Pasar al contenido principal

Comienzo del contenido principal

Cómo usar la regla de presupuesto 50/30/20

Equilibra tus gastos y ahorros personales con la regla de presupuesto 50/30/20.

A couple is discussing budgeting with the 50/30/20 budget rule.

Si alguna vez te has preguntado cuánto de tus ingresos netos (después de impuestos) deberías destinar a vivienda versus entretenimiento versus ahorros, una popular regla de presupuesto es el plan financiero 50/30/20.

Si bien no existe una manera ideal de dividir ingresos que se ajuste al 100% de las personas, equilibrar tus gastos y ahorros personales puede aportar comodidad y confianza a tu situación financiera. Y la regla 50/30/20 es una forma muy simple de administrar tus finanzas personales.

¿Cuáles son los principios de la regla de presupuesto 50/30/20?

No gastes más del 50% de tu ingreso mensual neto en necesidades.

  • Cosas como alquiler, servicios, seguros, provisiones y pagos mínimos de deuda.

Gasta alrededor del 30% en tus deseos.

  • Cosas como salir a cenar, entretenimiento, servicios de viajes compartidos y artículos de lujo.

Destina al menos un 20% a tus ahorros.

  • Cosas como pagos adicionales de tus deudas o ahorros para cosas que te beneficiarán a largo plazo (como tu siempre importante fondo de emergencia, tu jubilación, el pago de enganche para comprar una casa en el futuro, etc.).

Aquí tienes un ejemplo del presupuesto 50/30/20 para alguien con un ingreso neto de $2,000 al mes:

50% EN NECESIDADES = $1,000
30% EN DESEOS = $600
20% EN AHORROS = $400

Recordatorio importante: La regla del presupuesto 50/30/20 solo considera tu ingreso neto mensual, por lo que todo lo que se deduce automáticamente de tu cheque, como tu prima de seguro de salud del trabajo o tu contribución para la jubilación 401(k), no cuentan en la ecuación.

Pasos para comenzar un plan 50/30/20 en tu presupuesto

  1. Realiza un inventario de todos tus gastos. Esta hoja de cálculo del presupuesto mensual es un excelente recurso para comenzar.
  2. Clasifica cada gasto en tu hoja de cálculo, como "necesidades", "deseos" o "ahorros".
    • Ten en cuenta que estos términos no corresponden exactamente con las definiciones de gastos fijos, variables y gastos no mensuales. Es posible que pagues la misma cantidad cada mes por un servicio de streaming de TV lo que significa que es un gasto fijo, pero se trata claramente de un "deseo" y no una "necesidad".
  3. Suma tus "necesidades", tus "deseos" y tus "ahorros".
  4. Suma tus gastos del mes.
  5. Divide el total de tus "necesidades" entre tus gastos totales. Multiplica el decimal por 100 para ver el porcentaje que gastas en "necesidades".
  6. Haz lo mismo para tus "deseos" y tus "ahorros".
  7. Compara los porcentajes de tus "necesidades", "deseos" y "ahorros" con la regla 50/30/20 para ver qué tan equilibrado es tu presupuesto.
  8. Fíjate metas pequeñas y realistas para reducir los gastos en "necesidades" y "deseos", de tal modo que puedas aumentar tus "ahorros". ¡Comienza con pequeños cambios y continúa desde ahí!

Pequeños cambios pueden generar grandes resultados

Incluso si ahora mismo no puedes lograr un 50/30/20 en tu plan de presupuesto, trabajar en hacer pequeños cambios puede acercarte al equilibrio financiero. Las pequeñas acciones que empiezan hoy pueden conducir a grandes cambios con el tiempo, así que no te dejes desanimar en tus avances si no alcanzas la perfección en tu presupuesto.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.





También importante

Millennials y generación X: planificación para la jubilación

Millennials y generación X: planificación para la jubilación

No tienes que ahorrar de la forma como lo hacían tus padres. Si te faltan décadas para llegar a los años de jubilación, existen estrategias nuevas que pueden ayudarte a obtener la seguridad financiera deseada.

Cómo ahorrar para la jubilación

Cómo ahorrar para la jubilación

Lo más pronto pongas en acción estas estrategias de jubilación, mejor te sentirás acerca de ahorrar para la jubilación.

Artículos relacionados

¿Tendrás suficientes ahorros al jubilarte?

¿Tendrás suficientes ahorros al jubilarte?

Sabes que tienes que ahorrar, ¿pero cuánto? Calcula tus futuros ingresos por jubilación.

Crea un fondo de emergencia

Crea un fondo de emergencia

Tener dinero extra en un fondo de emergencia es útil cuando surgen imprevistos en la vida.

Endeudado hasta el cuello

Endeudado hasta el cuello

¿Te encuentras haciendo malabares con varias facturas y preguntándote cómo poder cubrir tus gastos? Aquí tienes algunos consejos para ayudarte a controlar tus deudas.