Pasar al contenido principal

Comienzo del contenido principal

Cuidar a padres ancianos

Para ayudar a los padres a envejecer de la mejor manera posible, recopila información importante, revisa opciones y obtén ideas para cuidarlos en tu hogar.

Grandparents with a baby on a couch.

A medida que los padres envejecen, a menudo sus hijos adultos asumen una mayor responsabilidad por su cuidado. Como parte del cuidado de padres ancianos o del "cuidado de personas de la tercera edad", los cuidadores deberían evaluar cuáles son las necesidades de sus padres y comenzar a recopilar información sobre su situación legal, financiera y médica. Aquí tienes algunas maneras adicionales en que los hijos se pueden preparar para cuidar a los padres ancianos con la mayor dignidad posible.

Comienza la conversación pronto

No siempre es fácil plantear el tema del cuidado de los ancianos con un padre de edad avanzada. Esperar hasta que la necesidad se agudice solo hará que las decisiones importantes sean más difíciles. Los expertos en el cuidado de ancianos sugieren tener una junta familiar en la que los padres y los cuidadores puedan hablar abierta y honestamente sobre las opciones relacionadas con las necesidades de la vida cotidiana, atención médica, seguridad financiera y derechos legales. Abrir estas líneas de comunicación pronto permite a las personas de la tercera edad saber que sus deseos se están escuchando y les da a los cuidadores tiempo para definir y prepararse para sus nuevos roles.

Recopila información clave

A medida que asumas una mayor responsabilidad del cuidado de tus padres ancianos, necesitarás tener acceso a información importante sobre su salud y finanzas. Comienza a recopilar o hacer copias de la documentación de tus padres sobre las pólizas de seguro (salud, vivienda, automóviles, vida), beneficios del seguro social, vivienda (arrendamientos, hipotecas), jubilación y cuentas bancarias. Solicita a tus padres que te ayuden a reunir una lista con los nombres de sus médicos, las instalaciones de atención médica preferidas y los medicamentos y condiciones actuales. Además, comprueba si tienen una Cuenta de Ahorro Médico, están cubiertos bajo el seguro de Medicare, y/o tienen algún seguro suplementario de Medicare. De ser así, asegúrate de tener copias de esos documentos.

Revisa las opciones legales

Las disposiciones legales bien planificadas pueden ayudar a garantizar que se cumplan los deseos de tus padres en cuanto a sus propiedades y su cuidado, a la vez que te dan el poder para intervenir si no son capaces de tomar sus propias decisiones. Haz planes para hablar sobre las siguientes disposiciones legales con tus padres y un abogado capacitado:

  • Los testamentos establecen la transferencia de las propiedades cuando una persona fallece.
  • Los testamentos vitales comunican la voluntad de la persona con respecto a los cuidados de la salud al final de tu vida.
  • El poder jurídico duradero te otorga la capacidad de tomar decisiones médicas, financieras y legales en lugar de tus padres.

Encuentra recursos

Las personas de la tercera edad podrían necesitar tener acceso a diferentes recursos, que van desde las necesidades cotidianas como la alimentación y el cuidado personal, hasta temas de calidad de vida tales como las actividades sociales y el transporte. La Administración de Asuntos sobre la Vejez del Departamento de Salud y Servicios Humanos, ofrece en línea un localizador para el cuidado de ancianos que puede conectarte con los servicios para personas de la tercera edad en tu área.

Cuidar a tus padres ancianos

Cuidar a padres ancianos en tu hogar puede ser un gran cambio y un reto. Una manera de facilitar la transición es hacer alteraciones físicas a tu entorno doméstico —algunas menores y otras posiblemente mayores— para hacer las cosas más fáciles, seguras y menos estresantes para todos.

Distintas personas envejecen de distintas manera, con distintas preocupaciones y necesidades. Las alteraciones que quieras hacer a tu vivienda dependerán de cosas tales como la movilidad, visión y capacidad cognitiva de tus padres ancianos. Otros factores, como tus recursos financieros y la estructura y el diseño de tu vivienda, también afectarán cuánto puedes hacer.

Date una idea de las capacidades y necesidades de tus padres

  • Obsérvalos en su casa o en la tuya.
    • ¿Qué tan firmes están cuando están en movimiento?
    • ¿Qué tan cómodos se sienten usando las escaleras y el baño?
    • ¿Tienen problemas para ver y encontrar cosas?
    • ¿Pueden hacer con facilidad cosas que tú das por sentado como abrir puertas, abrir las llaves de agua y alcanzar repisas y alacenas?
  • Habla con su médico u otros cuidadores. Infórmate más sobre sus problemas de salud específicos, tales como movilidad, visión, audición y capacidades cognitivas. (Nota: Tendrás que hablar con sus proveedores de cuidados de salud para ver qué tipo de permiso o documentación necesitarán para que ellos puedan compartir contigo la información privada de salud de tus padres).
  • Toma pasos específicos cuando trates con demencia. Si uno de tus padres presenta cierto grado de demencia o impedimento cognitivo, es posible que tengas que tomar pasos más exhaustivos para hacer que tu vivienda sea segura y cómoda para ellos. Eso puede significar alterar de manera drástica el acceso en tu vivienda a cosas como automóviles y electrodomésticos.

Determina qué cambios podrían ser necesarios en tu vivienda

Puede ser útil contratar un terapeuta ocupacional u otro experto, tal como un enfermero o terapeuta físico, para que evalúe tu vivienda. Si eso no es posible, considera pedirle a otra persona anciana que eche un vistazo a tu área habitacional a través de sus ojos.

Tener el punto de vista de una tercera persona sobre los cambios necesarios puede ser más honesto y útil de lo que te diga o no uno de tus padres, que probablemente desconozca o sienta vergüenza de admitir sus limitaciones, o tengan miedo de convertirse en una carga demasiado grande para ti.

Algunas modificaciones para tomar en consideración:

En la casa

  • Averigua cuáles marcos de puerta y pasillos en tu vivienda son suficientemente anchos para permitir el paso de sillas de ruedas o andadores ortopédicos, de ser necesario.
  • Usa bombillas fuertes, de alto voltaje y considera reemplazar la iluminación fluorescente antigua con luz incandescente. (Las luces fluorescentes que parpadean o deslumbran pueden crear estragos en la vista de personas de edad avanzada).
  • Reemplaza las perillas redondas con manillas de palanca que son más fáciles de abrir.
  • Considera eliminar o cubrir las superficies de piso que puedan ser resbalosas o crear tropiezos, incluyendo pisos de azulejo (especialmente en la cocina y los baños), umbrales elevados en puertas, tapetes sueltos y alfombras de felpa gruesa o irregular.
  • Aparta del paso cables de extensión y cables eléctricos y fíjalos con cinta adhesiva para evitar tropiezos.

En la cocina y cuarto de lavandería

  • Asegúrate de que los interruptores, gabinetes, cajones y electrodomésticos estén a un nivel cómodo para alguien que esté sentado o no pueda agacharse o estirarse fácilmente.
  • Instala una franja de luces debajo de los gabinetes para iluminar más el mostrador.
  • Consigue relojes, teléfonos, termostatos y electrodomésticos con botones y números más grandes e iluminados o con pantallas digitales.
  • Reduce la temperatura de tu calentador de agua o instala llaves de agua que eviten escaldaduras.

En el baño

  • Reemplaza cabezales de ducha fijos con cabezales flexibles y de mano.
  • Reemplaza las puertas de vidrio de la ducha con cortinas.
  • Instala asientos de ducha en la bañera o la ducha así como tapetes o cinta antideslizantes.
  • Asegúrate de que haya una luz de noche instalada y un camino bien iluminado desde el dormitorio de tus padres.
  • Instala rieles o equipos especiales en el baño, incluyendo asientos elevados y barras y agarraderas para ayudar a levantarse y sentarse.

En el dormitorio

  • Es posible que necesites comprar una cama nueva para uno de tus padres, alquilar o arrendar una cama de hospital o instalar rieles de cama y/o agarraderas de barra.
  • Instala un intercomunicador o sistema de comunicación, tal vez usando un monitor para bebé.
  • Coloca alarmas de humo y detectores de monóxido de carbono que funcionen cerca del dormitorio y una calcomanía especial de alerta para los bomberos en la ventana del dormitorio.
  • Asegúrate de que puedas mantener el área donde duermen lo suficientemente cálida sin usar un calefactor portátil.

En las escaleras

  • Decide si puedes convertir una habitación en la planta baja en dormitorio para uno de tus padres o si es necesario instalar un elevador o una silla salvaescaleras motorizada para un piso superior.
  • Verifica si necesitas pasamanos nuevos o adicionales en las escaleras. Si ya tienes pasamanos, asegúrate de que estén lo suficientemente fuertes.
  • Ten interruptores de luz de dos vías (encender y apagar) en la parte superior e inferior de las escaleras.
  • Pon cinta brillante especial de alto contraste en el borde de cada escalón.

Afuera de la vivienda

  • Arregla los pasillos de entrada exteriores que estén desnivelados, agrietados o dañados y considera reemplazar el adoquinado o camino de piedras en tu patio o jardín.
  • Instala rampas para sillas de ruedas en el garaje o en la entrada al garaje si es necesario.
  • Asegúrate de que las entradas, cerraduras y timbres estén bien iluminados en la noche.

Examina tu presupuesto para ver cuales modificaciones son financieramente realistas. Esas listas de comprobación pueden ser abrumadoras pero es posible que no tengas que hacer todo y menos de una sola vez. No todos pueden darse el lujo de hacer una remodelación completa cuando cuidan de sus padres ancianos en su vivienda, pero busca y compara costos de contratistas y de construcción como también los costos de equipos nuevos o usados y su instalación.

Investiga que es lo que cubre Medicare y después habla con tu asesor financiero para ver si hay subvenciones o préstamos disponibles para la modificación de la vivienda. También recuerda que tener una persona adicional viviendo en tu hogar afectará el presupuesto mensual normal de tu familia en cuanto a comida, transporte y costos de suministro.

Consigue ayuda profesional

La complejidad emocional y administrativa de cuidar un padre anciano puede abrumar incluso a los cuidadores más meticulosos. No importa cuántas modificaciones físicas hagas, el cuidado de tus padres ancianos en tu hogar puede causar tensión emocional tanto a ti como a ellos. Ambos estarán sacrificando parte de su independencia y privacidad. También es posible que ellos estén preocupados de ser una carga, mientras tú tengas miedo de no tener el conocimiento ni la experiencia debidas para cuidarlos adecuadamente. Asegúrate de comunicarte con ellos lo más que se pueda y no temas pedir consejos, ayuda o asesoramiento a expertos externos.

Recursos adicionales

Un Aging Life Care Professional puede ayudarte a evaluar las necesidades de tus padres y diseñar un plan de cuidados que satisfaga sus deseos y capacidades. Aquí tienes algunos recursos útiles:

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.





También importante

Telemedicina y tecnología móvil para la salud

Telemedicina y tecnología móvil para la salud

Los dispositivos móviles para el monitoreo de la salud proporcionan a los médicos más herramientas de diagnóstico para que puedan evaluar la salud de sus pacientes.

Vivienda para la tercera edad: Ayuda a tus seres queridos a decidir

Vivienda para la tercera edad: Ayuda a tus seres queridos a decidir

Preguntas para ayudarte a decidir si la vivienda asistida o un hogar de ancianos es la opción correcta para tu ser querido.

Artículos relacionados

5 maneras de ayudar a que tus ahorros para la jubilación lleguen más lejos

5 maneras de ayudar a que tus ahorros para la jubilación lleguen más lejos

Si sospechas que no has ahorrado lo suficiente, es hora de planificar estratégicamente para la jubilación.

Consejos para el manejo preventivo

Consejos para el manejo preventivo

Los consejos para el manejo preventivo pueden ayudar a los conductores a viajar por la carretera de manera segura.

Cómo planear una jubilación más fácil sin una hipoteca

Cómo planear una jubilación más fácil sin una hipoteca

Lo ideal sería no tener preocupaciones durante la jubilación. Te ofrecemos algunos consejos para que te jubiles con menos deudas.