Después de la tormenta: Limpieza tras desastres causados por huracán

Después de la tormenta: Limpieza tras desastres causados por huracán

¿Qué pasa después de un huracán?

¿Cuáles son los pasos para limpiar tu propiedad y reparar los daños?

  • Comunícate con tu agente para determinar si la cobertura es aplicable a tus daños.
  • Para secar tu edificio, quita únicamente los paneles de yeso dañados, las alfombras y acolchados, y saca los rodapiés y zócalos mojados. Guárdate muestras de todas las alfombras que tires. Mantén tu vivienda lo más ventilada posible. Toma fotos para documentar tus daños.
  • Si tú mismo vas a limpiar, asegúrate de no lesionarte o lesionar a otros. Lleva un registro del tiempo y dinero utilizado protegiendo tu propiedad. Si decides utilizar un contratista, obtén un recibo del costo de la mano de obra y de los materiales para proporcionárselo a tu representante de reclamos. No lleves a cabo ninguna reparación hasta que la discutas con tu representante de reclamos.
  • Para ayudarte con el proceso de reclamo del seguro, asegúrate de documentar los artículos de los que te deshagas. Puedes hacerlo guardando tus recibos, fotografiando los artículos y haciendo un inventario en cada habitación de los artículos dañados o que te falten. Por favor incluye los nombres de los fabricantes, fechas y lugares de compra y precios.
  • No deseches ningún artículo costoso, como televisores de pantalla grande y muebles, hasta que sea autorizado por tu representante de reclamos. Estos artículos podrían tener que ser inspeccionados primero.
  • Lleva toda tu propiedad personal —especialmente los objetos de valor pequeños como joyería— a un lugar seguro para evitar su robo.
  • Maneja las antigüedades, los objetos de arte, plata esterlina y bronce con cuidado especial. Déjalos secar, pero no los untes con aceite ni los frotes ya que podría dañar el acabado o las superficies.
  • Limpia y seca los muebles de madera lo antes posible. Ten cuidado de no restregar productos abrasivos como tierra o yeso que pueda haberse caído encima de los mismos.
  • Intenta secar la ropa de cama y los muebles tapizados que estén saturados de agua. No guardes otras cosas cerca de estos artículos.
  • Seca y limpia las alfombras y tapetes que tengan daños leves causados por el agua. Debes deshacerte de las alfombras y los tapetes que hayan quedado saturados de agua como se indicó anteriormente.
  • Para prevenir la corrosión, seca todos los objetos de metal como electrodomésticos y barras para cortinas, luego trátalos con la solución de limpieza adecuada.
  • Seca, pero no pongas aceite a los aparatos de radio, los televisores y otros aparatos eléctricos. Todo equipo electrónico que haya estado expuesto al agua debe ser revisado por un profesional antes de usarlo.

¿Quién debería encargarse de elaborar un presupuesto y reparar la propiedad dañada?

  • Es mejor usar contratistas locales y de confianza. Si tienes algún problema con las reparaciones, es más fácil que una empresa local las corrija que una que no sea local.
  • Comprueba las referencias del contratista llamando a tu Cámara de Comercio o al Better Business Bureau. Asegúrate de que los contratistas tengan la experiencia necesaria para encargarse de tus reparaciones.
  • Asegúrate de hablar sobre los términos de pago con el contratista antes de firmar un contrato.

Presenta un reclamo.

Aprende más sobre cómo proteger tu propiedad y familia durante el clima severo:

Reiteradamente, no tomar las precauciones básicas ha hecho que los huracanes causen mayores tragedias. Si vives en un área propensa a huracanes, seguir los pasos señalados aquí puede ayudarte a proteger tu propiedad en contra del viento y el agua, y a prevenir que tú o tu familia sufran lesiones. 

Para más información, utiliza estos recursos:

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.