Pasar al contenido principal

Comienzo del contenido principal

Consejos para sobrevivir al clima severo

Revisa estos consejos de preparación sobre qué hacer antes de que azote una tormenta y qué hacer después de que haya pasado el clima severo.

Un hombre con poncho de lluvia durante una tormenta

Cualquier persona que haya sobrevivido a una tormenta severa o a un huracán sabe que los daños a la vivienda y a la propiedad pueden ser abrumadores tanto emocional como financieramente. El total estimado de daños a la propiedad atribuidos al Huracán Katrina en el 2005 alcanzaron los $170 mil millones y los daños a la propiedad atribuidos al Huracán Sandy en el 2012 alcanzaron casi los $75 mil millones. La temporada anual de huracanes tradicionalmente dura del 1 de junio al 30 de noviembre, pero una tormenta severa puede aparecer repentinamente en cualquier época del año.

¿Qué puedes hacer para estar más seguro durante una tormenta? Si recibes aviso con suficiente antelación de que una tormenta o huracán fuerte se dirige hacia donde te encuentras, los consejos que aparecen a continuación podrían ayudarte a minimizar los daños a tu propiedad y hacer que te sientas más cómodo después de que haya pasado.

Estar preparado para las tormentas

  • Organiza tus documentos importantes y guárdalos fuera de tu residencia, colocándolos dentro de la caja de seguridad de un banco o en otro lugar seguro. Los documentos de tu hipoteca, pólizas de seguro de automóviles y de vivienda, certificados de nacimiento, pasaportes y demás documentación importante deberían estar en un sitio seguro y seco al que puedas tener acceso aunque tu vivienda sufra daños. Almacena los demás documentos y recuerdos, colocándolos en bolsas plásticas que puedan sellarse y en un estante alto para evitar daños por inundaciones.
  • Haz un inventario de la vivienda enumerando tus pertenencias a fin de acelerar el proceso de reclamos de seguro después de la tormenta y mantén dicho inventario fuera de tu residencia. Es más fácil presentar un reclamo teniendo un inventario que tratar de crear uno durante el estresante periodo posterior a la tormenta.
  • Prepara un kit de emergencia. El tipo de kit de emergencia necesario dependerá de dónde vives y el tipo de emergencias que podrías tener.  Estos artículos pueden serte útiles de tener que abandonar tu vivienda y mudarte temporalmente a un refugio público.
  • De ser posible, crea un fondo de emergencia fácilmente accesible para simplificar así tu proceso de recuperación después de la tormenta.

Prepararse antes de un tornado, huracán o ventisca

  • En caso de ventisca, sella las ventanas y puertas de vidrio con contraventanas o madera contrachapada a fin de reducir los daños por vidrios rotos.
  • Estaciona tu carro dentro del garaje o en otro sitio donde pueda mantenerse protegido. En caso de inundación y si no tienes garaje, estaciónalo en un área más alta. No olvides preparar tu RV si se acerca un huracán.
  • Mete los muebles del patio y las macetas con plantas. Debería asegurarse con antelación todo objeto que el viento pueda levantar y por consiguiente arrojar contra tu vivienda.
  • Mete tu parrilla de gas guardándola en un lugar seguro y desconecta el tanque de gas propano.
  • En la caja de los fusibles, apaga el interruptor de tu piscina descubierta y retira el motor para evitar daños.
  • Poda las ramas de los árboles que, durante la tormenta, pudieran quebrarse y lesionar a alguien o bien causar daños a tu vivienda o vehículo.
  • Prepara tu embarcación amarrando bien todos los objetos móviles, tales como cañas, ruedas y botavaras. Utiliza al menos dos anclas para fijar bien la embarcación, de tener esta que permanecer en el agua.
  • De ser posible, alquila o compra un generador de emergencia. Una tormenta fuerte puede cortarte la electricidad por días y hasta semanas. Con un generador puedes continuar operando tu refrigerador y mantener algunas luces encendidas.

Después de que haya pasado la tormenta

Después de tormentas eléctricas severas, tormentas de viento y derechos

  • Revisa tu vehículo para detectar daños por inundación fijándote en el nivel de profundidad de las aguas con respecto a tu carro. Tratar de arrancar un carro inundado puede causar más daños de haber agua en el motor.
  • Evita manejar si es posible. De tener que continuar el recorrido, regrésate si la carretera está inundada o bloqueada por escombros.
  • Mantente alejado de los cables caídos. Todo lo que toque el cable puede convertirse en portador de electricidad. Informa del cable caído a quien competa y evita acercarte al área.
  • Limpia o acordona las áreas peligrosas. Cubre las ventanas dañadas por granizo o viento con lonas y madera contrachapada hasta que un inspector pueda evaluar los daños.

Después de un tornado

Los tornados pueden ser traumatizantes. Por lo que cuando se presenta uno, es mejor tratar de mantenerse lo más calmado posible y estar preparado para saber qué hacer después del tornado.

  • Vístete de forma apropiada. Lo mejor para inspeccionar daños y manejar escombros es usar botas o zapatos resistentes y cerrados, ropa de manga larga y guantes.
  • Evita usar velas o linternas para inspeccionar los daños. Las chispas de una llama expuesta pueden encenderse o causar una explosión relacionada con gas en un edificio dañado.
  • Desconecta la electricidad si huele a quemado, ves alambres deshilachados o chispeando, o si sospechas que hay una fuga de gas. Apaga el interruptor de la caja principal de fusibles y de los tanques de gas natural y propano.
  • Ten cuidado cuando camines entre escombros. Los objetos afilados, vidrios rotos o clavos expuestos podrían causar lesiones que conlleven a una infección.

Después de un huracán

No importa cuánto te prepares para un huracán: siempre habrá daños. A continuación, se muestran algunos pasos que te ayudarán a comenzar la limpieza.

  • Sé precavido cuando estés cerca de aparatos electrónicos. No enciendas aparatos mojados. De haber electrodomésticos enchufados, apaga el interruptor de electricidad en la caja de fusibles y haz que un electricista inspeccione los electrodomésticos antes de que vuelvas a usarlos.
  • Bota la comida dañada. Tira los alimentos perecederos y toda comida que haya estado en contacto con aguas de inundación o tormenta.
  • Evita usar el agua del grifo. El agua pública podría estar contaminada después de una tormenta severa. Usa agua embotellada para beber, lavarte las manos, lavar los platos, cepillarte los dientes y hacer hielo.

Después de una tormenta invernal o de hielo

Las tormentas invernales pueden durar días. Pueden traer vientos fríos, lluvia helada, aguanieve y mucha nieve.

  • Evita fatigarte demasiado cuando salgas a palear la nieve Muchos ataques cardíacos se producen durante esta actividad.
  • Quédate en casa. Lo mejor es que no conduzcas hasta que las condiciones mejoren y las carreteras estén despejadas. Evita salir a caminar hasta que sepas que todo el hielo se ha derretido. De atreverte a salir, ¡mira hacia arriba! La nieve y el hielo que caen del techo pueden causar lesiones graves.
  • Comunícate con los vecinos para informarles que te encuentras bien o si necesitas ayuda. Y obtén también información actualizada sobre cómo están ellos.
  • Si no puedes salir de casa por días, ahorra agua y comida hasta que puedas salir y reabastecerte de suministros. Y asegúrate de averiguar si han dado orden de hervir el agua en tu área.
  • Si te quedas sin electricidad y usas un generador portátil, asegúrate de seguir todas las instrucciones sobre cómo usarlo y dónde colocarlo.

Después de la inundación

  • Si tu sótano está inundado, no te metas al agua hasta tanto se hayan desconectado la electricidad y el gas. Comunícate con un electricista si la caja de fusibles y la tubería de gas se encuentran en el sótano: lo mejor es que no intentes desconectarlos tú mismo.
  • Si tu carro se queda atascado en la tormenta, evalúa los posibles daños. El agua salada causa más daño que el agua dulce, pero ambas deberían secarse lo antes posible. Si sufres daños, presenta un reclamo.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.





También importante

Qué incluir en un kit de emergencia

Qué incluir en un kit de emergencia

Tener los suministros para un kit de emergencia preparados con antelación puede darte justo los recursos que necesitan tú y tu familia para mantenerse seguros.

¿Qué generador de respaldo para emergencias es adecuado para ti?

¿Qué generador de respaldo para emergencias es adecuado para ti?

Un generador de respaldo puede ayudar durante un apagón. Estos consejos sobre generadores permanentes y portátiles pueden ayudarte a elegir.

Artículos relacionados

Lo que debes hacer para mejorar tu seguridad en caso de huracanes

Lo que debes hacer para mejorar tu seguridad en caso de huracanes

La temporada de huracanes comienza el 1 de junio. Estos recordatorios de seguridad en caso de huracanes pueden ayudarte a preparar un plan de evacuación, un kit de evacuación y más.

Qué hacer después de un tornado

Qué hacer después de un tornado

Los momentos posteriores a un tornado pueden ser terroríficos y abrumadores. Aquí está cómo tratar tus necesidades más urgentes primero, y cómo empezar el proceso de recuperación de un tornado.

Maneras de mantenerte seguro durante un evento de tormenta o vientos severos

Maneras de mantenerte seguro durante un evento de tormenta o vientos severos

El clima severo y el viento severo son comunes en todo el país. Lee estos consejos de seguridad para ayudarte en la planificación de emergencias.