Propiedad Y Vivienda
Estar ahí para lo que importa

Seguro de propietarios de vivienda y ahorros

Más propietarios de vivienda nos eligen por encima de cualquier otra aseguradora. Haz cambios para proteger tu vivienda y a tu familia. Además, ahorra dinero al tener una póliza de seguro de vivienda y de automóvil con State Farm®.

Obtén una cotización de seguro de propietarios de vivienda

Conoce tu cobertura de seguro para propietarios de vivienda

¿Qué está cubierto?

El seguro de propietarios de vivienda podría cubrir pérdidas de propiedad cubierta causadas por:*

  • Clima: Tormentas, incendio, viento, granizo, rayos, heladas, peso del hielo, nieve o aguanieve
  • No causadas por el clima: Robo, vandalismo, disturbios, aeronaves y vehículos
  • Repentinas/accidentales: Agua de la tubería, rotura/desborde de los sistemas de calefacción o de refrigeración, corriente eléctrica generada artificialmente

* Por favor, consulta tu póliza para una lista completa de la propiedad cubierta y pérdidas cubiertas.

Divulgaciones

Los descuentos, pólizas, programas y su disponibilidad varían por estado y requisitos de elegibilidad.

Esta información contiene sólo una descripción general de coberturas y no es un contrato. Los detalles de coberturas o límites varían en algunos estados. Todas las coberturas están sujetas a los términos, disposiciones, exclusiones y condiciones de la póliza misma y de cualquier endoso.

Las ofertas de descuento en productos para seguridad en el hogar no están disponibles en todos los estados y podrían requerir una póliza elegible de automóvil o vivienda de State Farm. Las ofertas de descuento no están disponibles en Alaska, New York, North Dakota, Pennsylvania o South Dakota. Los clientes de State Farm en Indiana y North Carolina deben tener una póliza de automóvil de State Farm para ser elegibles para la oferta de descuento. Las ofertas de descuento sólo están disponibles en los Estados Unidos. Los productos y servicios son ofrecidos por terceros y State Farm no garantiza la comercialización, la aptitud ni la calidad de los productos y servicios de terceros.