Reunión familiar con un corredor de bienes raíces en una casa.

¿Cuándo se puede sacar dinero de una cuenta IRA sin multa?

Un retiro prematuro de una cuenta IRA corre el riesgo de incurrir en una multa fiscal, a menos que cumpla con una de las excepciones.

Las cuentas individuales de jubilación (IRA, por sus siglas en inglés) están diseñadas para ayudar a las personas a ahorrar para la jubilación. Para asegurar que el dinero se destine a apoyar a las personas después de que hayan dejado de trabajar, la ley impone una multa fiscal del 10% sobre un retiro prematuro de una cuenta IRA. Si retiras tu dinero antes de cumplir los 59 años y medio, generalmente incurrirás en la multa fiscal, a menos que tu retiro cumpla con una de las excepciones estándares.

Excepciones al retiro prematuro de una cuenta IRA

  • Discapacidad: si te quedas total o parcialmente discapacitado y no puedes trabajar, puedes recurrir a tus cuentas sin pagar la multa por hacer un retiro de tu IRA.
  • Fallecimiento: si falleces, tu beneficiario recibirá tu IRA sin pagar la multa por hacer un retiro de la cuenta.
  • Seguro de salud durante el desempleo: por lo general, se te permite retirar dinero de tu IRA sin multa para cubrir las primas del seguro de salud durante el año fiscal en el que estés desempleado. Para ser elegible:
    • Debes haber recibido 12 semanas consecutivas de compensación por desempleo.
    • La distribución de la IRA debe hacerse durante el año en el que se paga dicha compensación por desempleo o el año siguiente.
    • El retiro debe hacerse dentro de los 60 días posteriores a la reanudación del trabajo.
  • Cuentas médicas no reembolsadas: por lo general, puedes sacar dinero de tu IRA sin la multa fiscal del 10% para pagar los gastos no reembolsables que excedan el 7.5% de tu ingreso bruto ajustado (AGI, por sus siglas en inglés) para ese año. Por ejemplo, si tu AGI es de $100,000, puedes usar el retiro para cubrir cualquier gasto médico no reembolsado superior a $7,500. Por lo tanto, si tuvieras un total de $12,000 en gastos no reembolsables, la distribución podría cubrir $4,500.
  • Pagos periódicos sustancialmente iguales (SEPP, por sus siglas en inglés): si tu distribución de la IRA forma parte de una serie preaprobada de pagos periódicos sustancialmente iguales hechos para tu vida (o expectativa de vida) o para tu vida y la de tu beneficiario designado (o expectativa de vida en común), el retiro generalmente no está sujeto a la multa fiscal del 10%. Visita IRS.gov para revisar los requisitos concretos.
  • Gastos de educación superior elegibles: es posible que puedas usar el dinero de tu cuenta IRA para ayudar a pagar gastos de educación superior elegibles propios o de tus hijos (incluyendo la matrícula, los libros, los materiales y las cuotas) durante el año.
  • Compra de la primera vivienda: por lo general, puedes retirar hasta $10,000 (límite de por vida) de tu IRA para la compra de tu vivienda si eres elegible como comprador de vivienda por primera vez (alguien que no haya sido propietario de una vivienda en los últimos dos años).
  • Enfermedad terminal: si padeces de una enfermedad terminal, puedes retirar dinero de tus cuentas sin pagar la multa fiscal del 10%.
  • Distribuciones de nacimiento o adopción elegibles: es posible que puedas usar hasta $5,000 por cada nacimiento o adopción. La distribución debe realizarse durante el período de un año a partir de la fecha en que nazca el hijo o se finalice la adopción.

Esta no es una lista exhaustiva y es posible que puedas retirar otros tipos de distribuciones sin pagar una multa fiscal del 10%. Por ejemplo, si transfieres una cuenta IRA a un plan de jubilación del empleador, por lo general no pagarás la multa fiscal del 10%, y tampoco pagarás la multa por un incidente de transferencia debido a un divorcio.

Lee más en IRS.gov y considera hablar con tu asesor fiscal para determinar si tu distribución califica como excepción de la multa fiscal del 10%.

Ni State Farm ni sus agentes proveen asesoría fiscal ni legal.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no respalda ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.

Antes de reinvertir bienes de un plan de jubilación patrocinado por el empleador a un IRA, es importante que los clientes entiendan sus opciones y hagan una comparación completa de las diferencias en las garantías y las protecciones que ofrece cada uno de los tipos de cuentas, al igual que las diferencias en cuanto a liquidez, préstamos, tipos de inversiones, cuotas y posibles multas.

Comienza una cotización

Selecciona un producto para comenzar una cotización.

Encuentra agentes cerca de
usted o contáctenos

Hay uno listo para ofrecer un servicio personalizado que se ajuste a sus necesidades específicas.

Artículos relacionados

¿Listo para jubilarte? Preguntas que debes hacer

A medida que se acerca la jubilación, es importante revisar tu plan y asegurarte de que estés financieramente preparado.

Consejos sobre jubilación para "millennials" y generación X

No tienes que ahorrar de la forma como lo hacían tus padres. Si te faltan décadas para llegar a los años de jubilación, existen estrategias nuevas que pueden ayudarte a obtener la seguridad financiera deseada.

Información importante que debes comprender sobre los ahorros para la jubilación

Haz un plan de ahorros para la jubilación y revísalo frecuentemente para que te mantengas por buen camino.

Buenas razones para seguir trabajando después de la jubilación

Claro está que podrías relajarte, pero trabajar después de la jubilación estimula el bienestar mental, físico, social y financiero.