Propiedad Y Vivienda

El seguro contra inundaciones te ayuda a prepararte para lo peor

La mayoría de las pólizas de seguro de propietarios de vivienda, incluyendo aquellas ofrecidas por State Farm®, no cubre daños causados por inundación. Sin embargo, si tu comunidad participa en el Programa Nacional de Seguro contra Inundaciones (NFIP, por sus siglas en inglés), puedes comprarle cobertura de seguro contra inundaciones directamente al gobierno federal a través del Programa Nacional de Seguro contra Inundaciones.

Localiza a un agente

Cobertura federal de seguro contra inundaciones

La mayoría de los seguros contra inundaciones se suscribe a través del Programa Nacional de Seguro contra Inundaciones (NFIP), el cual es administrado por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

Generalmente, la póliza de seguro contra inundaciones requiere de 30 días desde la fecha de compra para que entre en vigor. Así que no esperes hasta que una inundación sea inminente para comprar una póliza.

El Programa Nacional de Seguro contra Inundaciones se encuentra disponible únicamente en los Estados Unidos.

Divulgaciones

Esta información no es un contrato y no es una representación de la cobertura contra inundaciones disponible a través del Programa Nacional de Seguro contra Inundaciones.

Cobertura para automóviles/vehículos recreativos: Si cuentas con una cobertura amplia opcional en tu póliza de automóvil o si cuentas con cobertura opcional contra daños físicos en tu póliza de vehículo recreativo, entonces el daño repentino directo a tu vehículo que resulte de una inundación estaría cubierto bajo los términos en la mayoría de las pólizas.

State Farm (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, bien sea implícita o explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad de modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se provee sólo para propósitos informativos y no solicita la compra ni la venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en dichos sitios de terceros.