Soluciones de iluminación para el invierno

Soluciones de iluminación para el invierno

Woman clearing snow from a porch

¿Cómo puedes prevenir los trastornos afectivos estacionales como la claustrofobia, la depresión de invierno o la apatía?

Algunos de nosotros, en climas del norte, nos aproximamos al invierno con una creciente sensación de temor conforme los días se hacen más cortos, el clima se pone más frío y, tarde o temprano, muchos de nosotros sucumbimos a la 'depresión invernal'. La depresión estacional severa o crónica es un problema serio y debería tratarla un profesional médico. Sin embargo, para muchos de nosotros, el invierno suele traer trastornos afectivos estacionales menores, tales como la claustrofobia invernal o la apatía. Sin embargo, hay maneras de lidiar con el invierno, incluyendo soluciones de luz de temporada y otros hábitos positivos que ayudan a repelar el estrés y la tristeza.

La depresión de invierno no es solamente una expresión folclórica —hay reacciones fisiológicas (y psicológicas) a la cantidad de luz solar que absorbemos a diario. En el hemisferio norte, la inclinación de la Tierra significa que, cuanto más al norte vivamos, tenemos menos horas diurnas durante el invierno (y menos luz solar directa). Por ejemplo, alrededor del solsticio de invierno, Anchorage, Alaska, recibe menos de cinco horas de luz, la parte más septentrional de Minnesota recibe ocho horas, mientras que Miami, Florida, recibe más de 10 horas de luz solar cada día. Días más cortos significa menos luz solar, lo cual puede alterar nuestro reloj biológico y ritmo circadiano y ocasionar cambios en las horas de dormir de nuestro cuerpo, nuestros hábitos alimenticios y estado de ánimo.

Por eso algunas personas notan que, durante los meses de invierno, podrían dormir más, tener menos energía e interés en sus actividades usuales, sentirse más irritables o malhumorados y hasta querer comer más (especialmente comidas altas en carbohidratos). Hay terapias de luz recetadas por médicos que incluyen cajas de luz brillante o simuladores de amanecer, pero si tus síntomas no son tan severos, hay otras cosas que puedes hacer a diario para vencer la depresión o la apatía.

Deja que la luz entre para combatir el trastorno afectivo estacional

  • Abre las contraventanas. Las soluciones de luz de temporada pueden ser tan sencillas como abrir las persianas y cortinas y remover objetos (como ramas de árboles) que bloquean las ventanas frente al sol. 
  • Siéntate en la luz del sol. Mueve tu escritorio o la mesa de la cocina a un área donde haya más luz solar. Tómate algo de tiempo durante el día para sentarte cerca de una ventana muy iluminada y lee o trabaja. Las mañanas son un buen momento para tomar un poco de luz solar adicional, ya que te puede ayudar a mantener tu reloj biológico programado adecuadamente y levantar tus espíritus por el resto del día.

Levántate y sal para que te dé el sol

  • Ve afuera. Claro, es posible que afuera esté más frío, pero abrígate bien y trata de salir más durante las horas diurnas. Haz que una caminata diaria sea parte de tu rutina invernal —incluso en los días nublados, tu cuerpo aun así está absorbiendo luz solar. Cuando llega un día invernal extemporáneamente cálido, considera comer tu almuerzo afuera o tomar una caminata con la familia
  • Tómate el tiempo para relajarte. No te esfuerces demasiado —tómate un poco de tiempo cada día durante el invierno para relajarte. 
  • Sé sociable. Cuando te sientas deprimido o enfadado, a veces lo último que quieres es estar rodeado de otras personas, pero a veces eso es exactamente lo que necesitas. Y cuando eres un buen vecino en el trabajo, la amabilidad y el respeto te serán devueltos. 
  • Dirígete al sol. Si planeas una vacación durante el invierno, considera ir a un lugar cálido y soleado para darte una breve recarga a la mitad del invierno. Y si estás inscrito en Medicare, el seguro suplementario podría proporcionar tranquilidad adicional sabiendo que los gastos del cuidado de la salud estarán cubiertos mientras estés viajando. 

Cuida tu mente y tu cuerpo durante el invierno

  • Duerme lo suficiente. Aunque dormir todo el día o tener cada vez mayores dificultades para salir de la cama puede indicar una depresión más severa, asegúrate de estar obteniendo una cantidad normal y saludable de descanso cada noche. La falta de sueño puede incrementar los niveles de estrés. 
  • Aliméntate bien. Sigue consejos para una alimentación sana; y sin importar qué tanto los apetezca tu cuerpo invernal, intenta reducir el consumo de alimentos altos en grasas, azúcares y carbohidratos. En cambio, intenta comer alimentos ricos en nutrientes y vitaminas, incluyendo pescado, nueces y vegetales altos en ácidos grasos Omega-3. 
  • Haz ejercicio regularmente. No solo porque quieres comenzar a trabajar en tu cuerpo playero de verano, pero porque ayuda a reducir el estrés y la ansiedad y refuerza el sistema físico y mental de tu cuerpo.

Su tu depresión de invierno empeora y sientes que posiblemente estás sufriendo una depresión continua, busca la ayuda de un profesional médico. Sin embargo, si sientes que tu estado de ánimo y tu actitud solamente necesitan un pequeño impulso durante los meses invernales fríos y obscuros, sigues estos consejos para vencer la apatía y sacar la mayor cantidad de felicidad y diversión del invierno, como lo haces de las otras estaciones más cálidas.

Lecturas adicionales

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.