Pasar al contenido principal

Start of main content

Si liquidas la deuda de una tarjeta de crédito, ¿es buena idea cerrarla?

Mantén abierta una tarjeta de crédito vieja para mejorar tu puntuación crediticia, pero solamente si puedes evitar la tentación de gastar.

Dejando abierta una tarjeta de crédito vieja, y utilizándola responsablemente, puedes maximizar sus efectos positivos en tu historial crediticio.

Finalmente liquidaste ese molesto saldo de la tarjeta de crédito. ¡Felicitaciones! Tal vez esa deuda te estuvo abrumando desde los días de la universidad. O quizás esa tarjeta de una tienda que pediste de forma espontánea para obtener un 20% de descuento en ropa de verano se salió de control (aunque valió tanto la pena... en ese momento). Pero ahora, ese saldo es un enorme y redondo $0. Enorme suspiro de alivio; no más esa ansiedad por el APR. ¿Y ahora qué?

"¿Debería cerrar mi tarjeta de crédito recién saldada?", te preguntas. Bueno, considera esto primero. Conforme te alejas de tus viejos hábitos crediticios, puedes sentir la inclinación a dejar de usar completamente una línea de crédito o cancelar del todo la tarjeta. Pero no vayas tan rápido. Esa tarjeta de plástico puede tener un impacto positivo en tu puntuación crediticia a largo plazo, ayudándote a subir más en la escalera crediticia y superar tu puntuación más alta, incluso si no la usas regularmente pero solamente si puedes evitar la tentación de gastar de más.

Mantén abierta una tarjeta de crédito vieja para subir el nivel de tu puntuación crediticia —pero solamente si puedes mantener tus gastos en línea.

Una tarjeta abierta y activa (con un poco o nada de saldo) puede ayudar a tu puntuación crediticia de dos maneras teniendo un impacto positivo en:

  1. La duración de tu historial crediticio
  2. Tu índice de utilización crediticia (una manera elegante de decir cuánto crédito tienes disponible en comparación con cuánto de ese crédito estás utilizando)

Dejando una tarjeta abierta, y usándola de manera responsable, estás maximizando sus efectos positivos en tu historial crediticio.


 

Por qué funciona


Piensa en tu puntuación crediticia como una buena ensalada: está compuesta de 5 ingredientes (35% historial de pagos, 30% índice de utilización, 15% duración/antigüedad del historial crediticio, 10% mezcla de créditos, 10% número de consultas); cualquiera de los ingredientes que esté echado a perder puede arruinar todo.

Una tarjeta de crédito activa, utilizada ocasionalmente, puede ayudarte a mantener y mejorar tu puntuación crediticia impactando positivamente en un par de aspectos esenciales de tu historial crediticio. PERO (siempre hay un pero) recuerda: deberías esforzarte por equilibrar todos los aspectos de tu puntuación. Por eso es que utilizar el crédito de manera estratégica y responsable es tan importante. Estos buenos hábitos crediticios te ayudarán a ahorrar dinero y pagar menos intereses a largo plazo, y tu buena puntuación te beneficiará cuando quieras hacer compras grandes (carro, casa, comenzar un negocio) en el futuro.

Si eres alguien que desea mantener o mejorar su puntuación crediticia (léase: todos), estas son algunas maneras en que puedes continuar utilizando esa línea de crédito a tu favor para que tu puntuación crediticia continúe subiendo.


Intenta esto


  1. Utiliza tu tarjeta solamente para pagar cargos pequeños que se repiten (como una membresía de gimnasio o la factura del teléfono celular),pero solamente eso.
    De esta manera mantendrás la tarjeta de crédito activa y al día, mientras continúas construyendo ese historial crediticio positivo. Ventaja adicional: saldar a tiempo la tarjeta de crédito por completo cada mes demuestra tu capacidad de pago. Solo recuerda que, si tienes tentación de gastar de más cuando traes plástico en tu bolsillo, quizá debas hacerlo en combinación con las sugerencias 2 y 3 que siguen.
  2. Congela tu tarjeta.
    Sí, puedes congelar literalmente tu tarjeta. Pon en la congeladora una tarjeta vieja (pero aún abierta/activa) para que tengas que esforzarte o esperar a que se descongele para poder utilizarla para una compra impulsiva. Eso te dará algo de tiempo para que pienses si en realidad necesitas esas increíbles ($$$) zapatillas deportivas en oferta o si sería mejor invitar a tus amigos a casa para hacer una parrillada en la terraza en vez de ir afuera a una costosa cena espontánea en la ciudad.
  3. Retira la información de tu tarjeta de cualquier sitio web donde tengas una cuenta con esta información guardada.
    Entre más difícil sea hacer compras compulsivas en línea (las ofertas están buenas, lo entendemos), mejor. Es menos probable que cedas ante una compra impulsiva si tienes que ir a encontrar la tarjeta, recordar tu nombre de usuario y contraseña, e ingresar manualmente toda la información de la tarjeta.

¿Ahora qué?


Tu puntuación crediticia son tres pequeños dígitos que tienen un gran impacto en tu futuro —tasas hipotecarias, préstamos para carro, y otras cosas #adulting o muy de adultos— así que piénsalo dos veces antes de que cierres esa tarjeta para siempre. Solo recuerda la prioridad número 1: mantén tus gastos bajo control y utiliza ese acceso a crédito de manera estratégica y responsable.


Obtén una cotización

Selecciona para comenzar una cotización.


Localiza a un agente cerca de ti


 


Contáctanos

844-373-0003 844-373-0003

También Importante

Cómo convertirte en una superestrella frugal

Cómo convertirte en una superestrella frugal

Puedes ahorrar más y aún así vivir la vida que quieres vivir.

Cómo llenar un cheque

Cómo llenar un cheque

Aprende cómo llenar un cheque en seis sencillos pasos.

Artículos Relacionados

Opciones de seguros para tu pequeña empresa basada en casa

Opciones de seguros para tu pequeña empresa basada en casa

El seguro para una empresa basada en casa puede requerir seguro de pequeñas empresas ya que tu seguro de propietarios de vivienda podría no cubrirla.

6 razones por las que tu hipoteca fue rechazada

6 razones por las que tu hipoteca fue rechazada

El camino para obtener una hipoteca no es siempre sencillo.

Cómo llenar un cheque

Cómo llenar un cheque

Aprende cómo llenar un cheque en seis sencillos pasos.