Consejos para el almacenamiento de motos de nieve

Consejos para el almacenamiento de motos de nieve

Man standing outside, adding fuel to his snowmobile.

Cuando llega el momento de guardar tu moto de nieve para el verano, aquí tienes algunas cosas que puedes hacer para ayudar a protegerla y prepararla para la siguiente temporada. Recuerda comprobar el manual del propietario donde puedes encontrar consejos específicos para guardar tu moto de nieve.

Cosas a tener en cuenta antes de almacenar la moto de nieve

  • ¿Dónde almacenarás tu moto de nieve? ¿Tienes un garaje, un cobertizo u otro lugar?
  • ¿Cuánto estás dispuesto a gastar para almacenar la moto de nieve?
  • ¿Puedes preparar tú mismo tu trineo para el almacenamiento o necesitas llevarlo a que le hagan mantenimiento?

Preparando las motos de nieve para el almacenamiento de verano

  • Comunícate con tu agente de seguros para revisar tu historial de manejo y para asegurarte de que tienes la cantidad correcta de seguro para motos de nieve.
  • Haz cualquier reparación necesaria.
  • Limpia, encera y engrasa tu moto de nieve para ayudar a prevenir la corrosión.
  • Existen dos maneras de tratar el sistema de combustible: drena el tanque de combustible o llena el tanque y agrega un estabilizador de combustible. Consulta tu manual del propietario para ver las recomendaciones del fabricante.
  • Nebuliza el motor. Comprueba en tu manual del propietario la manera correcta de hacer esto para tu trineo en concreto.
  • Después de nebulizar el motor, puedes drenar el combustible del carburador.
  • Limpia o reemplaza el filtro de aire.
  • Quita la correa de transmisión y colócala sobre una superficie plana.
  • Limpia y lubrica el chasis con una grasa para todas temperaturas.
  • Rocía un aceite liviano sobre las superficies que sean totalmente de metal descubierto y agrega grasa a todos los alemites.
  • Cubre todas las aberturas, como los conductos de escape, de entrada y de refrigeración, para prevenir que entren la humedad y los bichos.
  • Quita la batería y guárdala en un lugar fresco y seco. Considera el cargarla una vez al mes.
  • Guárdalo en un lugar seco y, si es posible, levanta el trineo del suelo. Si lo recomienda el fabricante, reduce también la tensión de los rieles.
  • Cubre tu moto de nieve con una tela transpirable.

Antes de sacar tu moto de nieve fuera del almacenamiento para volver a los caminos otra vez, asegúrate de hablar con tu agente de seguros para cerciorarte de tener el seguro de motos de nieve correcto, como la cobertura que ofrece State Farm®.