Seguros de Vida a Plazo

Seguros de Vida a Plazo

Familia junta haciendo pompas de jabón

Si estás proyectando una familia con hijos o si estás cuidando la vejez de tus padres, entenderás de lo que hablamos. Cuando tienes dependientes que mantener, un seguro de vida es más una necesidad que un lujo.

En el momento de buscar cobertura por un periodo específico de tiempo, una póliza de seguro de vida a plazo puede ayudar a proveer seguridad financiera de una manera más simple. Te contamos cómo funciona:

Cobertura y beneficios

Una póliza de seguro de vida a plazo brinda cobertura por un período específico de tiempo. El titular define la póliza por un determinado período y paga primas agendadas al asegurador durante ese tiempo. Si la persona asegurada fallece mientras la póliza está activa, el beneficiario de la póliza recibe el valor pactado del beneficio por fallecimiento.

Duración del Plazo

La duración de un seguro de vida a plazo puede ser tan corta como un año o tan larga como 30 años. Algunos de los plazos más comunes son 5, 10, 15 y 20 años dependiendo, generalmente, de la edad y salud de la persona asegurada. Cuando un plazo finaliza, muchas pólizas brindan al titular el derecho a continuar con la cobertura. A esto se le llama derecho de renovación. La cobertura renovada puede ser tan corta como un año o tan larga como el plazo anterior.

Costos

Las primas del seguro a plazo son determinadas por varios factores, incluyendo la edad, salud, el consumo de tabaco y la ocupación de la persona asegurada, así como la duración del plazo y el beneficio de muerte pactado. El titular de la póliza usualmente paga primas fijas por la duración del plazo. Sin embargo, cada vez que la póliza es renovada, las primas pueden aumentar junto a la edad del titular.

Otros beneficios financieros

A diferencia de las pólizas de seguro permanentes, el seguro a plazo no provee un componente de valor efectivo. Las primas pagadas a la aseguradora no son reembolsables. Una excepción parcial es la póliza de devolución de primas (DDP). Si la persona asegurada sobrevive al plazo de la póliza de devolución de primas, la aseguradora reembolsa el total de las primas pagadas. En algunos casos, el titular de la póliza puede, incluso, retirar un porcentaje de las primas antes de finalizar el plazo.

Para confirmar si el seguro de vida a plazo es el ideal para ti, asegúrate de discutir tus necesidades con un agente de seguros.