Pasar al contenido principal

Start of main content

Consejos sobre la seguridad al nadar y en el agua

Ya se trate de un chapuzón en la piscina o en el océano, tanto los adultos como los niños deberían evitar correr ningún tipo de peligro.

Nadar es una actividad excelente. No solo por sus muchos beneficios físicos, sino también porque toda la familia lo puede disfrutar. Pero como muchas cosas en la vida, también tiene sus riesgos.

El ahogamiento —según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades— es la segunda causa más importante de muerte accidental entre niños de 1 a 14 años, y la quinta causa más importante para personas de todas las edades. Por lo tanto, la seguridad en el agua debería ser una preocupación sin importar el lugar que tu familia y tú elijan para nadar.

Reglas generales para la seguridad en el agua

  • Inscribe a los niños en clases de natación a una edad temprana. El riesgo de ahogamiento disminuye hasta en un 88% cuando los niños con edades entre 1 y 4 años toman clases de natación. Los adultos también se pueden beneficiar de cursos para actualizar sus conocimientos de natación. Varias ciudades tienen lecciones disponibles a través de parques locales y programas recreativos, como también a través de gimnasios con piscina. Consulta con la Cruz Roja sobre cómo inscribirte en una clase de natación en tu área.
  • Aprende Reanimación Cardiopulmonar (RCP). Puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Consulta con la Cruz Roja sobre cómo inscribirte en una clase de reanimación cardiopulmonar en tu área. La University of Washington School of Medicine tiene excelente información y videos sobre cómo aprender RCP.
  • Utiliza únicamente chalecos salvavidas aprobados por la Guardia Costera de los Estados Unidos. Los nadadores jóvenes e inexperimentados deberían utilizar un chaleco salvavidas. No utilices ningún tipo de juguete inflable o que esté hecho de espuma de poliuretano. No están diseñados para la seguridad de los nadadores.
  • Los niños siempre deberían estar supervisados. Cuando estés en el patio trasero, en una piscina pública o en la playa, asegúrate de que haya una persona responsable designada para supervisar a los nadadores cuando los niños estén nadando.
  • Nada con un amigo. Es una de las mejores prácticas para los nadadores de todas las edades, incluyendo adultos.
  • Evita el alcohol. Afecta tu juicio, tu equilibrio, tu coordinación y la capacidad de tu cuerpo para mantener su temperatura. Evita el alcohol cuando estés nadado o supervisando a niños.
  • Evita la hiperventilación. Los nadadores deberían evitar la hiperventilación (respirar más rápidamente o más profundamente) antes de nadar bajo el agua o tratar de aguantar la respiración por largos períodos de tiempo. Esto puede hacer que pierdan el conocimiento y se ahoguen. Es mejor relajarse y respirar normalmente al nadar.
  • Mete tus pies en el agua primero. Lesiones serias, incluyendo la parálisis, pueden ocurrir al zambullirse de cabeza en aguas desconocidas al golpearse con el fondo. Tírate de cabeza solo cuando el área esté claramente marcada poder hacerlo y no tenga obstáculos.
  • Prueba el agua antes de meterte en ella. Lanzarte al agua fría puede causar un choque en tu cuerpo por el cambio de temperatura y elevar tu ritmo cardíaco y tu presión sanguínea, lo cual también puede entumecer tus músculos y hacer que sea difícil nadar.
  • Ten un teléfono accesible. No importa dónde estés nadando, la posibilidad de llamar al 911 en una emergencia podría salvar tu vida.

Piscinas

  • Ciérrala con una barrera adecuada Lo mejor es instalar una cerca de cuatro pies o más alta alrededor de las piscinas de patios traseros y usar puertas que se cierren y aseguren automáticamente, las cuales se abran hacia fuera para entrar a la piscina.
  • Considera instalar alarmas de seguridad. Si tu vivienda da directamente al área de la piscina, tal vez deberías instalar una alarma para puertas o una puerta que se cierre automáticamente. Utilizar una alarma de movimiento del agua o subacuática también te dará más protección contra caídas accidentales a la piscina.
  • Si un niño no aparece, siempre echa un vistazo primero en la piscina. Si un niño cae en la piscina, cada segundo cuenta para evitar un ahogamiento accidental.
  • Vacía las piscinas portátiles cuando no se estén usando. Los niños se pueden ahogar hasta en una sola pulgada de agua. Asegúrate de que todas las piscinas inflables, portátiles y las piscinas para bebés estén vacías, y guárdalas inmediatamente después de usarlas.
  • Saca los juguetes de la piscina cuando no la estén usando. Pueden atraer a niños pequeños a la piscina. Es mejor tenerlos guardados fuera de su alcance.
  • Ten a mano un kit de seguridad. Un kit de seguridad, el cual incluye un par de tijeras para cortar cabello, ropa o el cobertor de la piscina, debería estar disponible en caso de emergencia. Se recomienda tener equipos salvavidas como aros salvavidas y perchas salvavidas.
  • Mantente alejado de los drenajes de la piscina. Las extremidades, el cabello o la ropa pueden enredarse si hay un drenaje defectuoso. Si sospechas que tal vez no funcionen adecuadamente, pídele a tu proveedor de servicio que los inspeccione. Pool Safety tiene información detallada acerca de cómo prevenir quedar atrapado por un drenaje.
  • Sigue las reglas indicadas en las señales. Generalmente incluyen no correr, empujar o sumergir a otros.

Océanos, lagos y ríos.

  • Nada cerca de los salvavidas. La United States Lifesaving Association estima que la probabilidad de ahogarse en una playa protegida por salvavidas adiestrados es menos de una entre 18 millones al año. Los salvavidas también puede aconsejarte sobre el lugar más seguro para nadar y qué áreas evitar.
  • Permanece dentro de las áreas designadas para nadar. Generalmente están marcadas con cuerdas o boyas y es más probable que estén libres de maleza, terreno rocoso bajo el agua y otros peligros.
  • Cuidado con las corrientes de retorno. Son corrientes de agua poderosas y canalizadas que fluyen hacia el océano y que pueden ocurrir en cualquier playa con olas, incluyendo en los Grandes Lagos. La United States Lifesaving Association tiene una amplia guía de supervivencia ante corrientes de retorno.
  • No nades en agua contaminada. Presta atención a las banderas de advertencia o las alertas sobre agua contaminada. Si no estás seguro si el agua está lo suficientemente limpia como para nadar en ella, lo mejor es no hacerlo.
  • Conoce tus límites. Nadar en aguas abiertas es muy diferente a nadar en una piscina. El agua fría, las corrientes de agua y otras condiciones peligrosas pueden suponer un desafío incluso para los nadadores más experimentados. Si no estás seguro de tus límites, deberías empezar lentamente y no lanzarte muy lejos de la orilla.

El conocimiento sobre los peligros es clave cuando se trata de la seguridad en el agua y en la piscina. Educar a los niños desde una edad temprana y mantenerse informado lleva a que los nadadores desarrollen su actividad de forma segura a lo largo de su vida.

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado. Ni tiene la intención de activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.


Obtén una cotización

Selecciona para comenzar una cotización.


Localiza a un agente cerca de ti


 


Contáctanos

844-373-0003 844-373-0003

También importante

Los peligros de nadar en la naturaleza

Los peligros de nadar en la naturaleza

Nadar en aguas abiertas presenta riesgos, Lee sobre cómo evitar estos y otros peligros a la hora de nadar.

Seguridad para niños andando en bicicleta durante el verano

Seguridad para niños andando en bicicleta durante el verano

Después de aprender a andar en bicicleta, los niños necesitan ser educados sobre cómo ir en bici de forma segura y llevar casco en todo momento.

Artículos relacionados

Acampa de forma segura, comenzando con estas 7 lecciones

Acampa de forma segura, comenzando con estas 7 lecciones

Empaca adecuadamente y establece un sitio que sea un lugar seguro y cómodo para toda la familia con estos consejos de seguridad al acampar.

Consejos para viajar con un niño

Consejos para viajar con un niño

Haz que el viaje de un niño sea fácil y sin estrés con estos trucos.

Protege a tus hijos de los carros a alta temperatura

Protege a tus hijos de los carros a alta temperatura

Es importante proteger a los niños del calor extremo, así que lee estos consejos de seguridad para el carro.