Pasar al contenido principal

Comienzo del contenido principal

Es hora de romper estos malos hábitos de manejo

Evita situaciones de manejo peligrosas con estos consejos.0

Red stoplight

Sentirse demasiado cómodos en la carretera puede llevar a que algunos conductores caigan en malos hábitos de manejo, los mismos que podrían terminar ocasionando un choque, una infracción de tránsito o un desgaste excesivo de tu vehículo.

Malos hábitos de manejo a evitar

  • No poner la direccional. Es importante dejarle saber a los otros conductores y peatones tu siguiente movimiento para que puedan disminuir la velocidad y estar preparados. Pon la señal con al menos 100 pies de anticipación.
  • Manejar con el pie en el freno. Mantener tu pie sobre el pedal del freno podría estar causando un desgaste excesivo a los frenos. Si manejas un vehículo con transmisión manual (palanca de velocidades), intenta reducir la marcha para mantenerte a una velocidad segura.
  • Pasarte las señales de alto. Aunque pienses que nadie circula por las calles, haz un alto completo antes de dar vuelta o de avanzar pasando la intersección. Si no lo haces y la intersección no tiene señal de alto para todas las vías, podrías causar un choque.
  • Disminuir la velocidad para ver choques o trabajos de construcción. Ir de mirón no solo es peligroso, sino que también puede contribuir a un tráfico lento debido a una reacción en cadena. Mantén tus ojos en la carretera para que puedas permanecer alerta a carriles cerrados o a los oficiales de policía que dirigen el tráfico después de un choque.
  • Paradas repentinas. Observa tus alrededores y anticipa cuando necesites detenerte. Aplicar lentamente el pedal del freno ayuda a evitar un desgaste excesivo de las pastillas de freno.
  • Arranques rápidos. Arrancar rápidamente después de un semáforo consume gasolina en exceso, pero también podría exigir demasiado a los componentes clave de tu motor. Acelera despacio, a un ritmo suave.
  • Manejar con el tanque casi vacío. En las bombas eléctricas de combustible antiguas, la gasolina actúa como refrigerante. Al manejar con poco combustible en tu carro, habrá menos líquido para ayudar a enfriar el motor. En los vehículos actuales, la bomba de combustible está encapsulada en un tubo y rodeada por combustible todo el tiempo, aun cuando el nivel de combustible esté bajo. Infórmate de qué hacer si le pones el combustible equivocado a tu carro.
  • Usar el borde de la acera para estacionarte. Acomodarte en el espacio del estacionamiento hasta topar con el borde de la acera daña tus llantas y posiblemente puede causar problemas con la alineación.
  • Pasarte el semáforo en luz amarilla o roja. Esto puede aumentar la posibilidad de tener un choque. Si la luz se pone amarilla antes de que llegues a la intersección, es mejor no arriesgarse.
  • Ignorar el límite de velocidad. Aunque los límites de velocidad establecidos varían según el estado, usa los siguientes rangos como una guía general si no ves un letrero con el límite indicado:
    • Zona residencial: 15-30 mph
    • Carretera rural no dividida (sin espacio central entre carriles opuestos): 40-55 mph
    • Carretera rural dividida (con espacio central entre carriles opuestos): 55-70 mph
    • Autopista: 55-65 mph

Descubre más formas de mantener tu vehículo, como el mantenimiento regular de las llantas y permanecer seguro mientras manejas con nuestros artículos de Simple Insights.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado. Ni tiene la intención de activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.






833-220-3167

También importante

Evita estos riesgos o te puedes quedar dormido detrás del volante

Evita estos riesgos o te puedes quedar dormido detrás del volante

Manejar soñoliento puede afectar los reflejos y acabar en desastre. Prueba estos consejos para mantenerte alerta.

5 consejos a recordar para un manejo seguro bajo la lluvia

5 consejos a recordar para un manejo seguro bajo la lluvia

Estar detrás del volante con un parabrisas salpicado de lluvia no tiene por que ser estresante.

Artículos relacionados

Distracciones al manejar y cómo evitarlas

Distracciones al manejar y cómo evitarlas

Textear es una de las distracciones más peligrosas al manejar, pero aquí tienes otras 7.

El ABC de los conductores adolescentes: Un examen punto por punto de las destrezas esenciales necesarias para manejar

El ABC de los conductores adolescentes: Un examen punto por punto de las destrezas esenciales necesarias para manejar

Antes de permitir que tu hijo adolescente se siente detrás del volante, revisa esta lista de comprobación sobre destrezas necesarias para manejar.

El manejo seguro depende del mantenimiento regular de las llantas

El manejo seguro depende del mantenimiento regular de las llantas

Es crucial mantener las llantas en la mejor forma. Aprende cómo darles mantenimiento y cuándo reemplazar las llantas.