Prevención de lesiones por quemaduras pediátricas

Haz de tu hogar un lugar libre de riesgos de quemaduras pediátricas

Los niños pequeños aprenden por medio del tacto —un peligro cuando se trata de artículos calientes en tu hogar. Ayuda a mantener a tus niños seguros con estos consejos para la prevención de lesiones por quemaduras pediátricas.

Causas principales de quemaduras pediátricas

  • Calor húmedo: Contactar líquidos calientes, comidas o bebidas, agua de la bañera, vapor y líquidos para cocinar
  • Metales calientes: Contactar una estufa caliente, dispositivos de calentamiento, llamas y planchas para rizar o alisar
  • Químicos: Ingerir o derramar limpiador para drenaje o blanqueador sobre la piel
  • Electricidad: Morder los cables eléctricos o introducir los dedos y otros objetos en los tomacorrientes

Prevenir quemaduras pediátricas

  • Disminuye la temperatura del calentador de agua. Mantener la temperatura de tu calentador de agua por debajo de 120 grados Fahrenheit ayudará a prevenir escaldaduras y quemaduras por agua caliente.
  • Evita bañeras demasiado calientes. La temperatura del agua de las bañeras debe estar alrededor de 100 grados Fahrenheit. Siempre prueba la temperatura del agua con tu manto antes de que tu hijo se meta en ella.
  • Establece zonas "prohibidas" Haz inaccesible para los niños pequeños el paso a los calentadores personales, calentadores de agua, estufas y chimeneas, y coloca cubiertas de seguridad a prueba de niños en los tomacorrientes. Recuérdales a los niños frecuentemente que estas zonas "prohibidas" son calientes y muy peligrosas.
  • Prueba la temperatura de la comida antes de servirla. Los microondas a menudo calientan la comida y los líquidos a temperaturas muy altas. Los microondas también calientan la comida de manera dispareja, así que asegúrate de revisar la temperatura de la comida en varios lugares antes de servirla.
  • Adopta las medidas de seguridad de la estufa. Al cocinar, usa los quemadores traseros y mantén los mangos de la sartén y de la olla lejos del borde de la estufa para evitar que los jalen. Nunca dejes la estufa desatendida mientras esté encendida.
  • Guarda bajo llave los artículos peligrosos. Mantén los líquidos inflamables, líquidos abrasivos para limpieza y fósforos o encendedores muy lejos del alcance de los niños pequeños en un cajón o armario bajo llave.

Divulgaciones

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.