igualar la tuya. Si tu empleador no ofrece un plan de jubilación, abre una cuenta IRA y programa contribuciones automáticas.
  • Planificación del patrimonio: Consulta con un abogado para preparar un testamento y plan de patrimonio que transfieran tus bienes lo más eficientemente posible y pagando la menor cantidad de impuestos. Toma control de las decisiones que en cuanto al cuidado de la salud afecten directamente tu vida y familia. Esto puedes hacerlo consultando con tu abogado para documentar legalmente tus deseos.
  • Edúcate "financieramente": Aprende cómo utilizar el dinero. Es importante entender bien lo relacionado con inversiones, seguros, impuestos sobre la renta y beneficios para empleados.

Busca ayuda cuando la necesites

El asesoramiento y la guía de profesionales financieros capacitados y con experiencia pueden ser muy valiosos. Muchas familias tienen una relación de trabajo con profesionales financieros que estarán gustosos de ofrecer sus servicios a una generación más joven. Los amigos y compañeros de trabajo son también buenas fuentes de referencia para las personas con quienes trabajan y en quienes confían.

Estos materiales fueron reproducidos con el permiso de Advisys, Inc. Ninguna entidad de State Farm® preparó estos materiales y State Farm tampoco ratifica ni garantiza las opiniones o declaraciones expresadas en ellos. Estos materiales se ofrecen solo para propósitos informativos.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.





También importante

Consejos útiles sobre seguro de carros para estudiantes universitarios

Consejos útiles sobre seguro de carros para estudiantes universitarios

Cuando tu hijo se mude a un colegio universitario/universidad y deje su carro en la vivienda, hay opciones para reducir las primas mientras no esté.

Consejos de seguro para estudiantes universitarios y sus pertenencias

Consejos de seguro para estudiantes universitarios y sus pertenencias

Más algunas cosas de las cuales los padres de estudiantes universitarios deberían ser conscientes acerca de los seguros.

Artículos relacionados

Cómo comenzar un presupuesto

Cómo comenzar un presupuesto

Hacer un presupuesto no tiene que ser tedioso. Te ayudaremos a descubrir formas de establecer tus objetivos y de hacer un presupuesto.

Tipos de cuentas de ahorros y sus diferencias

Tipos de cuentas de ahorros y sus diferencias

Cómo encontrar los tipos de cuentas de ahorros que te ayuden a alcanzar tus metas financieras.

Millennials y generación X: planificación para la jubilación

Millennials y generación X: planificación para la jubilación

No tienes que ahorrar de la forma como lo hacían tus padres. Si te faltan décadas para llegar a los años de jubilación, existen estrategias nuevas que pueden ayudarte a obtener la seguridad financiera deseada.