Pasar al contenido principal

Comienzo del contenido principal

Almacenamiento de carros de larga duración: ¿Está tu carro preparado y asegurado?

Consejos para escoger una instalación apropiada para el almacenamiento de larga duración del vehículo y cómo proteger tu carro cuando no esté en uso.

Hombre cubriendo un carro para almacenarlo a largo plazo.

Almacenar un carro por larga duración ayuda a proteger y preservar un vehículo que no manejas con regularidad debido al invierno o por otras razones. Conoce más acerca de cómo escoger una instalación, preparar tu vehículo para almacenamiento y considerar opciones de seguro.

Cómo elegir una instalación

Es importante asegurarte de que estés dejando tu vehículo en un lugar seguro.

  • Lee las reseñas en línea y pide recomendaciones a tus amigos o familiares.
  • Considera el nivel de protección que quieres: Las instalaciones para almacenar carros en interiores te ofrecen más. Aunque las opciones en exteriores pueden ser menos caras, ofrecen menos protección de los elementos.
  • Revisa los precios y los servicios especiales que se ofrecen, tales como control de ingreso, vigilancia de video y personal que da un "chequeo" regular a tu vehículo.

Tipos de instalaciones de almacenamiento de carros

En general, existen tres tipos de instalaciones de almacenamiento de carros: Exteriores, cubiertas e interiores. Tu elección depende mucho de cuánta protección estés buscando y, por supuesto, cuánto estás dispuesto a gastar. Echemos un vistazo breve a cada uno.

  • En exteriores: Los estacionamientos y almacenamientos en exteriores son los más comunes y económicos, y generalmente están cerrados y monitoreados. Sin embargo, estas instalaciones dejan tu carro expuesto a los elementos, lo que podría causar daño u oxidación. Se recomienda el uso de una cubierta de carro de calidad en una instalación al aire libre.
  • Cubierta: Si prefieres que tu carro no esté totalmente expuesto a los elementos, puedes elegir una instalación cubierta. Esto proporcionará algo de protección contra el sol y otros daños a causa del clima. La cubierta suele tener la forma de un toldo o una estructura con paredes de un estacionamiento en una instalación de almacenamiento. Una ubicación cubierta es un buen término medio entre aquellas en exteriores e interiores.
  • En interiores: Para una cobertura óptima, lo recomendable es una instalación en interiores. Esto ayudará a proteger a tu carro de daños a causa del clima. Si tienes un carro clásico o muy caro podrías, incluso, buscar una unidad con control de temperatura. Si bien la opción en interiores es la más cara, te dará más tranquilidad saber que tu carro estará en las mismas condiciones cuando lo vuelvas a conducir.

Cómo preparar tu vehículo

Estas tareas pueden ayudar a proteger mejor el interior y exterior de tu vehículo antes de dejarlo en un almacenamiento de larga duración.

  • Añade un estabilizador de combustible a un tanque lleno y conduce por 30 a 40 millas.
  • Cambia el aceite y llena el líquido de freno, líquido del limpiaparabrisas y anticongelante.
  • Saca las bujías y rocía aceite a los cilindros para evitar la oxidación.
  • Limpia tu vehículo, ponle cera al exterior y acondiciona el tapizado para prevenir grietas.
  • Limpia la batería con un trapo y desconecta el cable negativo. O compra un cargador de batería.
  • Libera el freno de mano para prevenir que se fusione con los rotores —en cambio, usa un calce o un tope para llantas.
  • Agrega 10 libras de presión a las llantas para evitar que pierdan aire. O remuévelas todas y pon tu vehículo sobre bloques.
  • Cubre cualquier apertura, tal como el tubo de escape, ventilaciones en la consola o los huecos en el motor, para evitar que los bichos se alojen ahí.
  • Cubre el vehículo con una funda a prueba de intemperie de alta calidad si almacenas al aire libre o una funda ligera de tela si estás almacenando en interiores.

Seguro de almacenamiento de carros

Cuando tu vehículo no está todo el año en la carretera, podrías considerar un ajuste a tu seguro mientras está almacenado para ahorrar dinero. Por lo general, si tu vehículo está almacenado por 30 días o más, podrías suspender las coberturas de responsabilidad civil y contra choques, y solamente mantener una cobertura amplia.

La cobertura amplia paga la reparación o reemplazo de un vehículo cubierto que haya sido robado o dañado por causas que no sean choques o volcaduras. Los daños cubiertos podrían ser los provocados por viento, fuego, granizo o vandalismo, por nombrar algunos.

Podrías notar una disminución de tu prima si eliges quedarte solamente con seguro de cobertura amplia porque estarías pagando solo por una cobertura. Ten en cuenta que si todavía estás pagando tu carro, tu prestamista podría exigirte que tengas tanto cobertura contra choques como cobertura amplia durante la vigencia del préstamo. Siempre investiga antes de realizar cualquier cambio en tu póliza. Habla con tu agente para asegurarte de tener la cobertura de seguro apropiada, ya que tu compañía de seguros podría tener ciertos requisitos para este tipo de cambio de póliza.

¿Puedo cancelar mi póliza mientras mi carro está almacenado?

Cancelar tu póliza podría parecer una buena idea, pero las pólizas canceladas pueden crear una brecha en la cobertura. Esto posiblemente podría ponerte en una categoría de alto riesgo con tu aseguradora. Y tu carro no estará protegido: cualquier costo por contratiempos que pudieran ocurrir mientras tu carro esté almacenado saldrá de tu propio bolsillo. Además, si todavía estas pagando el préstamo del carro, es posible que tu prestamista requiera que tengas cobertura contra colisiones y cobertura amplia durante el plazo del préstamo.

Sacando tu carro del almacenamiento y de regreso a la carretera

Antes de salir a la carretera, asegúrate de preparar tu carro para ese primer viaje. Aquí hay algunas cosas que debes recordar:

  • Revisa todos los líquidos, asegurándote de que no haya habido fugas mientras estuvo guardado. Con una linterna, revisa el piso debajo del carro en busca de cualquier fuga que haya podido ocurrir.
  • Si retiraste las llantas, vuelve a instalarlas. Si las dejaste puestas, y antes de que manejes el carro, revisa la presión de las llantas mientras todavía estén frías. También busca cualquier cambio en la llanta: banda de rodamiento delgada, protuberancias o desgaste.
  • Si se desconectó la batería, asegúrate de revisar cualquier corrosión en los terminales y luego vuelve a conectar la batería asegurándote de que todas las conexiones estén apretadas. Luego revisa la carga de la batería.
  • Si cubriste alguna abertura antes de guardar tu vehículo, recuerda destaparla antes de arrancar el motor. Busca cualquier señal de animales o nidos que pueda haber en el tubo de escape, bajo el capó o en cualquier otra abertura.
  • Antes de salir en ese primer recorrido, arranca el motor y déjalo estacionado en ralentí por un corto tiempo.
  • Si has guardado tu carro por un período prolongado y solo tienes seguro de cobertura amplia, deberías asegurarte de comunicarte con tu agente para restablecer la cobertura de responsabilidad civil y cualquier otra cobertura que hayas retirado antes de manejar el vehículo.

Es mejor hablar con tu agente para revisar tus opciones antes de almacenar tu carro o cambiar tus coberturas.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.

State Farm Mutual Automobile Insurance Company
Bloomington, IL

State Farm Indemnity Company
Bloomington, IL

State Farm County Mutual Insurance Company of Texas
Richardson, TX





También importante

Sencillos consejos para comprar y mantener un carro

Sencillos consejos para comprar y mantener un carro

Ya sea en la carretera o en el garaje, hay cosas sencillas que puedes hacer para reducir el riesgo de choques, averías y robos.

Mantenimiento del carro que puedes hacer tú mismo

Mantenimiento del carro que puedes hacer tú mismo

Algunos tipos de mantenimiento del automóvil se pueden hacer en casa para combatir los costos de reparación del automóvil que siguen en aumento. Aquí tienes algunos que puedes hacer tú mismo.

Artículos relacionados

Los pros y los contras de las llantas Run Flat

Los pros y los contras de las llantas Run Flat

Las llantas Run Flat son llantas de vehículos diseñadas para resistir los efectos causados al desinflarse por perforación. Pero antes de salir a comprar un juego de estas llantas, considera tanto los pros como los contras.

Mantenimiento, seguridad y cuidado de las llantas

Mantenimiento, seguridad y cuidado de las llantas

Sí, necesitas aprender cómo cuidar tus llantas. Estas seis simples cosas que hay que hacer solo toman unos minutos.

Consejos importantes para cuidar tu carro en el invierno

Consejos importantes para cuidar tu carro en el invierno

Mantén tu carro funcionando sin problemas en los meses de invierno y evita daños a largo plazo con estos consejos para el cuidado del carro.