Comprar el mejor asiento infantil de carro

Comprar el mejor asiento infantil de carro

Man and woman holding baby.

Para tu hijo, tu carro y tu presupuesto

Como padre, tu trabajo más importante es mantener a tus hijos a salvo.

No puedes prevenir cada golpe o moretón, pero hay una cosa que podría ser la diferencia entre la vida y la muerte. Un asiento infantil de carro instalado y usado apropiadamente. Se estima que en 2015 los sistemas de restricción para niños fueron responsables de salvar a 266 niños menores de 5 años. Tener a tu hijo en un sistema de restricción es un verdadero salvavidas. Hay cuatro tipos básicos de asientos infantiles de carro: los que solamente miran hacia atrás, los convertibles, los combinados y los asientos elevados para seguridad. Por tanto, ¡hay miles de modelos para escoger para cada tipo de asiento!

CONSEJO PROFESIONAL: Todos los asientos tienen que reunir los mismos estándares federales de seguridad . Entonces, ¿cómo reduces el campo de búsqueda?

Ante todo, elige el tipo de asiento adecuado para la edad, estatura, peso y nivel de desarrollo de tu hijo. Y lee el manual de usuario de tu vehículo y las etiquetas de los asientos infantiles de carro que estás considerando comprar.

Una vez que sepas qué tipo necesitas, ¿cómo escoges qué modelo comprar? Caro no significa mejor; Y NUNCA COMPRES O USES UN ASIENTO INFANTIL DE CARRO USADO. Tal vez pienses que estás consiguiendo una ganga, pero puede que le falten partes y es posible pueda haber estado en un choque. Compra uno que se ajuste al presupuesto de tu familia, que usarás correctamente cada vez y que sea apropiado para tu hijo.

Si todavía quieres más consejos:

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.