Más que 'Remolques' - Compra de viviendas prefabricadas modernas

Más que 'Remolques' - Compra de viviendas prefabricadas modernas

Una sección de casa prefabricada es descendida hasta su lugar por una grúa

Mucho ha cambiado en cuanto a la manera en que las viviendas prefabricadas se construyen, se utilizan y son percibidas.

Para empezar, existe confusión acerca de qué se quiere decir exactamente con 'vivienda prefabricada'. Regla número uno: No las llames 'remolques' o 'casas móviles'. Aquí tienes lo que significan en la actualidad los términos en esta categoría de estilo de vivienda económica y por qué esos términos anticuados ya no aplican en verdad.

¿Prefabricada o manufacturada?

  • Casas prefabricadas: Este es un término general utilizado para referirse a cualquier tipo de vivienda que se construye (en una planta de producción o fábrica) y luego transportada al lugar de la construcción. Las casas prefabricadas están normalmente aseguradas bajo una póliza estándar de propietario de vivienda.
    • Casas modulares: Las casas prefabricadas que se construyen de dos o más secciones en la fábrica y luego son transportadas normalmente al lugar de la construcción en un camión de plataforma. Construidas según los códigos convencionales de construcción, estas pueden tener varios niveles y techos con pendientes pronunciadas.
    • Casas panel: De manera diferente a las casas modulares, estas están construidas en secciones de pared separadas y luego ensambladas por los constructores en el lugar. (Las casas 'pre cortadas' son un tipo de casa panel.)
  • Viviendas prefabricadas: Normalmente son casas de un solo piso. Casi siempre vienen en configuraciones de doble o triple ancho y ofrecen más espacio y una sensación de "casa verdadera" que la idea anticuada de una versión de ancho sencillo (estrecho) -- esta última es la que viene a la mente cuando mencionas el término 'remolque'. Los Estándares Federales de Seguridad y Construcción de Viviendas Manufacturadas (Código HUD) establecen las reglas generales rigurosas en cuanto a viviendas prefabricadas. La diferencia más reconocida de las viviendas modulares es que tienen un chasis de perfil doble T y ruedas debajo del piso para que puedan ser remolcadas en lugar de ser montadas en la parte posterior de un camión.
    • Casas móviles: Posiblemente observes que este término es intercambiable cuando se refiere a las casas prefabricadas de hoy día. Pero técnicamente el término 'casa móvil' solo aplica a viviendas construidas antes de junio de 1976, cuando el código de HUD entró en vigor.

Consideraciones al comprar una vivienda prefabricada

Enfoquemos en viviendas modernas prefabricada. La ventaja de comprar una de estas es el bajo costo y la relativa facilidad y conveniencia de su instalación. Y con las viviendas de ancho doble y triple no vas a sacrificar mucho en cuanto a estilo, espacio de superficie y amenidades. Una vivienda prefabricada también te ofrece la opción de que algún día se pueda mover con relativa facilidad a otro lugar, aunque la mayoría de las viviendas prefabricadas hoy día se hacen con la intención de quedarse donde están.

Las viviendas manufacturadas también utilizan materiales de construcción muy similares - muchas veces los mismos - a los usados en una casa de madera de construcción tradicional. La mayoría de los ahorros actuales en cuanto al costo se debe a la eficiencia del proceso de construcción y no a la utilización de materiales baratos, como ha sido un hecho en el pasado.

Mientras que comprar una casa prefabricada es de momento más barata, hay desventajas. Puedes encontrar que algunas instituciones financieras sean renuentes para ofrecer un préstamo de vivienda para las viviendas prefabricadas a menos de que estas tengan cimientos permanentes o que tú seas propietario del terreno donde esta se va a construir (o que también vayas a solicitar un préstamo para comprar el terreno).

Otra posible desventaja al comprar una vivienda prefabricada es el valor de reventa relativamente bajo. Aunque las actitudes hacia las viviendas prefabricadas están cambiando, probablemente aún no mantendrán tanto valor neto como una casa estándar al depreciar su valor de manera similar a la de un automóvil. Sin embargo, las viviendas prefabricadas que se venden como parte de un paquete de terreno pueden a veces tener un valor neto como el de una vivienda estándar dependiendo del mantenimiento, el jardín y las condiciones locales de bienes raíces.

Las viviendas prefabricadas normalmente son aseguradas bajo la póliza de viviendas prefabricadas. Conoce más acerca de la Póliza de Seguro Vivienda Prefabricada de State Farm.®.

Ubicación del lugar y otros costos

Si vas a mudarte a un parque comunitario de viviendas prefabricadas (o lo que se llamaba antes parque de 'tráileres'), verifica las cuotas comunitarias y cualquier reglamento que involucre tu vivienda, incluyendo los requisitos y restricciones de construcción. Si vas a estar en tu propiedad averigua si las leyes de zonificación local permiten viviendas prefabricadas en tu sitio.

También desearás asegúrate que entiendes todos los costos extras que conllevan transportar e instalar una vivienda prefabricada en un sitio. Parte de la negociación es sobre quién pagará los costos de la mudanza, tú o el corredor de bienes raíces (o la persona que te vende la casa). Y aunque una vivienda prefabricada se puede instalar sin más complicaciones que una que se haya construido nueva, todavía vas a necesitar un cimiento y un apoyo estructural en el sitio y se deberá conectar a los servicios públicos.

La inspección final

Al igual que cualquier compra de una vivienda, necesitas verificar exhaustivamente la vivienda prefabricada antes de efectuar el pago. Aunque esto también aplica un una nueva casa, es especialmente importante si estás comprando una casa manufacturada. Además de todas las cosas que verificas en cualquier vivienda (como la plomería, el alambrado, la calefacción y la refrigeración), en una casa prefabricada las siguientes características necesitan ser observadas con suma atención:

  • Ventanas y puertas. Asegúrate que están aisladas y mantente atento a espacios entre los marcos. Busca si hay grietas en las ventanas y asegúrate que todas la puertas abran y cierren con facilidad.
  • Pisos. Prueba su fuerza (que no hayan chirridos ni que esté combado), verifica si hay algo torcido y trata de no adquirir pisos construidos con tablero aglomerado porque tienden a torcerse y a podrirse cuando se humedecen.
  • Banda inferior. Este plástico grueso va debajo del piso y el aislamiento y ayuda a mantener a los animales y la humedad fuera. Verifica el aislamiento debajo de la banda para asegurarte que o está húmedo.
  • Paredes. Verifica que no haya filtraciones en el interior. El revestimiento de vinilo exterior es preferible al de metal (el cual puede doblarse) y al tablero aglomerado (el cual puede sufrir problemas a causa del agua).
  • Techo. No utilices techos planos de metal de estilo tradicional que pueden tener filtraciones y que hacen más difícil el enfriamiento de la vivienda y busca un techo con tablillas que tenga un alero para facilitar que el agua de lluvia salga.
  • Madera. Las paredes deben utilizar maderas de 2'6' con espaciamiento entre montantes de 16'.
  • Asentamiento y nivelación. Las viviendas prefabricadas de más antigüedad pueden asentarse con el tiempo lo que tuerce el armazón de la casa, así desnivelándola.
  • Fijar. Verifica que el sistema de fijación de la casa sea robusto y esté bien sujetado.
  • Determina si la vivienda no tiene ampliaciones o alteraciones estructurales que no fueron instaladas de fábricas. Las ampliaciones que no han sido aprobadas por el fabricante de la vivienda pueden presentar una mayor exposición a los daños que pueden ocasionar el peso de la lluvia y la nieve si estas no tienen un soporte apropiado.
  • Ampliaciones o alteraciones.

Comprar una casa prefabricada es un gran compromiso e inversión, haz tu tarea, verifica todas las opciones y da seguimiento a cualquier pregunta de seguridad, construcción y finanzas que puedas tener. Recuerda que no estás comprando una 'casa móvil' sino que estás comprando tu casa.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y¬†no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.