Ten en cuenta estos riesgos en la carretera

Al manejar, podrías encontrarte con todo tipo de riesgos en la carretera. Conoce algunos de los riesgos comunes del camino y cómo lidiar con ellos.

Una llanta queda desinflada después de una situación de riesgo al manejar.

Manejar es mayormente algo rutinario: colocar las manos en el volante a la altura del nueve y el tres del reloj, revisar tus puntos ciegos, señalar con las luces antes de cambiar de carril. Pero pueden aparecer condiciones inesperadas del clima o riesgos comunes de manejo en cualquier momento. ¿Qué hacer cuando te enfrentas a esta lista de peligros potenciales de manejo?

Choques con animales

Primero que nada, no intentes esquivarlo. Podrías esquivar el animal, pero terminar en otra situación riesgosa, como chocar contra un árbol o manejar sobre una pendiente. En lugar de eso, frena con firmeza y presiona la bocina para tratar de asustar al animal para que salga del camino. Si chocas contra un venado u otro animal, mueve tu carro fuera del camino y reporta el accidente a la policía.

Escombros o agua después de una tormenta

Los vientos fuertes y las lluvias torrenciales pueden crear riesgos, incluyendo inundaciones, ramas y cables de luz caídos. No pongas a prueba tu suerte en carreteras peligrosas. Puede que los cables tengan corriente (aunque no veas chispas) y hasta las inundaciones pequeñas pueden ser peligrosas. De hecho, tan solo seis pulgadas de agua pueden hacer que las llantas pierdan tracción y hasta un vehículo con tracción en las cuatro ruedas puede ser arrastrado por un par de pies de agua. Encuentra una ruta alterna o retrasa tu viaje.

Revienta una llanta

Resiste la tentación de frenar que podría hacerte derrapar. En lugar de eso, sigue recto (sin corregir demasiado si el vehículo comienza a inclinarse a un lado), quita el pie del acelerador y permite que el carro desacelere por sí mismo. Una vez que hayas disminuido a menos de 30 millas por hora, frena suavemente y, con precaución, comienza a hacerte a un lado hacia el acotamiento o hacia una salida. (Para obtener aún más consejos sobre cómo manejar cuando revienta una llanta, por favor, revisa el sitio web de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés).)

Granizo

Si estás manejando en medio de una tormenta de granizo, enciende tus luces delanteras y reduce tu velocidad. Luego, trata de manejar a un lugar cubierto, como un estacionamiento o el techo de una estación de gasolina. Si eso no es posible, sal completamente del camino y coloca tu carro en ángulo para que el granizo golpee contra el parabrisas (el cual está más reforzado y tiene menos posibilidad de romperse que las otras ventanas).

Tráfico pesado

Si estás en medio de un gran atasco de tráfico, pide a un pasajero que busque una ruta alterna en una aplicación de GPS que tome en cuenta el tráfico. Si la única manera de llegar a tu destino es atravesando el embotellamiento de tráfico, entonces debes tener paciencia. Seguir muy de cerca a otros vehículos o cambiar de carril frenéticamente aumenta más las probabilidades de causar un accidente menor que de acelerar significativamente tu viaje.

Zonas de construcción

Puedes experimentar varios riesgos de manejo cuando atraviesas zonas de construcción. No solo te enfrentas a reducciones de velocidad y conductores impacientes que intentan vencer el tráfico, sino que hay muchas distracciones visuales. Pasar junto a los trabajadores y sus equipos cerca de la carretera, las luces intermitentes, las vías estrechas y desvíos desconocidos son algunos de los riesgos comunes de la carretera dentro de una zona de construcción. Permanece cauteloso y mantén el límite de velocidad más bajo del área de trabajo para tu seguridad y la de los trabajadores.

Semirremolques y camiones grandes

Como conductor de un vehículo de pasajeros, asegúrate de mantenerte fuera del punto ciego de un conductor de camión, ya que esto puede reducir la posibilidad de un accidente. Seguir demasiado cerca de un camión grande puede hacer difícil que te vea el conductor. Ten en cuenta que, si no puedes ver al conductor en su espejo, ellos tampoco pueden verte. Los camiones grandes también necesitan tiempo adicional para alcanzar la velocidad adecuada cuando se incorporan al tráfico. Ten cuidado, reduce la velocidad y deja suficiente espacio para permitir que el conductor del camión se incorpore a la vía o se abra con amplitud para girar a la derecha.

Baches

El clima, junto con el tráfico, deteriora las carreteras y puede crear baches o grietas que hacen inseguras a las carreteras y que presenten riesgos para la conducción. Cuando caes en un bache o te desvías para no caer en uno, puedes causar daños a las llantas, la suspensión, el motor o el sistema de dirección. Caer en un bache podría resultar en que reviente una llanta o tengas un accidente de vuelco. Mientras conduces, revisa tu entorno y evita el bache si es seguro hacerlo. Si es inevitable, ir a menos velocidad podría crear un menor impacto.

Peatones

Las personas que caminan, trotan, montan bicicleta o trabajan en su vehículo al borde de la carretera presentan riesgos para los conductores. Los peatones que salen por la noche deberían llevar una linterna y usar ropa reflectante de color claro para ayudar a asegurarse de ser visibles para los conductores. Otros consejos de seguridad peatonal incluyen caminar por las aceras, evitar el uso de audífonos u otros aparatos electrónicos y solo cruzar las calles en los cruces peatonales designados. Cuando conduzcas, evita las distracciones y mantente atento a los peatones y niños pequeños. Ten cuidado al manejar junto a autos estacionados y nunca pases un autobús escolar detenido, ya que los niños pueden correr rápidamente por la vía.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa; sin embargo, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.
Comienza una cotización
Selecciona un producto para comenzar una cotización.
Agentes cerca de ti
Comunícate con nosotros
1-844-373-0003

También importante

¿Qué es el hielo negro? Mantente alerta ante este riesgo invernal en la carretera

Muchos conductores desconocen a este causante de carreteras invernales resbaladizas. Aquí te indicamos cómo prepararte.

Consejos para un manejo seguro bajo la lluvia

Manejar bajo la lluvia no tiene que ser una experiencia estresante y no es bueno conducir como si el clima estuviera cálido y seco. Sigue estos consejos de seguridad cuando manejes bajo la lluvia.

Artículos relacionados

Maneja con seguridad en caso de niebla densa

Aprende cómo manejar en la niebla con estos consejos. Manejar de manera segura en niebla densa requiere estar alerta, minimizar las distracciones y reducir la velocidad.

Maneras de incorporarte al tráfico de forma más segura

Para incorporarte de manera más segura, nunca debes asumir que otros conductores te darán espacio. Lee estos consejos de State Farm para ayudar a prevenir choques al incorporarte a la carretera.

Evita estos riesgos o te puedes quedar dormido detrás del volante.

Manejar soñoliento puede afectar los reflejos y acabar en desastre. Prueba estos consejos para mantenerte alerta.