Estas señales de alerta pueden significar que tus frenos están fallando

Estas señales de alerta pueden significar que tus frenos están fallando

Una llanta del carro

Los frenos son una herramienta de seguridad vital, por lo que familiarizarte con el sistema de frenos de tu carro debería ser una prioridad. "El sistema de frenos de tu vehículo es fundamental para mantenerte a ti y a tus pasajeros sanos y salvos y a tu vehículo fuera del taller", afirma James Solomon, director de desarrollo y capacitación del programa de cursos de manejo preventivos del Consejo Nacional de Seguridad.

El daño o falla de los frenos puede tener varios culpables, incluyendo un mantenimiento incorrecto o poco frecuente, tal como como niveles bajos de líquido de frenos y pastillas de freno y/o rotores desgastados, daños no detectados de una fuente desconocida y deterioro por condiciones climáticas extremas, incluyendo la corrosión debido a la sal de la carretera.

Tus frenos también podrían verse comprometidos si has arrastrado un remolque pesado que no tiene frenos de remolque. Esto puede sobrecalentar los frenos del vehículo y causar un desgaste y daño prematuro.

Entonces, ¿cómo sabes si tus frenos están funcionando como deberían?

Presta atención a estas señales de advertencia

Si experimentas alguno de los siguientes problemas, es hora de llevar al carro a un chequeo:

  • Ruidos raros. Si al aplicar los frenos se ocasiona un chillido agudo, necesitas ir a un mecánico tan pronto como sea posible. Otros sonidos sospechosos incluyen rasguños, raspaduras y chirridos.
  • Movimientos o sensaciones irregulares. Si tu vehículo se mueve con fuerza hacia la izquierda o hacia la derecha cuando te detienes, uno de los lados de los frenos está funcionando de manera óptima y el otro no, dice Solomon. Los frenos que se hunden hasta el piso o vibran antes de funcionar -o un volante que tiembla- también son señales de alerta que merecen atención.
  • Incapacidad para detenerte rápidamente. Una mayor distancia de parada indica un problema con los frenos.
  • Luces de aviso. Tal vez la señal de alerta más obvia: la luz de advertencia de freno en el tablero parpadea cuando algo anda mal.

¿Cómo reaccionar durante una falla de los frenos?

Si los frenos dejan de funcionar mientras estás manejando, mantén la calma, mantente enfocado en la carretera y toma medidas inmediatas:

  • Enciende las luces de emergencia y toca tu bocina para alertar a otros conductores.
  • Quita el pie del acelerador para comenzar a reducir la velocidad y maniobra con cuidado tu vehículo hacia el carril derecho o la cuneta. Asegúrate de que señalices correctamente y presta atención a otros conductores.
  • Baja el cambio para que el motor pueda ayudar a desacelerar el vehículo.
  • Si tu vehículo tiene frenos antibloqueo, presiona firmemente el pedal del freno. Si tu carro no está equipado con este sistema de seguridad, bombea el pedal.
  • Una vez que hayas disminuido la velocidad, aplica el freno de mano lenta y gradualmente. Si haces esto demasiado rápido y con mucha presión, tus ruedas podrían bloquearse.

¿Qué buscar en un carro nuevo?

"Antes de comprar un vehículo, investiga qué tipo de sistema de frenado tiene y el sistema a prueba de fallas que lo respalda", indica Solomon, quien recomienda hacer las siguientes preguntas mientras compras:

  • ¿Se tiene que escuchar un ruido de los rotores o los tambores?
  • ¿Hay un sistema de luz de advertencia que indique que los frenos están desgastados?
  • Si se enciende la luz amarilla de freno en el panel de instrumentos, ¿cuánto tiempo tienes para buscar asistencia?
  • Si se enciende la luz roja de freno en el panel de instrumentos, ¿qué debes hacer?
  • ¿Con qué frecuencia (en millas y meses) deberías buscar a un profesional de frenos certificado para que verifique los frenos?

Además de familiarizarte con tu sistema de frenos, asegúrate de estar familiarizado con las demás elementos de seguridad de tu vehículo y nunca los des por hecho.

Divulgaciones

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.