Pasar al contenido principal

Start of main content

Sencillos consejos para comprar y mantener un carro

Aunque sea en el camino o en el garaje, hay cosas sencillas que puedes hacer para cuidar tu carro.

Sabes lo mucho que tu carro significa para ti. A ti y a tu familia les brinda libertad y seguridad. Por lo tanto, aunque sea en el camino o en el garaje, hay cosas sencillas que puedes hacer para reducir el riesgo de choques, averías y robo. Si bien puedes conseguir un poco de la información a continuación consultando el manual de propietario de tu vehículo, aquí tienes de nuestra parte unos consejos útiles.

Consejos para cuando estés buscando un vehículo para comprar

Te das cuenta de la importancia de tomar decisiones informadas. Así que antes de comprarte un vehículo usado —o un carro, camión o SUV nuevo que servirá de transporte para ti y tus seres queridos— naturalmente querrás investigar un poco. Algunas de las cosas que deberías tomar en cuenta incluyen cómo funcionó el vehículo en las pruebas de choques y una lista de las características de seguridad que tiene. Aquí tienes unas otras cosas que pertenecen a otros campos para tener en cuenta:

  • Las clasificaciones de las pruebas de choques y de vuelco te darán una buena idea de cuánto de protegerá un vehículo en un choque. Las clasificaciones de las pruebas del "New Car Assessment Program" (Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos) están disponibles en safercar.gov. Los resultados de las pruebas de choques llevadas a cabo por el Insurance Institute for Highway Safety (Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras) están disponibles en iihs.org/ratings. Ten en cuenta los niveles de equipamiento que han calificado para las mejores clasificaciones, ya que no todos los niveles de equipamiento o características y/o opciones especiales tendrán el mismo nivel de equipamiento de seguridad y, por lo tanto, no se les darán la misma clasificación.
  • Las bolsas de aire delanteras adaptativas pueden tener la capacidad de detectar cómo el ocupante use el cinturón de seguridad, la posición de él en el asiento y el rango de su peso, y luego determinar la cantidad de fuerza que se use para activar la bolsa de aire. No todos los sistemas poseerán todas estas características.
  • El sistema de advertencia de choques frontales puede advertirte en el caso de un choque inminente cuando un conductor posiblemente se distraiga. Algunos sistemas complementan la advertencia con frenado automático para reducir la severidad de un impacto o hasta incluso tener la posibilidad de evitarlo por completo.
  • Los sistemas de protección contra impactos laterales con bolsas de aire tipo cortina pueden protegerte la cabeza y el torso en un choque de impacto lateral. (Estos sistemas normalmente incluyen una bolsa de aire montada en el respaldo del asiento para protegerte el torso y bolsas de aire tipo cortina laterales para protegerte la cabeza).
  • El apoyo para la cabeza y el diseño del asiento funcionan en conjunto para apoyarte la cabeza y el cuerpo durante un choque.
  • Los sistemas de control electrónico de estabilidad (ECS, por sus siglas en inglés) pueden ayudar a prevenir una pérdida del control del vehículo en situaciones donde haya baja tracción, y también pueden ayudar a los conductores a recuperar el control en algunas situaciones.
  • Los frenos antibloqueo (ABS, por sus siglas en inglés) ayudan a prevenir que se traben las ruedas o que el carro dé patinazos. Esto puede mejorar el frenado y control de la dirección en situaciones donde hay baja tracción.
  • Los cinturones de seguridad con pretensores son aparatos que, en los primeros milisegundos de un choque, eliminan las partes flojas del cinturón de seguridad —o lo "pretensionan"— para ayudar a restringir al ocupante adecuadamente.
  • Las luces que se encienden automáticamente durante el día hacen que el carro sea más visible para el tráfico que viene en dirección contraria.
  • La información contenida en el historial del vehículo te dará una idea de los daños o defectos asociados con un carro usado y se puede encontrar en safercar.gov.

Si vas a comprar un vehículo para un conductor adolescente, toma en cuenta las siguientes recomendaciones adicionales:

  • Considera vehículos que tienen el equipamiento de seguridad más avanzado dentro de lo que es tu rango de precios.
  • Considera un carro de tamaño mediano a grande en lugar de uno pequeño.
  • Evita los carros deportivos o los vehículos con características de alto rendimiento que puedan llevar a que manejes a alta velocidad.
  • Evita vehículos con un centro de gravedad alto: una sobrecompensación con respecto a la dirección posiblemente lleva a volcaduras.
  • Antes de comprar un vehículo, pídele a un mecánico competente y confiable que inspeccione el vehículo para ver si hay defectos mecánicos; averigua si existe algún llamado a revisión pendiente que esté vigente (el problema no ha sido corregido), o si hay daño estructural que no ha sido corregido y/o corrosión excesiva de la estructura. (Se puede investigar sobre los llamados a revisión en https://www.nhtsa.gov/recalls).

Antes de comprar cualquier vehículo, es buena idea hablar con un agente de State Farm®. Es posible que evites comprarte un vehículo requiriendo una prima más alta por la frecuencia de reclamos que ha tenido, la probabilidad de robo y otros factores.

Mantenimiento básico de tu vehículo

Tu carro es importante para ti y ayuda a proteger a las personas que son importantes para ti. Por eso tiene sentido cuidarlo bien. Consulta el manual del propietario para necesidades específicas relacionadas con el mantenimiento de tu vehículo y asegúrate de que tú, tu mecánico, el concesionario o el taller de mantenimiento revise periódicamente:

  • los niveles de los líquidos; incluyendo el aceite de motor, líquido de frenos, líquido de la dirección hidráulica, líquido de transmisión, refrigerante del motor y líquido de limpiaparabrisas;
  • el sistema de enfriamiento y las mangueras en particular (buscando indicios de deterioro o fugas por las mangueras);
  • la condición y efectividad de los limpiaparabrisas;
  • las pastillas o las zapatas de frenos (la inspección adecuada generalmente requerirá que quiten las ruedas y un poco de desmantelamiento);
  • las correas (viendo si hay grietas, deterioro, deshilachado, etc.);
  • desgaste e inflación de las llantas, incluyendo las de repuesto (la etiqueta con la información de las llantas generalmente está ubicada en el área de la jamba de la puerta del conductor). La mayoría de las compañías de llantas ahora recomiendan que dejes de usar una llanta 10 años después de la fecha de fabricación y que se realice, cinco años después de la fecha de fabricación de una llanta, una inspección más detallada del deterioro de la llanta asociado con la cantidad de tiempo que se ha usado. Hay más información disponible en NHTSA.
  • las luces y las luces direccionales (faros delanteros, lámparas de freno, luces direccionales, luces de marcación lateral, luces para las placas)
  • Cuando compres un carro nuevo, regístrate en línea con el fabricante de tu vehículo. Muchos fabricantes te enviarán alertas por correo electrónico para avisarte de que posiblemente sea necesario hacerle un servicio de mantenimiento programado al vehículo en caso de que se emita un llamado a revisión para él. Algunos vehículos automáticamente monitorean sus sistemas vitales y mandan los resultados cada mes a tu correo electrónico. También puedes ver si se ha emitido algún llamado a revisión para tu vehículo usando el número de identificación del vehículo (o VIN).

Consejos de seguridad para manejar

Eres un conductor precavido, pero nunca se sabe lo que puede llegar a hacer otros carros que van por la calle. Aquí tienes algunos consejos de seguridad para conductores adolescentes nuevos y adultos experimentados que pueden ayudar a mantenerte fuera de peligro.

Prepararte para la carretera

Asegúrate de que todos tengan el cinturón abrochado. Se debería situar a los niños pequeños en un sistema de restricción para niños apropiado para su edad y tamaño. Los niños menores de 13 años deberían sentarse en el asiento trasero y abrocharse el cinturón adecuadamente. Asegúrate de evitar:

  • Manejar fatigado. La somnolencia te afecta el tiempo de reacción, la coordinación ojo-mano y el criterio.
  • Beber y manejar.   En el 2016, se promedió un accidente fatal automovilístico causado por el consumo del alcohol cada 50 minutos.
  • Viajar con medicamentos. Algunos medicamentos con, o sin, receta médica dificultan que manejes tu carro de una manera segura.
  • Angustia extrema a nivel emocional. Los sentimientos fuertes pueden ser una distracción importante en la carretera. Cálmate antes de sentarte detrás del volante.

Manejar en la ciudad

  • Cambiar de carriles. Siempre mira por los espejos y los puntos ciegos y usa las luces direccionales. Evita cambiar de carril repentinamente.
  • Alrededor de ti. Mira hacia adelante, varios vehículos enfrente de ti, y a los costados. Mantente pendiente de peatones, motocicletas, luces de freno, semáforos y vehículos de emergencia.
  • Vehículos de emergencia. Los carros de policía, ambulancias y camiones de bomberos siempre tienen el derecho de paso cuando acudan a una emergencia. Si vienen acercándose, intenta hacerte a un lado y detenerte de manera segura.
  • Autobuses, camiones de reparto y taxis. Estos vehículos a menudo cambian de carriles y paran repentinamente. Mantén una distancia segura y prepárate para parar.

Manejar en la carretera

  • El carril en que circules es importante. Evita circular a una velocidad constante en el carril (izquierdo) para rebasar. Mantente en el carril derecho a menos que estés rebasando.
  • Un carro te sigue muy de cerca. Cambia de carril o hazte a un lado con cuidado y dale al conductor agresivo la oportunidad de adelantarte.
  • Rebasar. Si es necesario rebasar a otro vehículo, asegúrate de que no haya en el carril ningún vehículo más adelante que viene en dirección contraria. Mira por los espejos y los puntos ciegos y después usa tu señal antes de rebasar. Usa nuevamente tu señal para volver al carril derecho una vez que puedas ver el vehículo que rebasaste en tu espejo retrovisor.
  • Seguir a un vehículo. Utiliza la regla de tres segundos o más: Cuando la parte trasera del vehículo delante de ti pase un objeto fijo, cuenta "mil ciento uno, mil ciento dos, mil ciento tres". Si tu carro alcanza el objeto fijo antes de haber terminado de contar, estás demasiado cerca.
  • Entrar y salir de la autopista. Enciende las luces direccionales y, con cuidado, ponte en el carril de salida mucho antes de llegar a la salida. Nunca retrocedas en una autopista si te pierdes una salida. Al entrar, incorpórate al tráfico con cuidado y sin detenerte.

Manejar en condiciones peligrosas

De ser posible, evita manejar en condiciones peligrosas. Sin embargo, en caso de que sí manejes, plantéate las siguientes precauciones:
  • Manejar bajo lluvia intensa . Es posible que no tengas mucha tracción ni visibilidad. Baja la velocidad, enciende las luces delanteras y mantén tus ventanas y espejos despejados.
  • Manejar cuando hay niebla . Mantente a la derecha y pon las luces delanteras bajas. Si no puedes ver el camino, detente en el costado del lado derecho y enciende las luces de emergencia. Prende los faros antiniebla si tu vehículo los tiene.
  • Manejar cuando hay hielo o nieve . Evita frenar de golpe y usa el freno con cuidado para evitar los patinazos. Si te atascas en la nieve, endereza las ruedas y acelera despacio.

Clima severo

Es importante tomar precauciones adicionales cuando manejes en clima severo para ayudar a que llegues a tu destino sin contratiempos. Algunos consejos para considerar: 
  • Vientos fuertes. Maneja con cuidado. Los vehículos más altos, tales como camiones o furgonetas, pueden ser peligrosos para manejar.
  • Tormentas de granizo. Refúgiate estacionando debajo de un puente o paso elevado.
  • Tornados. Si hay un tornado en el área en que tú estés, bájate de tu vehículo, encuentra refugio o recuéstate en un área baja con tus manos cubriendo la parte trasera de la cabeza y la nuca. Mantente alerta de inundaciones repentinas.
  • Huracanes.  Evita áreas bajas y dirígete tierra adentro inmediatamente.

Áreas de cruce de venados

El riesgo de choques de vehículos contra venados es mayor durante el amanecer y el atardecer , y también durante la temporada de reproducción entre octubre y diciembre, pero es importante estar alerta en todo momento. Siempre maneja con cuidado cuando veas señales de cruce de venados. Si hay un animal grande en tu camino, no vires el carro bruscamente para esquivarlo. Si tienes tiempo para evitar chocar con el animal, reduce tu velocidad, aprieta el freno repetidamente para advertir a los conductores detrás de ti y toca la bocina.

Qué hacer si tu carro se avería

Si surge una emergencia, vas a querer hacer todo lo posible para protegerte a ti y a tus seres queridos. Así que es importante saber cómo manejar tu vehículo en caso de que haya una falla mecánica o te encuentres con condiciones difíciles en el camino. Tu manual de propietario debería contener información respecto a los procedimientos indicados para tu vehículo en particular, pero generalmente hablando, aquí tienes algunas estrategias para enfrentar los siguientes desafíos:

  • Detente en la orilla del camino.  Incorpórate al acotamiento de la carretera lo más pronto posible teniendo mucho cuidado. 
  • Date cuenta de la ubicación de tu vehículo.  Fíjate de si hay algún número de salida, punto de referencia o indicador de millas.
  • Evalúa el problema mecánico que tiene tu vehículo.  ¿Tu carro, camioneta o SUV tuvo alguno de los siguientes problemas? 
    • Falla de los frenos.  Quita el pie del acelerador y presiona el pedal del freno para usar cualquier fuerza restante del freno. Cambia a una marcha más baja y sal del camino cuando no sea peligroso.
    • Se sobrecalienta el motor.  Detente en la orilla y apaga el motor, tan pronto que sea posible y cuando no sea peligroso hacerlo, para evitar tener el motor en marcha. Cuando abras el capó del vehículo, ten en cuenta que el vapor de un motor sobrecalentado puede ser peligroso.
    • Se para el carro.  Enciende las luces de emergencia y, si no hay peligro, detente en la orilla. Si parece que no hay peligro en hacerlo, levanta el capó con cuidado y mantén una distancia segura del vehículo.
    • Te sales del camino sin querer.  No vires bruscamente para regresar al camino, ni frenes de golpe. Baja la velocidad hasta que puedas regresar a la carretera sin peligro.
  • Avísales a otros conductores, haciendo que tu vehículo sea visible.  Prende tus luces de emergencia, sobre todo en la noche o en mal tiempo, y levanta el capó de tu vehículo.  
  • Llama al 911. Infórmales de tu situación.
  • Llama para obtener asistencia en la carretera.

Pasos a seguir si te ves involucrado en un choque

Aun el conductor que más cuidado tiene puede verse involucrado en un choque. Uno hace lo mejor que puede, pero en ocasiones los problemas son inevitables. Si te llega a pasar, toma en cuenta cómo está el tráfico y, si no hay peligro, haz lo siguiente:

  • Revisa para ver si alguien se ha lesionado y administra primeros auxilios. Los artículos necesarios deberían estar en el kit de emergencia para la carretera en tu vehículo.
  • Si es necesario, llama a una ambulancia.
  • Llama a la policía.
  • Después de haber mirado para ver si hay una fuga de gasolina y confirmado que no hay riesgo de un incendio, adviértele al tráfico haciendo señas (mientras estés en una parte de la carretera en que no haya peligro).
  • Anota los nombres, números de placas, descripciones de los vehículos y nombres de las compañías de seguro de los otros conductores.
  • Obtén los nombres, direcciones y números de teléfono de los testigos.
  • Usa tu teléfono celular o cámara para tomar fotografías de la escena y los daños, si no hay peligro en hacerlo.
  • Infórmale a tu agente de seguros del choque.
  • No firmes ningún contrato ni hagas ningún compromiso con los otros involucrados en el choque.

Maneras en que posiblemente puedes prevenir el robo de un automóvil

Tu carro es más que una cosa que te lleva de punto A a punto B. Aquí tienes algunos consejos para ayudarte a mantenerlo protegido de robo.

  • Estaciónate en áreas bien iluminadas, sube las ventanas, cierra las puertas con seguro y pon el freno de emergencia. Asegúrate de siempre llevar las llaves contigo.
  • Cuando estés en casa, cierra el carro con seguro en el garaje.
  • Nunca dejes tu vehículo solo con el motor en marcha.
  • Mantén artículos de valor fuera de vista, y nunca escondas una segunda llave dentro de tu carro o en el exterior de él.
  • Cuando compres un vehículo nuevo, busca dispositivos antirrobo tales como un inmovilizador de fábrica o un volante que se puede bloquear.

El camino hacia la seguridad empieza aquí

State Farm ® está aquí para ayudar a que te vaya bien en la vida. Tomando algunos de estos pasos para cuidar a tu familia y a ti mismo, puedes ayudar a evitar algunos posibles problemas y a crear más oportunidades para viajes en familia en el carro y otros momentos para el recuerdo.

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado. Ni tiene la intención de activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.


Obtén una cotización

Selecciona para comenzar una cotización.


Localiza a un agente cerca de ti


 


Contáctanos

844-373-0003 844-373-0003

También Importante

Instalar los asientos infantiles de carro adecuadamente podría ayudar a salvar vidas

Instalar los asientos infantiles de carro adecuadamente podría ayudar a salvar vidas

Aprende cómo la instalación y uso adecuados de los asientos infantiles de carros ayuda a mantener a tus hijos fuera de peligro.

El asiento infantil de carro adecuado en el momento adecuado puede salvar una vida

El asiento infantil de carro adecuado en el momento adecuado puede salvar una vida

Aprende qué tipo de asiento infantil usar y cuándo usarlo, y mantén a tu hijo más seguro.

Artículos Relacionados

5 pasos para un road trip con la familia

5 pasos para un road trip con la familia

Un plan de viaje previo puede ser de gran ayuda para que el viaje por carretera sea seguro y memorable.

Programa anual para el mantenimiento del carro

Programa anual para el mantenimiento del carro

Ayuda a que tu vehículo siga funcionando sin problemas.

Smart Tips for Car Buying

Smart Tips for Car Buying

Consider these tips before buying a car.