Guía para la seguridad infantil en parques

Guía para la seguridad infantil en parques.

Sabemos que nada es más importante para un padre que la seguridad de sus niños, pero algunos riesgos pueden pasar inadvertidos hasta a los papás más atentos. Cuando los lleves al parque a jugar, estos consejos te ayudarán a que ningún peligro arruine la diversión.

Antes de ir al parque

  • Elige ropa apropiada. Las prendas que cuelgan, como bufandas, joyas o cordones, pueden enredarse y ocasionar lesiones.
  • Habla con ellos. Explícales por qué no deben atravesarse en el trayecto de un columpio, pararse debajo de un tobogán o estar demasiado cerca de alguien que esté jugando con un bate.
  • Busca equipos seguros. Evita los equipos herrumbrosos o averiados y busca áreas con superficies que absorban los impactos, como las alfombras de caucho. Si es la primera vez que vas a determinado parque, examina el área antes de que tu niño juegue. Si ves algo peligroso, repórtalo a las autoridades locales.

Mientras estés en el parque

  • Usa equipos apropiados para su edad. Los niños menores de cinco años deben usar equipos diseñados específicamente para ellos.
  • Nunca los pierdas de vista. Es importantísimo que vigiles a los niños constantemente.
  • Examina las superficies calientes. La piel de los niños se quema más rápido que la de los adultos. En días soleados y calurosos, toca primero con tu mano las superficies de metal para asegurarte de su temperatura.

Para más información sobre seguridad infantil al andar en bicicleta, visita este artículo.