Preparación de un testamento vital y otras opciones para el cuidado al final de tu vida

Preparación de un testamento vital y otras opciones para el cuidado al final de tu vida

Pareja de edad avanzada mira información sobre una tableta

Es importante tener un testamento o un fideicomiso para la planificación del patrimonio, pero ¿tienes un testamento vital? Si eres como el 70% de la población, no es así.

Si bien el cuidado al final de tu vida puede no estar en primer lugar ni ser lo principal en tu mente, tomar las decisiones difíciles acerca de los tratamientos médicos para mantener la vida cuando estás sano y documentarlos en un testamento vital ayuda a garantizar que tus deseos de atención médica se cumplirán cuando ya no puedas hablar por ti mismo.

Testamento vital y poder jurídico para la atención médica

  • ¿Qué es un testamento vital? Un testamento vital es un documento legal que define tus deseos sobre la atención médica en el caso de que tengas una enfermedad terminal y/o quedes permanentemente incapacitado o inconsciente debido a una lesión, enfermedad o edad avanzada. Les permite a los proveedores de atención médica y a tu familia saber qué tratamientos médicos de soporte vital deseas o no deseas. Cada estado define los parámetros de manera diferente, así que comprueba la ley de tu estado. Debido a que un testamento vital no puede prever todas las situaciones posibles, los expertos recomiendan combinar tu testamento vital con un poder jurídico para la atención médica para crear una declaración de voluntades anticipadas, también conocida como declaración de voluntades anticipadas de atención médica.
  • ¿Qué es un poder jurídico para la atención médica? Un poder jurídico para la atención médica, o poder jurídico médico, es un documento legal que concede poder a otra persona para tomar decisiones sobre la atención médica en tu nombre si estuvieras tan enfermo o lesionado que no pudieras hacerlo por ti mismo. A esta persona se le llama agente para la atención médica o apoderado para la atención médica. Asegúrate que tu agente para la atención médica sea alguien en quien tú confías para abogar por ti, que esté disponible para lo que podría ser una cantidad importante de tiempo y que pueda mantenerse estable durante un momento altamente emocional.

Crear un testamento vital o una declaración de voluntades anticipadas

  • Contrata a un abogado o hazlo tú mismo. Un abogado que se enfoque en la planificación del patrimonio puede crear una declaración de voluntades anticipadas para ti y conocerá las leyes de tu estado. También puedes crear una por ti mismo, pero debes estar seguro de que cumple con los requisitos de tu estado. Los recursos que tienes disponibles incluyen software de creación de documentos legales; un formulario de testamento vital de cortesía proporcionado por tu médico, hospital local, centro local para ancianos o asociación médica del estado; y The National Hospice and Palliative Care Organization, que te permite descargar un formulario de declaración de voluntades anticipadas específico del estado.
  • Investiga los requisitos de tu estado. No importa cómo crees tu declaración de voluntades anticipadas, investiga los requisitos de tu estado. Debes tener al menos 18 años de edad y en pleno uso de tus facultades en el momento de crear tu testamento vital. Dependiendo de tu estado, es posible que además necesites testigos y/o firmar ante un notario.
  • Determina el cuidado al final de tu vida. Decide qué tipo de tratamientos médicos quieres para ti mismo, tales como respiración artificial, cuidados paliativos o nutrición, cuando llegues al final de tu vida o quedes completamente incapacitado. Considera la posibilidad de investigar estos asuntos de atención médica y habla sobre ellos con tu médico. Una vez que hayas tomado tus decisiones, escríbelas junto con tus motivos y sentimientos para ayudar a que tus seres queridos comprendan tus preferencias, especialmente si es posible que no estén de acuerdo.
  • Reevalúa tu testamento vital según sea necesario. Tu declaración de voluntades anticipadas no está escrita en piedra. Cámbiala en la medida que tu perspectiva o situación cambie ya sea por tu edad, deterioro de salud o un evento importante de vida, tal como una muerte, un divorcio o un diagnóstico.

Comparte tus deseos sobre tu atención médica

  • Díselo a tu agente de atención médica y a tu familia. Permite que tu apoderado para la atención médica y tus seres queridos sepan acerca de tu declaración de voluntades anticipadas y tus preferencias sobre la prolongación de tu vida. De esta manera, tu agente de atención médica sabrá cómo actuar en tu nombre y tu familia estará informada si algo llegara a pasar.
  • Guarda tu declaración de voluntades anticipadas en un lugar seguro. Asegúrate de que tu testamento vital y tu poder jurídico para la atención médica estén en un lugar seguro en el que tu agente de atención médica tenga acceso, de ser necesario.
  • Haz copias de tu declaración de voluntades anticipadas. Además de tu agente de atención médica y tu familia, dale a tu médico una copia de tu declaración de voluntades anticipadas para que la tenga en tu récord, así como a tu hospital, si vas a someterte a un procedimiento importante.

Si bien la creación de un testamento vital o de una declaración de voluntades anticipadas puede ser difícil a corto plazo, su beneficio a largo plazo es la tranquilidad de saber que se te atenderá de acuerdo con tus deseos... y que tus seres queridos se sentirán aliviados de no tener que tomar estas decisiones difíciles por ti durante un momento emocionalmente estresan

Divulgaciones

Ni State Farm®¬† ni sus agentes proveen asesoría fiscal o legal.

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda a riesgo del propio usuario, se proporciona sólo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.