El futuro para los conductores y los carros de manejo autónomo

El futuro para los conductores y los carros de manejo autónomo

Hands on steering wheel.

Si los expertos tienen razón, nuestras carreteras y nuestras experiencias de manejo serán muy diferentes en dos décadas. El Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE, por sus siglas en inglés) predice que la mayoría de los carros serán autónomos para el año 2040.

Si bien es posible que tengas que esperar 20 años para las interacciones cotidianas con los vehículos de manejo autónomo, las tecnologías de los vehículos de manejo autónomo ya han tenido un impacto en nuestras carreteras, nuestro manejo diario y nuestras expectativas sobre las posibilidades de los vehículos. Así es como podría verse el futuro de los conductores, las ciudades, los empleos y la economía.

La escala de la automatización

La mayoría de los carros de pasajeros modernos ya incluyen al menos una función avanzada de asistencia al conductor, como el control de crucero adaptativo o la asistencia de carril. Los vehículos con estas características de asistencia son elegibles como Nivel 1 en la escala de automatización de seis puntos de la Society of Automotive Engineers. Para los niveles 0 a 2, tú manejas todo con asistencia de automatización parcial. Para los niveles 3 a 5, tu carro se hace cargo de todo el manejo en ciertas circunstancias, limitando la asistencia humana a muy poca o ninguna.

Algunos fabricantes han ido un paso más allá con características semiautónomas que pueden poner a los carros en piloto automático, aunque todavía requieren un conductor humano atento que esté listo para tomar el control. Esto se consideraría un nivel 3 en la escala de automatización.

El presente: conductores y carros sin conductor

Algunos tienen la teoría de que los carros sin conductor serán en última instancia mucho más seguros, ya que los errores de los conductores humanos representan más del 90% de los accidentes de tráfico, según la NHTSA. Sin embargo, el millaje, la gravedad del accidente y el tipo de accidente de los carros sin conductor en comparación con los manejados por humanos, aún se están estudiando a medida que los carros autónomos acumulan más y más millas.

El futuro: cambiar caminos y más

Los carros totalmente autónomos podrían ser capaces de dejar a los pasajeros justo en sus destinos y su aumento podría ir acompañado de una disminución en la necesidad de buscar estacionamiento, según una investigación de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la University of Toronto. Eso podría conducir a que grandes garajes sean reutilizados como viviendas, edificios comerciales y espacios públicos. Los carros sin conductor podrían reducir la necesidad de profesiones como camioneros, conductores de autobús y choferes, pero las nuevas tecnologías tienen el potencial de crear empleo. De hecho, algunos economistas predicen que, a través de las reducciones en el número de choques y las mejoras en la calidad de vida, los vehículos autónomos podrían ahorrar a los conductores (o, más exactamente, a los exconductores) miles de millones de dólares al año para el 2050.

¿Qué estarías haciendo si no tuvieras que manejar? Echa un vistazo a cómo tus sueños de tiempo libre se unen con los demás.

Divulgaciones

State Farm® apoya la innovación en la movilidad que mejora la seguridad, incluyendo el desarrollo, las pruebas y la implementación de los Sistemas de Manejo Automatizado (ADS, por sus siglas en inglés).

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y¬†no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.