¿Puede alguien más manejar mi carro?

¿Alguna vez le has prestado tu carro a un amigo?

Hombre que tiene problemas con su carro

Hay momentos en la vida en que necesitamos prestarle nuestro carro a alguien, pero dudamos en permitirles utilizarlo porque no sabemos si podemos o si deberíamos hacerlo. Nos preguntamos:

  • ¿Puede mi niñera usar mi carro para llevar a mis niños a la piscina?
  • ¿Puede mi cuñado, u otro miembro de la familia, tomar mi carro prestado para el fin de semana?
  • ¿Puedo tomar prestado el carro de un amigo?
  • ¿El seguro de mi amigo cubrirá cualquier daño que yo cause mientras esté manejando su vehículo?
  • ¿Deben añadirse los conductores no habituales a mi póliza de seguro?

Esencialmente, lo que queremos saber es: "Si les damos permiso y sufren un accidente, ¿está cubierto por mi seguro? ¿Es legal que alguien maneje mi carro, sin que este se encuentre en mi póliza de seguro?”

"Generalmente no hay problema si está manejando con tu consentimiento", dice Jeanne Salvatore, vicepresidenta principal de Relaciones Públicas y portavoz de los consumidores del Insurance Information Institute. "Si el uso es ocasional, digamos que pido tu carro prestado para ir a comprar leche, siempre y cuando se haya dado permiso verbalmente, normalmente estarás cubierto".

Pero las cosas no están tan claras bajo otras circunstancias. Depende de tu compañía de seguros y de tu póliza en particular. Por ejemplo, las reglas y los reglamentos podrían ser diferentes si el conductor vive en tu hogar y no está nombrado como un asegurado designado en tu póliza de seguro aunque podría o debería estarlo; o si el conductor está nombrado en tu póliza como excluido. Esas situaciones más complicadas necesitarían ser discutidas con tu agente y representante de reclamos.

Normalmente, aunque la persona que maneje tu carro tenga su propio seguro, tu seguro será el pagador primario de los daños causados por tu vehículo; pero, antes de que tu seguro pague, se tiene que determinar que la persona que manejaba tu carro fue hallada legalmente culpable. El seguro del conductor podría cubrir algunas lesiones personales o gastos médicos. También podría complementar tu cobertura de seguro, si el costo de los daños causados por tu vehículo es mayor que la cantidad que tu póliza puede pagar.

"Comunícate con tu agente de seguros con respecto a tu póliza cuando tienes un empleado, tal como una niñera o una enfermera, que será un conductor regular adicional en tu hogar", recomienda Salvatore. "Podría ser necesario que se les añada a la póliza".

Debido a que los términos de la póliza y las leyes estatales pueden variar mucho, siempre comunícate con tu agente de seguros antes de prestar tu carro, u otro vehículo de motor, tal como: una motocicleta, embarcación, embarcación personal, moto de nieve, ATV o RV.

"Siempre que tengas una pregunta acerca de tu póliza, primero llama a tu agente de seguros", dice Salvatore. "Debes informarle siempre a la compañía de seguros acerca de las circunstancias. Obtén sus consejos".

Como con todo, usa el buen juicio y el sentido común. Asegúrate de estar totalmente consciente de la responsabilidad civil a la que podrías estarte exponiendo a ti mismo y a tu póliza de seguro de automóviles, antes de entregar tus llaves. "No tomes a la ligera el prestar tu carro", añade Salvatore. "Si sabes que alguien no es un buen conductor, piensa dos veces antes de dar tu permiso. Cualquier choque que sufra podría ir a tu expediente de seguro."

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.