Cómo desechar baterías y más

Cómo desechar baterías y más

Detente y piensa antes de tirar aquellos aparatos electrónicos viejos, baterías y bombillas a la basura. Reciclar es una mejor opción (Además, en algunos estados es ilegal dejarlos con el resto de la basura).

La mayoría de desechos electrónicos y baterías contienen metales pesados tóxicos que se pueden filtrar en la tierra y agua. Reciclar estos productos no sólo mantiene esos metales pesados lejos de la tierra y el agua, sino que también ayuda a reutilizar materiales que requieren de energía para extraer y manufacturar.

Por lo general, puedes reciclar aparatos electrónicos viejos, baterías y bombillas en instalaciones de desechos peligrosos, centros de reciclaje del condado o lugares comunitarios de recolección de residuos peligrosos. Encuentra abajo directrices más específicas para cada artículo.

Desechar aparatos electrónicos: Asegúrate de borrar todos los datos personales. Si los aparatos electrónicos funcionan, considera donarlos. Si no se pueden reutilizar, busca un lugar certificado de reciclaje en tu área. Los resultados pueden incluir:

  • Tiendas minoristas de aparatos electrónicos con programas donde se reciben o intercambian aparatos
  • Talleres de reparación de aparatos electrónicos o televisores
  • Compañías de reciclaje de aparatos electrónicos
  • Programas de reciclaje de los fabricantes
  • Organizaciones de caridad

Desechar baterías: Recicla cualquier batería recargable de litio, iones de litio y zinc-aire en lugar de tirarlas. Aquí te indicamos cómo desechar baterías:

Desechar bombillas: Las Bombillas Fluorescentes Compactas (CFL, por sus siglas en inglés) contienen pequeñas cantidades de mercurio, así que manéjalas con cuidado —especialmente cualquier bombilla rota. Las bombillas con contenido de mercurio deberían poder reciclarse en:

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.