Un hombre con su hija sentada en su regazo en la mesa de la cocina trabajando en su computadora portátil, explorando diferentes tipos de cuentas de ahorros.

Cuatro tipos de ahorros y otra información importante sobre las cuentas de ahorros

Conoce más sobre las cuentas de ahorros y cómo funcionan. Compartimos contigo cuatro tipos diferentes de ahorros para ayudarte a decidir cuál de ellos podría ayudar con tus metas financieras.

Información importante sobre las cuentas de ahorros

¿Qué es una cuenta de ahorros?

Una cuenta de ahorros es una manera sencilla de ahorrar dinero. Las cuentas de ahorros son líquidas, lo que significa que el dinero está disponible para un retiro rápido. Esto las hace ideales para necesidades financieras como estas: gastos en días festivos, compras grandes, vacaciones, bodas y fondos de emergencia.

¿Cómo funciona una cuenta de ahorros?

Por lo general, abres una cuenta de ahorros en un banco o una cooperativa de ahorro y crédito (credit union), y depositas dinero en ella. Tu cuenta entonces generará interés sobre tu saldo. Ten en cuenta que, aunque ganarás interés sobre el dinero en tu cuenta de ahorros, no será tan considerable como con otras opciones de inversión.

Puedes acceder al dinero de esta cuenta con una tarjeta de cajero automático (ATM, por sus siglas en inglés), haciendo retiros en una sucursal bancaria o transfiriendo dinero de tu cuenta de ahorros a una cuenta de cheques. Por lo general, las cuentas de ahorros no ofrecen tarjetas de débito ni cheques. Tu banco o cooperativa de ahorro y crédito puede confirmar si hay restricciones sobre el número de retiros, saldos mínimos y las tasas de interés ofrecidas.

¿Están aseguradas las cuentas de ahorros?

Las cuentas están aseguradas hasta por $250,000 por categoría de titularidad por banco (no por cuenta de ahorros abierta). La Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) ofrece seguro en muchas categorías distintas de tipo de cuenta/titularidad. Según la estructura, podrías recibir más de $250,000, esto es, agregando beneficiarios.

Tipos de ahorros

Fondo de emergencia o "fondo que no se puede tocar"

Los fondos de emergencia son importantes porque te pueden ayudar a encargarte de cosas inesperadas que podrían ser costosas. Aquí algunos ejemplos: pérdida de empleo, emergencias médicas y reparaciones de carros o de la vivienda. Si no tienes un fondo de emergencia, podrías optar por asumir una deuda de tarjeta de crédito para encargarte de estos retos. Un fondo de emergencia está diseñado para ayudarte a evitar el uso de crédito cuando ocurran estas emergencias.

Se podría usar una cuenta de ahorros de alto rendimiento para un fondo de emergencia. Estas ofrecen una tasa de interés aumentada, pero a menudo tienen saldos mínimos más altos y también podrían cobrar cuotas.

Otra cuenta de ahorros a considerar para un fondo de emergencia es una cuenta de ahorros Money Market. Este tipo de cuenta podría ofrecer tasas más altas e incluso tasas introductorias promocionales. Algunas tienen saldos mínimos, como de $500 o $1,000, que el ahorrador debe mantener para evitar las cuotas, en comparación con los requisitos de saldo más bajos o sin mínimo con las cuentas de ahorros tradicionales.

En teoría, se usan los fondos de emergencia con poca frecuencia, así que los sacrificios podrían valer la pena si decides usar una de las cuentas de interés más alto.

El fondo "se puede tocar"

Este es para cosas que sabes que ocurrirán, aunque no todos los meses. Regalos, viajes, impuestos sobre bienes raíces, primas de seguro de propietarios de vivienda o citas de peluquería, por ejemplo. Ten claros los gastos que se vienen y separa algo de dinero para pagar esos gastos. Luego, cuando sí sucedan, no tendrás que romper tu presupuesto mensual para pagarlos, ya que el dinero ya estará ahí, listo.

Una cuenta de ahorros tradicional puede ser buena para este tipo de ahorros. La mayoría de cuentas de ahorros ofrecen acceso en línea, lo que hace que sea más fácil transferir el dinero y revisar tu saldo. Además, algunas no requieren un depósito inicial mínimo y te permitirán hacer depósitos directos, lo que puede ayudar si quieres programar una opción de transferencia automática. Finalmente, aunque la tasa de interés podría ser más baja que en otros tipos de cuentas de ahorros, podrías acceder de forma más rápida o fácil a los fondos.

Fondo de "sé lo que quiero, solo necesito pagarlo"

Este tipo de ahorro es para una meta o compra específica que podría ocurrir dentro de unos años. Algunos ejemplos podrían ser el carro de tus sueños, un destino de viaje único en la vida o una boda. Estos no son realmente parte de tus gastos de subsistencia. Son cosas que quisieras tener. Así que estos ahorros están diseñados para ayudarte a conseguirlas.

Un certificado de depósito (CD) podría ser una buena manera de ahorrar dinero para este tipo de meta. Los saldos mínimos varían y las opciones de renovación te permiten poner tu dinero en un CD y olvidarlo; no puedes acceder a los fondos sin una multa hasta que termine el plazo. Por lo general, los plazos de los CD varían entre aproximadamente seis meses hasta cinco años; normalmente mientras más largo el plazo, mejor será la tasa de interés. Una cosa a considerar: cuando vencen, los CD se renuevan automáticamente a menos que le indiques al banco lo contrario.

Ahorros a largo plazo

Cuando estés ahorrando para cosas como un pago de enganche o la jubilación es aconsejable pensar en los ahorros de una manera distinta. Para plazos más largos, podrías considerar invertir tu dinero en vez de ponerlo en una cuenta de ahorros tradicional.

Ahora que has leído sobre las cuentas de ahorros y tipos de ahorros, tal vez estés interesado en aprender más sobre otros temas financieros como los principios básicos para invertir, los fondos de inversión o las diferentes cuentas de jubilación.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no respalda ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros que pueda estar vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados por el uso de esta información.

Comienza una cotización

Selecciona un producto para comenzar una cotización.

Encuentre agentes cerca de
usted o contáctenos

Hay uno listo para ofrecer un servicio personalizado que se ajuste a sus necesidades específicas.

Artículos relacionados

Cómo ahorrar para las vacaciones

Empezar a ahorrar hoy mismo puede hacer que las vacaciones de tus sueños se conviertan en realidad cuanto antes.

Consejos sobre jubilación para "millennials" y generación X

No tienes que ahorrar de la forma como lo hacían tus padres. Si te faltan décadas para llegar a los años de jubilación, existen estrategias nuevas que pueden ayudarte a obtener la seguridad financiera deseada.

Consejos para ahorrar en los días festivos

Con un poco de planificación adicional y búsquedas en línea puedes estirar tu presupuesto para regalos en esta temporada de los días festivos.

Desglose del presupuesto

Puedes tener un presupuesto y aun así vivir la vida que deseas. Tener un presupuesto es un recurso sencillo y confiable para deshacerse de deudas no deseadas, alcanzar las metas financieras, vivir un estilo de vida financiero más saludable y mantener un verdadero bienestar financiero.