¿Tiene tu carro esta característica de seguridad para carreteras con hielo?

¿Tiene tu carro esta característica de seguridad para carreteras con hielo?

Carro sobre una carretera con hielo

Cuando los carros comienzan a derrapar en las carreteras con hielo en invierno, muchos conductores obtienen un poco de ayuda para mantener el control gracias al control de estabilidad electrónico (ESC, por sus siglas en inglés), una característica estándar en todos los vehículos con un peso inferior a las 10,000 libras desde el 2012. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) estima que el ESC puede reducir de manera significativa los choques de un vehículo para carros y SUV.

Cómo funciona el ESC

El ESC funciona junto con las otras características de seguridad de tu vehículo, incluyendo el sistema de frenos antibloqueo y el control de tracción. Utilizando sensores y una microcomputadora, el ESC monitorea la dirección hacia la que se dirige el vehículo y la posición del volante. Cuando ambos no corresponden, el ESC funciona para corregir los errores al volante aplicando los frenos a una rueda o más y, en algunos casos, reduciendo el acelerador del motor para ajustar la dirección hacia la que se dirige el vehículo.

El nuevo estándar

Aunque la tecnología ESC ha existido desde 1995, solo recientemente se ha vuelto común y por fin una característica estándar. En el 2010, el 88% de los modelos de carros y el 100% de los SUV estaban equipados con el ESC. ¿No estás seguro de si tu vehículo anterior al año 2012 está equipado? El Insurance Institute for Highway Safety provee una lista de vehículos anteriores al año 2012 equipados con el ESC¬†en su sitio web.

Tecnología para salvar vidas

El ESC está diseñado para prevenir choques de un vehículo que resulten de la pérdida de control por altas velocidades o carreteras con hielo; no está diseñado para evitar pequeños choques. Sin embargo, a medida que el uso del ESC se generaliza, la NHTSA cree que la característica podría salvar vidas y prevenir lesiones.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda a riesgo del propio usuario, se proporciona sólo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.