¿Puedes manejar con seguridad en todo tipo de clima severo?

¿Puedes manejar con seguridad en todo tipo de clima severo?

Carro manejando sobre la nieve

Manejar en un clima perfecto ya es bastante difícil, pero cuando llega el clima severo es importante tomar precauciones adicionales. Probablemente ya sabrás que reducir la velocidad y aumentar la concentración pueden hacer una gran diferencia. Pero estas precauciones adicionales para tipos específicos de clima pueden ayudarte a llegar a tu destino de manera segura.

Hielo o nieve

  • Disminuye la velocidad. Los puentes y los cruces elevados se congelan primero; por lo tanto, reduce la velocidad y evita los cambios bruscos en la velocidad o la dirección.
  • Mantén limpias las ventanas. La visibilidad es esencial, especialmente con mal clima. Enciende los limpiaparabrisas y aumenta la potencia del descongelador, si es necesario. Además, asegúrate de quitar todos los artículos del área de la ventana trasera. Si todavía tienes problemas para ver, hazte a un lado en un área segura a la orilla de la carretera.
  • Frena con cuidado. Frenar bruscamente puede causar bloqueo y pérdida de control de la dirección. Si tienes frenos antibloqueo, aplica presión constante y firme al pedal.
  • Resiste el impulso de "pisar a fondo". Si te quedas varado en la nieve, endereza las ruedas y acelera despacio. Evita hacer girar las llantas. Utiliza arena o bloques debajo de las ruedas de tracción.

Lluvia

  • Enciende los limpiaparabrisas. Sí, es obvio, pero recuerda darles mantenimiento. Los limpiaparabrisas deberían ser reemplazados cada seis a doce meses para un rendimiento óptimo.
  • Usa las luces delanteras. La visibilidad generalmente se ve afectada en condiciones de lluvia. Las luces delanteras pueden ayudar.
  • Mantén las ventanas limpias. El descongelador o el aire acondicionado pueden ayudar para mantener limpios las ventanas y los espejos.
  • Sé paciente. Conduce más lento de lo normal. El pavimento mojado puede causar pérdida de tracción y provocar derrapes o deslizamientos sobre el agua.
  • Rodéalo. Nunca cruces una carretera inundada porque es difícil saber qué profunda está el agua. Tómate el tiempo para encontrar una ruta alternativa. Lo último que quieres es quedar atrapado en una inundación repentina.
  • Apaga el control de crucero. Cuando las carreteras están mojadas es mejor permitir al conductor controlar la velocidad y reaccionar a las condiciones.

Niebla

  • Enciende las luces bajas. De día o de noche, las luces delanteras deberían estar encendidas y ajustadas en luz baja.
  • Espera hasta que pase. Si estás teniendo problemas para ver, estaciónate con cuidado en el lado derecho, fuera del carril de tráfico, y enciende las luces de emergencia. Espera a que mejore la visibilidad antes de continuar.

Vientos fuertes

  • Ten cuidado. Mantente atento a los escombros que vuelan con el viento. Y sé extremadamente cuidadoso cerca de remolques, furgonetas o vehículos que lleven cargamento ligero.
  • Algunos carros no deberían ser manejados. Lo mejor es no manejar un remolque, furgoneta u otro vehículo "alto" (automóviles con centros de gravedad altos como SUV y camiones) con vientos fuertes.

Tormentas eléctricas severas

  • Enciende las luces delanteras y los limpiaparabrisas.
  • Escucha la radio. Sintoniza una estación con los servicios meteorológicos locales para estar al tanto de las actualizaciones de las tormentas y el tráfico.

Tormenta de granizo

  • Encuentra refugio. Busca refugio estacionando debajo de un puente o de un paso elevado.

Tornado

  • Nunca intentes ganarle a un tornado. Sal del carro y encuentra refugio. Si no puedes llegar a una estructura segura, túmbate en una zanja o en un área baja. Mantente boca abajo para protegerte de escombros voladores y cubre tu nuca y tu cuello con tus manos. Permanece alerta por si hay inundaciones repentinas.

Huracán que se aproxima

  • No esperes. Deja las áreas bajas y dirígete hacia el interior.

Seguridad durante todo tipo de clima

  • Abróchate el cinturón de seguridad. Todo el tiempo, en cada viaje.
  • Concéntrate en tu destino y evita distracciones.
  • Empaca y guarda un kit de emergencia en tu cajuela o compartimento de carga con artículos que podrías usar en caso de tener un problema en la carretera.
  • Comprueba para asegurarte de que no haya llamados a revisión de seguridad de tu vehículo.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.