7 errores garrafales al comprar casa y cómo evitarlos

7 errores garrafales al comprar casa y cómo evitarlos

Corredor de bienes raíces conversando con una pareja joven en el pórtico delantero

Con tasas de interés bajas a nivel récord, precios increíblemente bajos de vivienda y sin vivienda propia para vender, muchos adultos jóvenes están en buena posición para comprar su primera casa. Si ya estás listo para convertirte en propietario de vivienda, echa un vistazo a estos errores comunes de comprador principiante.

  1. No obtener una carta de precalificación. Antes de comenzar tu búsqueda de vivienda, reúnete con un prestamista o corredor de hipotecas para determinar cuánto dinero puedes pedir prestado. Tener una carta de precalificación en la mano te ofrece tranquilidad a ti, al vendedor y al agente de bienes raíces.
  2. Sobrestimando lo que puedes pagar. Revisa tus ingresos, gastos e inversiones. Podrías descubrir que no estás cómodo gastando lo que tu prestamista piensa que puedes pagar.
  3. Subestimando los costos de ser un propietario de vivienda. Los gastos al ser propietario de una vivienda van más allá de tu pago de hipoteca mensual. Como propietario de vivienda, serás responsable de los costos que los arrendadores generalmente cubren, incluyendo impuestos de propiedad, seguro, cuotas de asociación, servicios públicos, mantenimiento y reparaciones.
  4. No pensar a largo plazo. Detalles cosméticos que puedes cambiar no te deben desanimar de comprar una vivienda. Así estés planeando vender la casa en unos pocos años o hacerla tu hogar para siempre, encontrar una casa en el vecindario correcto o una con una nueva caldera puede superar desventajas tales como una cocina o un baño un poco obsoletos.
  5. Gastar todo tu dinero. Evita agotar tus ahorros para comprar una vivienda u ofrecer la cantidad máxima que calificas para pedir prestada. Quieres que te sobre dinero para cubrir gastos inesperados que pudieran surgir después de que compres.
  6. Renunciar a una inspección. Antes de celebrar el hecho de que has encontrado una casa que amas, contrata a un inspector profesional de casas para encontrar cualquier problema que pudiera afectar a tu decisión de comprar.
  7. Olvidar la cláusula de contingencia. Considera incluir en tu acuerdo de compra una cláusula de contingencia que te permita retirarte si no recibes tu préstamo, la vivienda no tasa a su precio de venta o pierdes tu empleo.

Y una vez que hayas encontrado la primera casa de tus sueños, necesitarás seguro de propietarios de vivienda para proteger tu inversión.

Divulgaciones

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.