Una reunión de una pareja que está de espaldas a la cámara con una asesora financiera.

¿Necesito un profesional financiero?

¿Qué hace un asesor financiero y cuándo lo necesito? Conoce más sobre los profesionales financieros y cuándo recurrir a ellos con estas perspectivas.

Comprender tus finanzas puede ser estresante. Y a menos que pases tu tiempo libre estudiando asuntos de dinero o trabajes en el campo financiero, puede parecer verdaderamente imposible. Existen cuestiones, mayores y menores, en las que pensar, desde cuánto puedes permitirte invertir hasta cómo abordar las metas pequeñas y grandes.

Muchas personas deciden obtener ayuda utilizando los servicios de un profesional financiero. Eso puede ser una serie de cosas, y puede variar dependiendo de tu edad y etapa de la vida. Antes de hacer cualquier cosa, investigar es clave.

Algunas personas se preocupan pensando que necesitan tener una cierta cantidad de dinero para invertir antes de que puedan obtener ayuda de un profesional. Afortunadamente, eso no es cierto. No necesitas grandes bienes para buscar ayuda, y un profesional financiero puede guiarte a establecer todo tipo de metas y sueños en cada etapa de tu vida.

¿Qué hace un asesor financiero?

Los asesores financieros son profesionales que ofrecen una gama de servicios que pueden ajustarse a tu presupuesto, así que no pienses que eres demasiado joven o que tu cuenta de cheques no es lo suficientemente grande. Los asesores financieros tienen la responsabilidad fiduciaria de actuar solo en tu mejor interés como su cliente. Si no has tenido ninguna experiencia con un asesor financiero, esto es lo que puedes esperar:

  • Comenzarán proporcionando una evaluación exhaustiva de tu situación con respecto a tus activos, pasivos y si estás cumpliendo con los puntos de referencia en comparación con tus semejantes para ahorro y jubilación.
  • Revisarán las metas a corto y largo plazo. Lo útil de este paso es que está personalizado para ti.
  • Pueden programar revisiones periódicas, como cada dos años, para ajustar los objetivos y planes según cambios del estado laboral, obligaciones de deuda y más.

¿Cuándo debo conseguir un asesor financiero?

A tus 20

Eres joven y trabajas a tiempo completo, tienes un carro o dos y hay préstamos estudiantiles a pagar. He aquí algunas posibles ideas para ayudar:

  • Establece buenos hábitos de ahorro, paga deudas, establece metas iniciales.
  • Salda los préstamos estudiantiles. Dependiendo de tu profesión, puedes calificar para la condonación de parte de tu préstamo escolar.
  • Considera trabajar con un asesor financiero para crear un plan inicial, una gran opción si no tienes muchos bienes todavía y simplemente deseas saber los siguientes pasos a seguir. Después puedes discutir el siguiente momento más adecuado para el seguimiento.
  • Antes de comenzar, pregunta sobre los precios. Los asesores financieros generalmente tienen diferentes escalas de precios. Algunos tienen niveles mínimos de bienes y cobrarán honorarios — generalmente varios miles de dólares — por crear y ajustar un plan, o pueden cobrar una cuota fija.

A tus 30

Estás casado, eres dueño de una casa o condominio y quieres proporcionar un futuro seguro a tu familia mientras aceleras los ahorros para mantenerte en línea con tus metas a largo plazo. Un asesor financiero puede ayudarte durante esta etapa de tu vida.

  • Si estás recién casado, podrías beneficiarte de consejos para administrar tu doble ingreso.
  • Una herencia de un miembro de la familia puede complicar tus finanzas.
  • Encontrar maneras de aumentar tus ahorros para la jubilación puede requerir mucha investigación.
  • Antes de comenzar, pregunta sobre las estructuras de honorarios. Generalmente, mientras más servicios quieras o requieras, más tendrás que pagar. Siempre lee la letra pequeña y asegúrate de que tu asesor financiero siga los estándares fiduciarios.

A tus 40

Estás pensando en tu jubilación y en ayudar a tus hijos con los costos de la educación superior. Un asesor financiero puede ofrecer asesoramiento para esas situaciones y más.

  • La mayoría de los planes de jubilación ofrecen una opción de "configúralo y listo" que permite asignar activos en función de la etapa de la vida. Esto generalmente funcionan bien, pero la mayoría de nosotros no solo lo configuramos y luego no lo tocamos. Puede que esa no sea la mejor manera de seguir acumulando riqueza, especialmente a medida que avanzas en tu carrera. Programa revisiones regulares con tu planificador para modificar tu plan según sea necesario.
  • Equilibrar los ahorros para la jubilación y los costos universitarios para tus hijos puede ser complicado. Un asesor financiero puede ayudarte a priorizar.
  • Antes de empezar, pregunta tanto por cualificaciones como referencias — particularmente de amigos y familia — que hayan tenido una experiencia satisfactoria.

¿Necesito un asesor financiero durante la jubilación?

Pensar en cuándo podrás jubilarte y en cómo serán los años posteriores a la jubilación puede generar preocupaciones sobre si tus ahorros para la jubilación están alineados con tus planes posteriores al trabajo o si has ahorrado lo suficiente como para dejar un legado.

  • Ayuda a tu profesional financiero a comprender cómo manejas el dinero. Si eres más conservador en el ahorro (y las posibles pérdidas), sus sugerencias deberían responder a tus preocupaciones e inquietudes. También deberías revisar cualquier cuestión para tu edad en particular. Por ejemplo, planificar para la atención médica es una de las mayores incógnitas durante la jubilación, y un profesional financiero puede resumir opciones y sugerir si un seguro adicional como protección podría ser útil.
  • Antes de comenzar, trata de sentirte cómodo con la idea de compartir todo tu panorama financiero con un profesional. Esto podría incluir cosas como el saldo de una tarjeta de crédito que es demasiado alto o una deuda que no se ha pagado. Darle a tu profesional una visión completa puede ayudarle a crear un plan que tenga en cuenta todas las partes de tu situación financiera, en especial cuando te acercas rápidamente a tus años posteriores al trabajo.

¿Realmente vale la pena tener un asesor financiero?

Si tus finanzas son simples y te encanta hacerlo tú mismo, puedes estar bien por tu cuenta. Considera, sin embargo, algunas de las muchas ventajas que un asesor financiero puede proporcionar:

  • Si tienes varias cuentas e inversiones, un asesor financiero puede ahorrarte el tiempo necesario para investigar todo lo que se necesita para mantenerte informado y tomar buenas decisiones.
  • Los asesores financieros tienen fácil acceso a los tipos de información que la persona promedio no tiene. Esto puede incluir investigación, datos analíticos y software de modelado.
  • Incluso si recién estás comenzando, un asesor financiero puede crear un plan para ayudarte a llegar a donde quieres estar en el futuro.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no respalda ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.

State Farm® y sus afiliadas no proveen asesoría fiscal, de inversiones ni legal. Las leyes de impuestos federales y estatales están sujetas a cambios. Si se requiere asesoría fiscal, de inversiones o legal, por favor busca los servicios de un profesional con licencia.

Comienza una cotización

Selecciona un producto para comenzar una cotización.

Encuentra agentes cerca de
ti o contáctanos

Hay uno listo para ofrecer un servicio personalizado que se ajuste a tus necesidades específicas.

Artículos relacionados

Cómo presupuestar gastos no mensuales

Todos se enfrentan con gastos irregulares o no mensuales en el transcurso el año. Aprende más sobre cómo presupuestarlos y manejarlos.

Crear un fondo de emergencia

Tener dinero extra en un fondo de emergencia es útil cuando surgen imprevistos en la vida.

¿Cómo protejo mi dinero de la inflación?

En tiempos de alta inflación y de una economía incierta, estarás mejor preparado para capear el temporal con un plan financiero inteligente.

Razones para comprar seguro de vida

A menudo se piensa en el seguro de vida como una forma de proteger a los seres queridos, proveyendo fondos para cubrir gastos funerarios e impuestos sobre el patrimonio, pero puedes pensar mucho más allá.