Un cronograma: cómo prepararte para la universidad

Un cronograma: cómo prepararte para la universidad

Young woman loading a laundry basket of items into a car with her father.

Se espera que alrededor de 3.6 millones de estudiantes de secundaria se gradúen en 2017–8, de acuerdo con el National Center for Education Statistics. Si tu hijo está considerando una educación después de la secundaria, saber lo que hay que hacer en la secundaria para prepararse para la universidad puede ayudar a que ambos estén listos. Utiliza esta lista de comprobación cronológica para anticiparte a los pasos clave, incluyendo las visitas a las universidades y las fechas límites para la ayuda financiera, y ayuda a suavizar el camino hacia la enseñanza superior.

  1. Sienta las bases
    Durante el noveno y el décimo grado, tú y tu estudiante deberían hablar sobre la vida después de la secundaria. Fomenta una visita al consejero escolar y/o a tomar una evaluación de intereses y destrezas, al igual que prácticas profesionales, pasantías, prácticas laborales y programas de verano para explorar las posibilidades y ganar experiencia.
  2. Investiga las opciones
    Empieza una lista de las escuelas o programas favoritos de tu estudiante. Investiga y comunícate con cada una para aprender más acerca de por qué su experiencia y educación son únicas. Asiste a ferias universitarias y de carreras. Planifica visitas a los campus; hasta las opciones que se encuentran cerca y que no están en la lista como “favoritas” pueden ayudar a determinar lo que te gusta y lo que no te gusta en general.
  3. Toma los exámenes
    No todas las escuelas o programas requieren pruebas estandarizadas, pero tomarlas mantiene abiertas las opciones. El PSAT, usualmente tomado en el otoño del tercer año, sirve de práctica para el SAT. En la primavera del tercer año es el tiempo típico de tomar el ACT y el SAT. Algunos aspirantes a la universidad tratan de mejorar sus puntuaciones en el otoño de su último año de secundaria. Muchas universidades aceptan o el ACT o el SAT, así que determina cuál es el mejor para tu estudiante tomando pruebas de práctica.
  4. Solicita becas
    Un buen proyecto de verano antes del último año de secundaria es investigar y solicitar becas locales y nacionales. Están disponibles por diversas razones, desde la participación en actividades extracurriculares hasta el desempeño académico. Evita las estafas recordando que nunca deberías tener que pagar para encontrarlas.
  5. Perfecciona esas solicitudes
    En el último año de secundaria, tu estudiante debería comenzar a solicitar recomendaciones a los maestros y a escribir y revisar los ensayos de la solicitud. Las solicitudes de decisión temprana y de acción temprana normalmente tienen fecha de vencimiento en noviembre y la fecha límite para solicitudes regulares para la universidad es normalmente del 1 de enero al 1 de febrero. Otros programas, incluyendo las escuelas profesionales y técnicas, pueden tener las fechas límite más tarde; anótalas en el calendario.
  6. Solicita ayuda financiera
    La Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés), que determina la necesidad de miles de millones de dólares para millones de estudiantes cada año, está disponible comenzando el 1 de octubre. Solicita temprano, ya que algunos de los fondos se otorgan conforme vayan llegando las solicitudes. Algunas escuelas pueden requerir en su lugar que llenes un perfil CSS de The College Board, una solicitud más detallada que el FAFSA.
  7. Haz tu selección escolar
    Una vez que tu estudiante reciba las cartas de aceptación, haz todas las comparaciones financieras y las solicitudes de préstamo necesarias para tomar una decisión final informada. Envía tu aceptación y el depósito antes de la fecha de vencimiento requerida, generalmente el 1 de mayo. No olvides hacer saber a las escuelas que no seleccionaste que estás declinando su oferta de admisión.
  8. Preparación para la próxima fase
    Podría haber formularios que llenar, clases en las que inscribirse y quizás arreglos nuevos de alojamiento. La escuela o el programa escogido por tu estudiante te mantendrá al tanto mientras los dos navegan en el lanzamiento de esta nueva aventura, en la educación y en la vida.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.