Cambia una vida: por qué funciona la lectura con un mentor

Cambia una vida: por qué funciona la lectura con un mentor

Man doing school work with children at the table.

Tener acceso, nivel socioeconómico, habilidad: Hay muchos factores contribuyentes que pueden causar que un niño tenga dificultades de lectura, pero cualquier retraso en esta destreza esencial para niños más pequeños tiene consecuencias de gran alcance. Considera la graduación de la secundaria. Si un niño no lee hacia el fin del tercer grado, es mucho menos probable que ese niño reciba un diploma, según el National Research Council. Y las pruebas recientes realizadas por la National Assessment of Educational Progress descubrieron que 1 de cada 3 niños en el cuarto grado tiene dificultades con destrezas de alfabetización.

Pero hay buenas noticias y una manera inmediata de tener un efecto positivo sobre los niños: la lectura con un mentor. Algunos estudios indican que cuando los adultos toman parte en la lectura de los niños, no solo mejora las habilidades y el gozo de la lectura, sino también mejora la actitud sobre la escuela y participación en actividades extracurriculares, perspectivas del futuro y, finalmente, la oportunidad de que un niño continúe su educación. ¿Estás listo para marcar la diferencia en tu hogar y para otros niños? Prueba estas ideas.

  1. Aumenta la habilidad de un niño
    Mentores de alfabetización — parte entrenador y parte porrista — se pueden encontrar en escuelas y organizaciones de comunidades por todo el país. ¿Cuál es la única meta de estos voluntarios? Ayudar a los niños aprender a disfrutar la lectura. Cómo logran esto varía. Algunos leen (y es posible que les lean a ellos) por una hora al mes con un niño o con toda la clase. Algunos pueden completar entrenamiento formal y comprometerse a una sesión semanal de lectura que se alinea con un plan de estudios específico.

    Tu siguiente paso: Busca en una base de datos en línea para voluntarios como NeighborhoodOfGood.com® o comunícate con tu escuela local para conectarte con programas comunitarios para la niñez de alfabetización.

  2. Aumenta el acceso de un niño
    Tal vez has oído del concepto de un desierto alimentario: un área en desventaja económica donde los residentes tienen poco o ningún acceso a alimentos frescos. Algunos expertos de alfabetización han empezado a usar la idea de un desierto de libros para describir la falta de acceso a material de lectura para niños. Sus hallazgos pueden ser desalentadores. En un estudio reciente, se observó que en un vecindario de ingresos bajos en Washington, D.C., solo había un libro disponible por cada 830 niños del kínder hasta el grado 12. Tener acceso reducido puede llevar a dificultades de alfabetización. Si no hay libros disponibles en la biblioteca ni libros que comprar ni recursos para compras, esto puede afectar el interés y la habilidad.

    Tu siguiente paso: Es posible que escuelas que estén batallando no tengan una organización de voluntarios que pueda financiar un plan de distribución de libros — pero tal vez tú puedas. Considera una recolección de libros entre amigos y trabaja con expertos de alfabetización en una escuela para proporcionarle un libro a cada niño en un aula para que cada uno tenga su propio libro.

  3. Aumenta los recursos de una escuela
    Las bibliotecas de las escuelas siguen sufriendo las consecuencias de la reducción de los presupuestos de las escuelas públicas: Casi una cuarta parte de las bibliotecas escolares han visto recortados sus presupuestos en un 40% desde el 2010. Y 13 millones de estudiantes — 3.4 millones de ellos en pobreza y 6.6 millones de ellos, estudiantes de color — tienen menos de 10 artículos de lectura por cada estudiante. Exponer a los niños a una variedad de estilos de lectura y escritura puede ayudar a mejorar el manejo del idioma y el interés en la lectura.

    Tu siguiente paso: Ofrécete como voluntario para organizar una recolección de libros a beneficio de una escuela necesitada en tu comunidad. Trabaja con el personal de alfabetización de tu distrito escolar para identificar necesidades particulares y pídele a tus amigos, vecinos y compañeros del trabajo que donen.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y¬†no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.