Cuatros pasos para evitar el humo de segunda mano

El humo de segunda mano presenta riesgos para ti y tu familia. Descubre maneras de minimizar la exposición al humo y mantenerte saludable.

The Dangers of Secondhand Smoke

Derrame cerebral, cáncer, problemas respiratorios, cardiopatía: Esas son solo algunas de las consecuencias de fumar —pero también son las consecuencias de la exposición al humo de segunda mano.

El humo de segunda mano, a veces llamado humo de tabaco ambiental, proviene de dos fuentes: el humo de los cigarrillos encendidos y el humo exhalado por los fumadores. No solo aumenta el riesgo de problemas de salud en cualquier persona expuesta: 

El humo de segunda mano contiene por lo menos 70 sustancias químicas causantes de cáncer que afectan a niños, adultos y hasta mascotas. Y los efectos, o niveles químicos, se acumulan en cada grupo de edad —de bebés a ancianos— cuanto mayor sea la exposición. Los niños están especialmente en riesgo: Cerca de un 37 por ciento de los niños en los Estados Unidos ya han sido expuestos. 

Los riesgos para la salud de las personas incluyen:

  • Asma, infecciones respiratorias, pulmonares y de oído
  • Aumento en la intensidad de las enfermedades
  • Síndrome de muerte súbita infantil en bebés y niños
  • Infecciones de las vías respiratorias inferiores
  • Brotes de asma infantil
  • El riesgo de enfermedad cardiovascular, derrame cerebral, ataque al corazón, cáncer de pulmón y posiblemente otros tipos de cáncer, así como la posibilidad de depresión

Sigue estos cuatros pasos para evitar o minimizar la exposición al humo de segunda mano:

  1. No permitas que se fume en tu casa. Si tú o alguien en tu familia fuman, insiste en que fumen afuera en un lugar designado lejos de otras personas.
  2. Tampoco permitas que se fume en tu carro. Bajar la ventana no disminuirá los efectos del humo de segunda mano.
  3. Encuentra un centro de cuidado infantil o guardería para tus hijos donde no se permita fumar.
  4. Si puedes, visita restaurantes, bares y otros negocios en los que no se permita fumar. Las secciones designadas para "no fumar" en los negocios, no detienen la propagación del humo de segunda mano. Veintiocho estados y el District of Columbia han aprobado leyes integrales para espacios en los que no se permite fumar. Verifica si tu estado tiene leyes sobre espacios en los que no se permite fumar.

Siempre que puedas disminuir tu exposición al humo de segunda mano tu salud se beneficia. Recuerda: Ningún nivel de exposición es seguro.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.