Escena borrosa de la carretera mostrada a través del parabrisas cubierto de lluvia.

¿Puedes manejar con seguridad bajo un clima severo?

Es útil saber cómo manejar de manera segura en hielo, nieve, lluvia, niebla y otras inclemencias del tiempo.

Manejar en un clima regular puede ser difícil, pero cuando las condiciones climáticas empeoran, es importante tomar precauciones adicionales. Probablemente ya sabes que reducir la velocidad y aumentar la concentración pueden marcar una gran diferencia. Pero estos consejos de seguridad para tipos específicos de clima pueden ayudarte a llegar a tu destino de manera segura.

Consejos para manejar en nieve o hielo

  • Disminuye la velocidad. Los puentes y pasos elevados se congelan primero, así que toma las cosas con calma y evita los cambios bruscos de velocidad o dirección. Cuidado con el hielo negro.
  • Mantén las ventanas despejadas. La visibilidad es crucial, especialmente cuando se maneja en mal tiempo. Enciende las luces y los limpiaparabrisas y, si es necesario, pon el desempañador. Raspa el hielo de tus ventanas antes de salir para garantizar una visibilidad adecuada. Además, quita todos los objetos del área de la ventana trasera. Si sigues teniendo problemas para ver, estaciona con cuidado en un lugar seguro lejos de la carretera.
  • Frena con precaución. Un frenazo brusco puede provocar el bloqueo y la pérdida del control de la dirección. Si tienes un sistema de frenos antibloqueo, aplica una presión constante y firme al pedal de freno.
  • Resiste el impulso de "pisar hasta el fondo". Si te quedas atascado en la nieve, endereza las ruedas y acelera lentamente. Evita girar las llantas. Usa arena o bloques debajo de las llantas motrices.

Consejos para manejar bajo la lluvia

  • Enciende los limpiaparabrisas. Sí, es obvio, pero recuerda darles mantenimiento. Los limpiaparabrisas deberían reemplazarse cada seis a doce meses para un rendimiento óptimo. También puedes considerar las escobillas limpiaparabrisas de haz curvo, que proporcionarán un contacto más uniforme con el cristal en caso de lluvia.
  • Utiliza las luces delanteras. La visibilidad generalmente se ve comprometida en condiciones de lluvia. Las luces delanteras pueden ayudar. Todos los estados tienen leyes que exigen el uso de luces delanteras en condiciones de baja visibilidad, y muchos estados exigen que se enciendan las luces cuando los limpiaparabrisas están en uso.
  • Mantén las ventanas despejadas. El desempañador o el aire acondicionado pueden ayudar a mantener las ventanas y los espejos despejados.
  • Sé paciente. Tómalo con más calma de lo normal y deja más espacio cuando te detengas. El pavimento mojado puede causar pérdida de tracción y provocar deslizamiento o hidroplaneo.
  • No cruces carreteras inundadas. Como es difícil saber a qué profundidad puede estar el agua, lo mejor es buscar una ruta alternativa cuando haya fuertes lluvias. Lo último que quieres es quedar atrapado en una inundación repentina o que el agua dañe tu carro.
  • Apaga el control de crucero. Cuando las carreteras están mojadas, es mejor que el conductor controle la velocidad y reaccione a las condiciones.

Consejos para manejar con niebla

  • Maneja con luces bajas y luces de niebla. Tus luces delanteras deberían estar encendidas y ajustadas a luces bajas de niebla.
  • Espera. Si tienes problemas para ver, estaciona con seguridad a la derecha —bastante fuera del carril de circulación— y enciende las luces intermitentes de emergencia. Espera hasta que la visibilidad mejore antes de continuar.

Consejos para manejar cuando hay vientos fuertes

  • Cuidado. Mantente atento a los escombros que salen volando. Y ten mucho cuidado cerca de remolques, furgonetas o vehículos que transporten carga liviana.
  • Evita manejar algunos tipos de carros. Cuando hay vientos fuertes, es mejor no manejar un remolque, furgoneta u otro vehículo de "alto perfil" (autos con centros de gravedad altos como SUV y camiones).

Consejos para manejar en una tormenta de polvo

  • Evalúa la situación. Si comienzas a ver polvo y tierra en el aire mientras manejas, evalúa las condiciones y determina si es seguro continuar manejando o si es mejor salir de la carretera.
  • Sal de la carretera si es necesario. Saca tu carro de la carretera apenas puedas hacerlo de forma segura.Elige una ubicación lejos del pavimento para no estar demasiado cerca de otros carros.
    • Una vez que hayas salido de la carretera, permanece dentro de tu vehículo.Esto puede ayudar a protegerte de la exposición al polvo y puede mantenerte más seguro en caso de que otros vehículos estén muy cerca.
  • Maneja con precaución si necesitas seguir manejando. Si debes continuar manejando debido a circunstancias específicas, procede con extremada precaución. Aquí tienes algunos consejos para recordar:
    • Maneja a una velocidad que sea apropiada para las condiciones de visibilidad en el momento. Desacelera hasta llegar a una velocidad que te permita mantener el control de tu vehículo y reaccionar ante situaciones inesperadas.
    • Deja las luces encendidas y considera encender las luces de emergencia para mejorar la visibilidad de tu vehículo. Esto podría ayudar a otros conductores a ver tu carro y evitar chocar con él.
    • De vez en cuando toca la bocina para alertar a otros conductores de tu presencia. Esto puede ayudar a prevenir accidentes avisando a otros conductores de la proximidad de tu vehículo.
    • Usa las líneas centrales de la carretera como guía para mantenerte en el camino correcto. Esto te puede ayudar a orientarte en condiciones de baja visibilidad.
    • Intenta no detenerte en medio de la carretera, ya que otros conductores podrían no verte a tiempo para evitar un choque. Sigue circulando con precaución hasta que encuentres un lugar seguro para salir de la carretera si es necesario.

Consejos para manejar en las inclemencias del tiempo

  • Enciende las luces delanteras y los limpiaparabrisas.
  • Escucha la radio. Sintoniza una estación de radio meteorológica local para actualizaciones sobre cualquier tormenta y tráfico.
  • Nunca intentes ganarle a un tornado. Sal del carro y encuentra refugio. Si no puedes llegar a una estructura segura, acuéstate en una zanja o área baja. Mantente boca abajo para protegerte contra los escombros que vuelan y cubre la parte posterior de la cabeza y el cuello con las manos. Mantente alerta a las inundaciones repentinas.

Manejar en cualquier tipo de clima

  • Abróchate el cinturón de seguridad. Cada vez que salgas y en toda oportunidad que tengas.
  • Concéntrate en tu destino y evita distracciones.
  • Kits de emergencia. Empaca y guarda un kit de emergencia en tu maletero o área de carga con artículos que podrías usar en caso de una eventualidad en la carretera.
  • Llamados a revisión. Verifica que no haya llamados a revisión de tu vehículo.
  • Dales espacio. Si ves vehículos o personal de emergencia al costado de la carretera interestatal, muévete al carril opuesto si es seguro hacerlo.

Consejos especiales para conductores de vehículos comerciales

  • Cuidado con los vuelcos. Debido a su gran superficie y alto centro de gravedad, los vehículos comerciales pueden ser muy susceptibles a volcarse con vientos fuertes. Evalúa la seguridad y las condiciones climáticas antes de salir a la carretera.
  • Vientos fuertes. Debido a que los camiones sienten un mayor impacto con vientos fuertes, poseen un riesgo suficiente de que los vientos los desvíen de su carril de circulación en clima severo.
  • Carga perdida o dañada. Si tu carga se pierde o se daña en clima severo, detente y sal de la carretera. Ponte en contacto con la policía para advertir y desviar el tráfico a carriles sin escombros. Retira los escombros de la carretera —si puedes hacerlo de manera segura— o espera a la policía. Coloca bengalas cerca de tu vehículo para advertir a los vehículos que se aproximan.

Estos consejos pueden ayudar a aliviar la ansiedad en la carretera durante todo tipo de clima. Sin embargo, lo inesperado todavía puede suceder. Conoce más sobre cómo State Farm® puede ayudar después de un accidente.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no respalda ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.

Comienza una cotización

Selecciona un producto para comenzar una cotización.

Encuentre agentes cerca de
usted o contáctenos

Hay uno listo para ofrecer un servicio personalizado que se ajuste a sus necesidades específicas.

Artículos relacionados

Consejos para un manejo seguro bajo la lluvia

Estar detrás del volante con un parabrisas salpicado de lluvia no tiene que ser estresante.

Cómo quitar el hielo de tu parabrisas y otros consejos

Despejar la escarcha, quitar la nieve y raspar el hielo ayudan a aumentar la visibilidad del camino mientras manejas durante los meses de invierno.

Suministros que debes incluir en un kit de emergencia

Tener los suministros para un kit de emergencia preparados con antelación puede darte los recursos que necesitan tú y tu familia para mantenerse seguros.

¿Qué es el control de estabilidad electrónico?

Cuando los carros derrapan en las carreteras con hielo en invierno, los conductores pueden obtener un poco de ayuda del sistema de control de estabilidad.