Oportunidades de voluntariado para los niños

Oportunidades de voluntariado para los niños

People lifting up a wooden wall frame together

Hacer voluntariado en familia puede ser una excelente manera de inculcar un espíritu generoso desde una temprana edad y de marcar juntos una diferencia. Sigue estos pasos para generar ideas de voluntariado para los niños y ayudarlos a aprender cómo ayudar a los demás.

Paso 1: Descubre sus intereses

Animales, aves, edificios, la cocina: Los niños suelen tener amplios y diversos intereses y esa es la mejor manera de capturar y cultivar su espíritu de voluntariado. Encuentra algo por lo que sientan pasión y úsalo como base. Por ejemplo, si los animales despiertan su interés, un albergue o refugio local sería una buena opción. Si les encanta la cocina, eso podría ser canalizado hacia ayudar en un despensa de alimentos local.

Paso 2: Investiga

Cuando los niños hayan delimitado un tema, ayúdalos a aprender más acerca de los asuntos que lo rodean. Tu objetivo es ampliar su perspectiva más allá de las paredes de su hogar, para que puedan entender a otras personas, lugares, culturas y asuntos.

Paso 3: Encuentra una conexión local

Claro, puedes encontrar una organización caritativa nacional o global que encaje con los intereses de tu niño, pero también puedes buscar un grupo ecológico local que esté activo y visitar un área natural que ellos hayan ayudado a proteger. Esa es una buena manera de ayudar a tus hijos a ver por si mismos cómo el voluntariado impacta directamente al mundo que los rodea. Neighborhood of Good® puede ayudarte a encontrar oportunidades de voluntariado en tu área o puedes donar a tu despensa de alimentos local, marcando una diferencia para las familias necesitadas.

Paso 4: Escoge un compromiso: de corto plazo o de forma continua

Cuando hayas identificado una conexión local, trabaja con tus niños para determinar cómo ellos pueden contribuir, ya sea por una sola vez o como una actividad continua. Por ejemplo, puede que un parque local esté llevando a cabo un día de limpieza, o podrían disfrutar de leer o jugar con residentes de asilos de ancianos, una vez a la semana.