Prepara tu carro para el invierno con algunos simples consejos

Las habilidades para la supervivencia al manejo en invierno que todos necesitan aprender

Carro manejando sobre una carretera con nieve

Consejos para ayudarte a manejar en la nieve este invierno

Las condiciones de manejo durante el invierno se pueden volver traicioneras en un instante. La nieve, el hielo, la visibilidad reducida y el frío extremo pueden inhabilitar tu vehículo o hacer las carreteras intransitables.

Incluso en un viaje relativamente corto, puedes encontrarte varado durante varias horas. Es importante prepararse con anticipación para las condiciones y situaciones que puedan surgir conforme se van creando las condiciones invernales.

Prepara tu vehículo para el invierno

El mejor tiempo para prepararse para el invierno es antes de la primera tormenta de la temporada. Algunos puntos para revisar y hablar con tu mecánico son:

  • Haz una prueba de la fuerza de la batería.
  • Inspecciona el sistema de escape y los filtros de aire, gasolina y emisiones.
  • Revisa el sistema de enfriamiento, los niveles de líquido del limpiaparabrisas y del anticongelante y cambia el aceite.
  • Asegúrate de que las mangueras y las correas del ventilador y todos los componentes estén trabajando debidamente.
  • Considera un cambio de bujías.
  • Revisa la presión de aire y la banda de rodamiento de las llantas y considera la instalación de llantas de invierno.
  • Localiza la llanta de repuesto, el gato y el rascador de hielo.
  • Inspecciona tus limpiaparabrisas para asegurarte de que estén funcionando y estén en buenas condiciones.

Algunos consejos sencillos para manejar en el invierno

Manejar en el invierno trae consigo sus propios retos, que empiezan desde el momento en que arrancas tu vehículo. Aquí tienes algunos consejos para manejar durante el invierno.

  • Nunca calientes tu vehículo en un garaje cerrado. Esto puede llevar a problemas de monóxido de carbono.
  • Mantén el tanque de gasolina al menos a la mitad para evitar congelación en la línea de gasolina.
  • Asegúrate de que el tubo de escape no esté obstruido con lodo o nieve.
  • No utilices el control de crucero en carreteras con hielo.
  • Permítete más tiempo para frenar cuando hay poca visibilidad.
  • Mantén la calma si el automóvil se empieza a deslizar.

Los conductores de vehículos comerciales deben actuar con precaución cuando manejen bajo condiciones invernales. Si tienes un vehículo grande, como un camión, éste necesita más tiempo para detenerse bajo las condiciones ideales, así que las condiciones de nieve y hielo amplifican la dificultad. Cuídate de seguir manteniendo prácticas seguras cuando compartas la carretera en condiciones invernales.

Lleva contigo un kit para manejar en el invierno

El clima del invierno puede dejarte atascado en la nieve, pero los siguientes artículos en tu kit para manejar en el invierno pueden ayudarte a regresar a la carretera y continuar tu viaje.

  • Pala plegable pequeña
  • Cadenas para llantas y remolque
  • Caja de herramientas básicas
  • Bolsa de sal para la carretera o arena para gatos
  • Bengalas, linternas de batería y baterías extras.
  • Líquido de limpiaparabrisas y anticongelante extras
  • Cables de conexión para arrancar tu carro si la batería se agota.

Prepara un kit de supervivencia para el invierno

En caso de que te quedes atrapado en tu carro, camioneta o SUV, te convendría tener un pequeño kit de supervivencia a la mano. Algunos artículos útiles incluyen:

  • Un kit de primeros auxilios
  • Cargador para teléfono móvil
  • Raspador para hielo y cepillo
  • Cobijas, ropa abrigadora y otro equipo para el clima frío para protegerte contra la hipotermia
  • Agua potable y alimentos no perecederos de alta energía

Consejos de seguridad para la nieve si quedas varado en el invierno

A pocas personas les gusta manejar en una tormenta de nieve y la mayoría hace caso a las advertencias de no salir a las carreteras cuando está cayendo una tormenta. Pero incluso los conductores expertos y mejor preparados pueden quedar atascados. Si te pasa a ti, aquí hay algunos recordatorios importantes:

  • Prepárate. Aunque el mejor primer paso es la prevención, algunas tormentas vienen rápidamente. Si quedas varado, mantener unas cuantas cosas indispensables en tu carro, como se mencionó anteriormente, puede ayudar a mantenerte cómodo mientras esperas.
  • Quédate dentro. Si es posible, sal de la carretera y enciende tus luces de emergencia o ata algo brillante a la antena de tu carro para indicar que necesitas ayuda. Luego, espera dentro de tu carro hasta que la ayuda llegue para evitar estar expuesto a la congelación y prevenir la hipotermia.
  • Llama al 911. Si tienes un teléfono cargado y buena recepción, llama para pedir ayuda y describe tu ubicación lo mejor que puedas.
  • Limpia el tubo de escape. Asegúrate de que no haya nieve cubriendo tu tubo de escape para evitar la acumulación de monóxido de carbono dentro del carro. Revisa el tubo de escape periódicamente para asegurarte de que la nieve fresca no lo esté bloqueando, siempre teniendo cuidado con el tráfico que viene en sentido opuesto antes de salir de tu vehículo.
  • Sigue moviéndote. Mantenerte activo dentro de tu carro te ayudará a mantener el calor corporal. Aplaude con tus manos y golpea tus dedos del pie para mantener tu circulación en movimiento y evitar la congelación pero evita sudar y el esfuerzo en exceso.
  • Bebe líquidos. La deshidratación puede hacerte más susceptible a los efectos del frío. Si no hay agua potable dentro de tu carro, derrite algo de nieve dentro de una bolsa u otra taza improvisada para permanecer hidratado.
  • Conserva la batería del vehículo. Usa las luces, la calefacción y la radio con moderación.
  • Enciende tu motor. Siempre y cuando tengas suficiente gasolina en tu tanque, enciende el motor alrededor de 10 minutos cada hora para mantener el carro caliente. Enciende las luces interiores cuando tu motor esté encendido para que puedas ser visto dentro de tu carro. Abre un poco una ventanilla en la dirección del viento para que haya ventilación y limpia la nieve del tubo de escape para evitar la intoxicación con monóxido de carbono.
  • No te fatigues en exceso. El clima frío pone a tu corazón bajo más estrés. Si no estás acostumbrado al ejercicio, palear la nieve o empujar un carro podría ponerte en riesgo de un ataque al corazón.

Mantente fuera de peligro y abrigado este invierno aprendiendo más acerca de cómo prepararte y recuperarte de las tormentas invernales con State Farm®.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.