Carro en llamas: qué hacer si te sucede

Carro en llamas: Qué hacer si te sucede mientras estás manejando

Bombero apagando incendio en un carro

Generalmente, ¿cuál es la causa de los incendios de motor?

Los incendios de carros no suceden con frecuencia pero, cuando suceden, pueden llegar a ser una emergencia mortal. Según las cifras más recientes de la Administración de Incendios de Estados Unidos, los bomberos respondieron a 204,000 incendios de carros en el 2016.

Ten en cuenta estas señales de advertencia

Aunque algunos incendios de carros normalmente son causados por choques, más frecuentemente son causados por problemas con el cableado eléctrico del vehículo, el sistema de combustible o incluso los cigarrillos que se dejan en el carro, causando que el motor se prenda en llamas.  Tu mejor línea de defensa es que revisen estos sistemas cada vez que lo lleves par que le hagan el servicio. 

¿Cuáles son algunas posibles señales de advertencia para tener en cuenta?

  • Fusibles que se queman repetidamente
  • Aceite derramado debajo del capó que quedó de un cambio de aceite
  • Fugas de aceite u otros fluidos debajo del vehículo
  • Cables rotos o sueltos, o cables con metal expuesto
  • Sonidos muy fuertes del sistema de escape
  • Cambios rápidos del nivel de combustible, de aceite o de la temperatura del motor
  • Que falte el tapón del llenado de aceite.
  • Mangueras sueltas o rotas

Hasta es posible que el mantenimiento regular del carro extienda la vida de tu carro, baje la cantidad de dinero que gastes en la gasolina y reduzca el costo total de tener un carro.

¿Qué hacer si el vehículo se te incendia?

Si hueles humo o ves llamas que provienen de tu carro mientras manejas, saber qué hacer puede prevenir lesiones o incluso salvar vidas. Es importante mantener la calma, pero actuar rápido.

Ten presente que los incendios de carro pueden estallar no solo en el compartimento del motor. También pueden ocurrir debajo del vehículo, cerca de las ruedas y los frenos, en el tablero e incluso dentro del carro. De hecho, los incendios en el interior pueden contarse entre los más temibles debido a tu proximidad a las llamas, los gases y el humo.

El Consejo del National Fire Protection Association recomienda seguir los siguientes pasos si estás manejando y el carro prende fuego:

Enciende las luces direccionales y muévete inmediatamente al lugar más cercano donde puedes parar sin peligro, ya sea un carril en el costado o una mediana.

  • Detén el carro y apaga el motor.
  • Haz que todas las personas salgan del carro y no permitas que nadie regrese a recoger objetos personales.
  • Aléjate al menos 100 pies del vehículo en llamas para evitar las llamas y los gases tóxicos, y también mantén alejados a los transeúntes.
  • Llama al 911.
  • Si es posible, advierte al tráfico que se aproxima.

Por lo general, no se recomienda que tú mismo trates de apagar el fuego. Abrir el capó o las puertas del carro incrementará el suministro de aire y eso puede acelerar el incendio.

Una vez que se haya extinguido el incendio, tal vez te preguntes si el seguro cubre un incendio de carro. Tendrás que comunicarte con tu agente de seguros. De ser posible, toma fotografías de los daños y anota los nombres y números de teléfono de los testigos. Pregunta a los bomberos cuándo podrás retirar objetos personales del vehículo y si habrá peligro en hacerlo.  Comunícate con tu compañía de seguros para que remolquen el vehículo para una inspección antes de intentar manejarlo de nuevo. Si tu carro ha sido dañado, y los posibles costos de reparación sobrepasan el valor del carro, es posible que tu compañía de seguros lo considere una pérdida total.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.