Las 3 mejores maneras de proteger tu carro contra las bromas de Halloween

Las 3 mejores maneras de proteger tu carro contra las bromas de Halloween

Ventana de un carro destruida y calabaza

Según el Highway Loss Data Institute (HLDI), el 31 de octubre ocurren aproximadamente 81% más reclamos por vandalismo de carros que el promedio. Ayuda a evitar las llantas cortadas, las ventanas quebradas y el daño deliberado a los carros en Halloween —y todos los otros días del año— con estos consejos:

Comprueba tus alrededores

Donde estaciones tu carro puede afectar la probabilidad de que éste sea vandalizado. En casa, estaciona tu carro en el garaje. Si no tienes garaje, instala luces de movimiento que ayudarán a disuadir a los vándalos y a alertar tanto a ti como a tus vecinos sobre cualquier actividad cerca de tu vehículo o entrada al garaje.

Lejos de casa, estaciónate en un área bien iluminada y poblada, preferiblemente un lote cerrado o un aparcamiento seguro. Para mayor protección, estaciónate en un lugar alejado de objetos que puedan ayudar a ocultar a los vándalos, como vehículos grandes, contenedores de basura o arbustos.

Elimina las tentaciones

Quita de tu vehículo los objetos de valor y cualquier evidencia de ellos. Por ejemplo, limpia los anillos de succión del GPS del parabrisas, quita las placas frontales del estéreo y almacena los cargadores de teléfonos celulares en la consola central.

Las calcomanías para el parachoques también pueden tentar a los vándalos. Si alguien no está de acuerdo con tus opiniones expresadas, puedes convertirte en el objetivo de los vándalos.

Toma medidas de seguridad adicionales

Agrega un sistema de alarma y/o cámaras de vigilancia a tu carro para que sea un objetivo menos deseable. Si está claro que tu vehículo los tiene, es posible que los vándalos sigan su camino. A veces, simplemente tener una calcomanía de un sistema de seguridad en una ventana es suficiente para desalentarlos.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda a riesgo del propio usuario, se proporciona sólo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.