Una joven sentada en su apartamento limpio y bien mantenido sostiene una taza mientras acaricia a su perrito.

¿Qué es lo que hace que un inquilino sea bueno? Mantener tu propiedad de alquiler en perfecto estado

Cuidar de tu propiedad de alquiler podría permitir negociar el alquiler y obtener términos de arrendamiento más favorables.

Es posible que pienses que no deberías cuidar la propiedad de alquiler como si fuera vivienda propia, pero hay muchas razones para ser buen inquilino. Además de mantener contento a tu arrendador, cuidar de tu propiedad de alquiler te da ventaja durante las negociaciones de alquiler y tal vez hasta te permita obtener mejores términos de arrendamiento. Otras razones incluyen lo siguiente:

  • Es agradable vivir en un lugar limpio y bien cuidado, además tus invitados y el arrendador también lo agradecerán.
  • Si presentas una solicitud para una nueva propiedad de alquiler, el nuevo arrendador a menudo le preguntará al anterior qué tipo de inquilino fuiste y esto podría terminar siendo el factor más importante que decida si te alquilarán la propiedad.
  • Generalmente, los contratos permiten que tanto tú como el arrendador puedan dar, en algún momento, notificación de mudanza a la otra parte. Es menos probable que lo hagan si cuidas bien del lugar y pagas tu alquiler a tiempo.
  • Para muchos inquilinos, la principal razón es que, si has cuidado el lugar, podrás obtener un mayor reembolso de tu depósito de seguridad cuando te mudes de ahí.

Consejos sobre cómo ser buen inquilino

  • Respeta y cumple con los términos de tu contrato de arrendamiento. Antes de mudarte, repasa lo estipulado en el contrato de arrendamiento para que no violes involuntariamente sus términos. ¿Se permite tener mascotas en tu edificio? ¿Puedes colgar cuadros en las paredes? Si quieres hacer algo no permitido, habla primero con tu arrendador. Puede que te dé permiso, especialmente si has demostrado que eres un buen inquilino.
  • Prepárate para el día de la mudanza. Asegúrate de conocer todos los detalles necesarios con respecto a la mudanza a tu nuevo apartamento. Lo más importante es que te asegures de que todo lo que hables con tu arrendador esté detallado en tu contrato de arrendamiento.
  • Mantén todo limpio. Los inquilinos que mantienen limpios sus espacios habitables transmiten un mensaje importante a sus arrendadores, diciendo: "Yo respeto su propiedad". Y lo más probable es que te devuelvan el depósito de seguridad cuando te mudes de ahí. Si tienes mascotas, asegúrate de pasar la aspiradora, mínimo una vez por semana, recoger toda suciedad de inmediato y mantener tu vivienda libre de malos olores.
  • Considera tener seguridad adicional. Con la ayuda de tu arrendador, tal vez puedas incrementar la seguridad de tu apartamento con cámaras de seguridad, bisagras reforzadas y cerraduras de puertas.
  • Utiliza una unidad de almacenamiento. Si no tienes acceso a un área de almacenamiento en tu vivienda o apartamento, puedes guardar tus pertenencias adicionales en una unidad de almacenamiento.
  • Redecora para darle un toque personal. Alquilar un apartamento no necesariamente significa que las paredes deban verse monótonas y los acabados lúgubres. Aplica algunos trucos económicos para la redecoración de apartamentos para convertir esa vivienda alquilada en tu hogar. Si tu plan es vivir allí a largo plazo y estás haciendo mejoras valiosas, puede que tu arrendador esté dispuesto a contribuir para que se hagan las mejoras, ya que estas incrementarán el valor de su propiedad.
  • Bloquea las corrientes de aire en el invierno. Aunque tal vez no estés en disposición de reemplazar tus ventanas, hay pasos que puedes tomar para ayudar a mantener tu vivienda o apartamento libre de corrientes de aire y los costos de servicios públicos bajo control.
  • Ten en cuenta las reglas relacionadas con las fiestas en casa. Ya sea que sirvas de anfitrión para una multitud durante el gran juego o al compartir una pequeña parrillada en familia, avisa a tus vecinos y arrendador sobre la fiesta en casa a fin de que puedan tratar toda inquietud por adelantado.
  • Debes saber cuándo llamar a un experto. No molestes a tu arrendador con pequeñeces como bombillas fundidas o baterías que necesiten reemplazo. Sin embargo, notifica a tu arrendador de inmediato sobre todo lo que se dañe o rompa para evitar así que los problemas pequeños se tornen más grandes. La mayoría de las personas no deberían tratar de hacer reparaciones importantes por sí mismas, ya que esto podría causar más daños y una situación incómoda con consecuencias legales complejas. Ahora, si eres muy bueno con cierto tipo de reparaciones — por ejemplo, si eres plomero y se trata de asuntos de plomería — podrías ganarte el aprecio de tu arrendador si le ahorras el viaje y algo de dinero. De hacer así, asegúrate de notificar del daño primero, obtener permiso para arreglarlo tú mismo y llegar a un acuerdo sobre los términos correspondientes. A veces puedes negociar una reducción del alquiler de ese mes a cambio de que hagas tú las reparaciones.
  • Obtén un seguro. Aunque el contrato de arrendamiento indique que el cuidado del edificio y los jardines es responsabilidad de tu arrendador, la verdad es que este no tiene la obligación de proteger los contenidos del espacio en donde tú vives. Es ahí donde entra en juego el seguro de inquilinos. A cambio de una prima bastante económica, el seguro de inquilinos puede ayudar a pagar el reemplazo de artículos dañados o robados que estén en tu propiedad de alquiler.

Otros consejos para inquilinos

  • Paga tu alquiler a tiempo.Los arrendadores también tienen gastos, tales como los impuestos sobre la propiedad y el mantenimiento del edificio. Los gastos adicionales pueden incluir la recolección de basura, el mantenimiento de áreas verdes, los servicios públicos, el pago de la hipoteca y el seguro, entre otros. En esos días, un atraso en tu pago puede convertirse en algo estresante, ya que deberán tomarse decisiones sobre cómo cubrir esos gastos sin contar con ese ingreso. El arrendador puede preocuparse por no recibir alquiler alguno y tal vez tenga que embarcarse en un estresante proceso de desalojo. Pagar a tiempo o por adelantado puede brindarle tranquilidad y es un elemento importante para establecer una buena relación con el arrendador.
  • No fumes en tu vivienda de alquiler, a menos que esté permitido. Si tú o quienes visitan tu propiedad de alquiler fuman, no permitas que lo hagan en la propiedad, a menos que tengas un acuerdo contractual que permita fumar adentro. Muchos arrendadores tienen maneras de darse cuenta, ya sea por el olor, las marcas amarillas que quedan, revisando los filtros, etc. A menudo, no es fácil alquilar o vender una propiedad que huele a humo o ha sufrido daños por humo y la mediación por daños puede ser costosa. Por lo que esto puede causar que te pidan que te vayas de la propiedad y podrías perder la mayoría o la totalidad de tu depósito.
  • Comunica a tu arrendador los cambios relacionados con mascotas o compañeros de cuarto.
    • Cambios relacionados con mascotas:
      • Añadir una mascota: Hay muchos contratos no permiten que se tengan mascotas. Aunque tu contrato no permita que tengas mascotas, es probable que puedas negociarlo con el arrendador. Por ejemplo, un inquilino quería tener un perro grande y ya mayor en una casa de alquiler que no aceptaba mascotas. Invitaron al arrendador a la casa en la que había vivido el perro por años para que lo conociera y notara el olor de la vivienda. También estuvieron de acuerdo en pagar una cuota mensual adicional por la mascota. El arrendador estuvo dispuesto a hacer una excepción por el perro y, después de que se mudaron los inquilinos, se mostró satisfecho porque la mascota no había causado daños a la propiedad.
      • Retirar una mascota: A menudo, tener mascotas requiere el pago de cuotas adicionales, así que — si ya no tienes tu mascota y estabas pagando cuotas adicionales por ella — notifica a tu arrendador para que pueda deducir esa cantidad de tu pago y devolverte el depósito por tener mascota (tras haber descontado todo daño que esta haya causado). Tener un acuerdo para una mascota anterior no garantiza que pueda reemplazarse con una nueva, así que deberás negociarlo con tu arrendador.
    • Cambios relacionados con compañeros de cuarto: A menudo, los contratos incluyen una lista de todos los inquilinos de la propiedad. Si deseas hacer algún cambio al respecto, deberás contar con la aprobación de tu arrendador.
      • Añadir a un compañero de cuarto: Deberás notificárselo a tu arrendador y, de aprobarse a tu nuevo compañero de cuarto, esto podría resultar en la emisión de un nuevo contrato o la adición de un apéndice a tu contrato actual. También es posible que tu arrendador no apruebe a tu compañero de cuarto adicional.
      • Retirar a un compañero de cuarto: También deberás notificar de esto a tu arrendador, especialmente si eres tú el que se muda. Si tu compañero de cuarto aparece en el contrato de arrendamiento, tanto él como tú pueden ser responsables por los daños causados y el pago del alquiler. También podría darle al antiguo compañero de cuarto acceso continuo a la propiedad. Por estas y otras razones, debería emitirse un nuevo contrato de arrendamiento o un apéndice al contrato anterior. Si uno de los inquilinos tiene excelentes antecedentes y el otro tiene antecedentes negativos, es posible que el arrendador no acceda a retirar del contrato de arrendamiento al inquilino con buenos antecedentes.
  • Sé honesto y respetuoso con los vecinos. Llevarte bien con tus vecinos puede hacer que tú (y ellos) se sientan mucho mejor con respecto al lugar dónde viven. Además, puede que haya instancias en las que te puedan ser de ayuda como vigilando tu vivienda o manteniéndote informado sobre el área u otros vecinos. También es más probable que compartan cosas buenas sobre ti con otros vecinos, las autoridades y tu arrendador.

Pon en práctica estos consejos y podrías descubrir que tu situación de vivienda es más segura y agradable.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no respalda ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros que pueda estar vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.

Ni State Farm ni sus agentes proveen asesoría fiscal ni legal.

Comienza una cotización

Selecciona un producto para comenzar una cotización.

Encuentra agentes cerca de
ti o contáctanos

Hay uno listo para ofrecer un servicio personalizado que se ajuste a tus necesidades específicas.

Artículos relacionados

¿Cubre el seguro de inquilinos la estancia en un hotel? y otras preguntas inesperadas

La mayoría de las personas saben que el seguro de inquilinos cubre su espacio. ¿Pero qué hay de sus otras ventajas? A continuación, revisamos las protecciones adicionales que puede ofrecer.

Cómo crear un inventario del hogar

Un inventario del hogar puede acelerar el proceso de reclamo de seguro después de sufrir un robo, daños o pérdidas.

Ideas para el atractivo de la fachada que ayudan a renovar el exterior de tu vivienda

¿Quiere arreglar el frente de su casa? Unos pocos toques simples podrían mejorar el atractivo de la fachada de tu vivienda.

Guía para inquilinos: ¿Estás listo para alquilar?

Una guía para alquilar apartamento que puede ayudarte a entender de qué son responsables tanto tú como tu arrendador.