El proceso de comprar casa

El proceso de comprar casa

Couple Carrying Sofa Into New Home

Ser propietario de una vivienda es parte del sueño americano, pero sólo cerca de un 60 por ciento de los residentes de los Estados Unidos han alcanzado esta meta.Referencia a pie de página[1] Sin importar en qué parte de la travesía hacia la compra de una vivienda te encuentras —a años de hacerlo o listo para poner tu firma— hay circunstancias en las finanzas y en la vida que deberían formar parte de la ecuación. Mientras converses con familiares y amigos acerca de sus éxitos y dificultades, acuérdate de estos puntos claves.

Piensa a largo plazo.

Cuanto más puedas planificar y ahorrar de antemano, más opciones tendrás en cuanto a lo que podrás comprar. Si puedes, crea una partida en tu presupuesto mensual dedicada a ahorrar para un pago de enganche, y dale prioridad al pago de deudas de manera que tengas menos obligaciones financieras cuando decidas comprar una vivienda.

Decide lo que necesitas ahorrar.

Mientras determinas cuánto ahorrar para un pago de enganche, considera cuál es el precio que estás en posibilidad de pagar por tu vivienda. Por ejemplo, a las instituciones financieras se les tiene prohibido otorgar una hipoteca que sea mayor al 35 por ciento del ingreso mensual, y muchas aconsejan que no supere el 28 por ciento de dicha suma.Referencia a pie de página[2] Y ten presente que ser propietario de una vivienda incluye otros costos como el seguro de propietarios de vivienda, los impuestos sobre la propiedad, mantenimiento, reparaciones y actualizaciones que podrías hacer a una vivienda. Mientras estés aportando a tus ahorros para el pago de enganche, ten presente este número: 20 por ciento. Éste es el total del pago de enganche sobre el precio de compra que te permite obtener una hipoteca sin los gastos mensuales de un seguro privado de hipoteca.

Averigua.

Cada año se realizan unas 5 millones de ventas de viviendas en los Estados UnidosReferencia a pie de página[3] de acuerdo con la National Association of Realtors. Para encontrar cuál es la mejor para ti considera qué es lo más importante para ti acerca de tu estilo de vida para priorizar tu lista de cosas obligatorias. Por ejemplo, podrías querer cierto número de dormitorios, desear un traslado al trabajo más corto, o necesitar espacio para un perro.

Puede ser útil durante esta fase de investigación recibir una preaprobación para una hipoteca y conseguir un agente de bienes raíces. También sería aconsejable que visites casas en venta abiertas al público para que tengas idea de cómo es el proceso.

Continúa tu búsqueda o busca algo mejor.

La gente que ya posee una casa está familiarizada con mucho de la travesía hacia la compra de vivienda. Pero cuando vendes una vivienda y compras otra tienes otras consideraciones. Por ejemplo, podrías hacer una oferta para comprar una nueva vivienda pero colocar una cláusula de contingencia en tu oferta, tal como poder vender tu vivienda actual en un cierto período de tiempo. Utiliza las mismas orientaciones financieras que utilizaste en la compra de tu primera vivienda: Compra lo que esté a tu alcance y lo que funcione para las metas de tu vida y tus objetivos financieros.

Regresar a referencia a pie de página[1] Por qué la caída de la tasa de propiedad de vivienda es una buena noticia

Regresar a referencia a pie de página[2] ¿Cuánto de mi ingreso mensual debo gastar en una hipoteca?

Regresar a referencia a pie de página[3] Por qué la caída de la tasa de propiedad de vivienda es una buena noticia

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y¬†no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.